martes, 20 de abril de 2021 | 9:07 PM

Denuncie a su chavomadurista favorito

El relanzamiento de tal idea o imperativo categórico a cargo de todo demócrata venezolano, ha tomado nuevos bríos, a raíz de dos episodios de las últimas semanas.

El relanzamiento de tal idea o imperativo categórico a cargo de todo demócrata venezolano, ha tomado nuevos bríos, a raíz de dos episodios de las últimas semanas.

@omarestacio

Suma adeptos la elaboración de una guía o manual, que adiestre a los interesados en detectar, acopiar evidencias incriminatorias, denunciar y hasta colaborar en las capturas de narcochavomaduristas, no importa el sumidero en que se escondan en país extranjero.

El relanzamiento de tal idea o imperativo categórico a cargo de todo demócrata venezolano, ha tomado nuevos bríos, a raíz de dos episodios de las últimas semanas. Primer Episodio: La llamada “Prohibición Khashoggi” (27 de febrero 2021) novísima política de restricción de visas adoptada por el gobierno del señor Joseph Biden, contra los violadores de derechos humanos y sus parentelas extendidas, no importa la jurisdicción donde hayan cometido sus crímenes aberrantes. En cuanto al segundo acontecimiento propulsor de la susodicha idea o imperativo categórico, nos referimos a la sentencia del Tribunal Superior de Coblenza, Alemania (24 de febrero 2021) contra Eyad al Gharib, acusado de cooperador en torturas ejecutadas en Siria contra opositores al desgobierno de ese país. Anwar Raslan, paisano de Gharib, aguarda sentencia de los mismos tribunales alemanes, no como cooperador, sino como ejecutor de cuatro mil casos de tortura y 58 asesinatos. Un “angelito” tipo el generalote González López del Sebin. Los pronósticos para tal especie de felones no son nada halagüeños.

Aunque en materia sancionatoria rige el principio según el cual, la pena no debe trascender la persona del penado, la “Prohibición Khashoggi” presume que todo familiar de bestias depravadas, como las comentadas, representa peligro contra la seguridad de EE. UU. En cuanto al caso de los ciudadanos sirios arriba referidos, los tribunales alemanes no han hecho más que corroborar la posibilidad de castigar crímenes atroces, por cualquier juez del Planeta, más allá del lugar donde se hayan perpetrado.

El cronista, en lugar de escracharlos, a gritos, por muy opulenta que sea la vida que se estén dando en el extranjero los felones narcochavomaduristas, siempre se ha decantado por un escrache, menos social y más administrativo. O jurídico.

En EE. UU., al lado de la “Prohibición Khashoggi”, existe un corpus normativo y un aparato institucional que la complementan. Si en ese país se residencia un violador de DD. HH. o sus familiares cercanos o lejanos, usted o cualquier persona poseedora de la información, puede denunciarlos ante el U.S. Immigration and Customs Enforcement, ICE, Homeland Security Investigations, HSI, a través de la línea especial, 866-DHS-2-ICE (866-347-2423) o, también, delatarlos ante la Unidad contra Violadores de DD HH y Crímenes de Guerra, correo electrónico, HRV.ICE@ice.dhs.gov.

En anterior crónica, les habíamos informado a los amables lectores el sistema de delaciones premiadas, existente en EE. UU., para casos de delitos de naturaleza económica, no solo cometidos en ese país, sino cometidos en el extranjero (corrupción, legitimación de capitales, evasión fiscal, de delincuencia organizada). De cuando en cuando, iremos suministrando material adicional, para que cada cual denuncie, en EE. UU., Alemania o en otro confín del Planeta, al narcochavomadurista de su predilección.

Mientras Venezuela vuelve a ser país.

Más del autor

Hay fuego en “Tazón”

El martes pasado fue saqueado un transporte de cerveza que transitaba por la llamada “Bajada de Tazón”, puerta de entrada y salida occidental de nuestra amada, Caracas. La gandola, perdió los frenos, en su carrera loca terminó por volcarse y su preciada carga, esparcida por la vía pública. | Foto cortesía

Denuncie a su chavomadurista favorito

El relanzamiento de tal idea o imperativo categórico a cargo de todo demócrata venezolano, ha tomado nuevos bríos, a raíz de dos episodios de las últimas semanas.

Cipaya, entre otras cosas

El estado Apure es tan solo muestrario de los jirones de nuestra soberanía, repartidos a dentelladas entre las FARC, el ELN, el fundamentalismo musulmán, nuevos amos territoriales de lo que, alguna vez, fue Venezuela.

Verborrea legislativa

34 proyectos de leyes mal escritas y de la peor uva, que una vez sancionadas, ellos mismos se apresurarán a violar y canibalizar. El cronista, en lugar de verborrea, tuvo la tentación de calificar de diarrea tal incontinencia parlamentaria y de coprófagos compulsivos, a sus promotores.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Jefe con cochocho: proclama en la Guayana de 2021

El mandador ya no disimuló más su catadura primitiva con el pretexto de hacer cumplir las ordenanzas sanitarias. Es el típico castigo de cuartel. | Foto William Urdaneta

Tibisay y su dolor ecuatoriano

La que amaneció “con cierto dolor en el Ecuador” porque no ganó el candidato-títere de Rafael Correa no se le mueve una fibra de su cacareada sensibilidad socialista por el daño que ella misma le ha infligido al pueblo venezolano. | Foto cortesía

Otras diez preguntas sobre literatura del estado Bolívar

Te traemos otras diez preguntas que pondrán a prueba tus conocimientos acerca de la literatura del estado Bolívar. Quizás no importe tanto la cantidad de aciertos que tengas, sino que finalmente logres hacer conciencia de la rica y variada literatura de nuestra región. Recuerda: solo se ama y se defiende lo que se conoce. | Foto cortesía

Sobre las vacunas: una carta a Nicolás Maduro Moros

Se está muriendo gente valiosa, señor Maduro, tanto de los que lo apoyan a usted como los que no lo apoyan. Analice las cifras del sector salud y olvide por un instante las rivalidades políticas. | Foto William Urdaneta

Un mundo paralelo

Cuando se trata de proporcionarse el mayor bienestar, los de la cúpula no tienen ningún límite. Se lo dan todo con el dispendio y el boato con el que lo hacía Nerón. | Foto EFE

Hay fuego en “Tazón”

El martes pasado fue saqueado un transporte de cerveza que transitaba por la llamada “Bajada de Tazón”, puerta de entrada y salida occidental de nuestra amada, Caracas. La gandola, perdió los frenos, en su carrera loca terminó por volcarse y su preciada carga, esparcida por la vía pública. | Foto cortesía