domingo, 19 de septiembre de 2021 | 6:29 PM

De cómo se autoliberó Leopoldo López

López acató la orden de aprehensión en su contra consciente de la arbitrariedad para dar ejemplo de respeto a la ley, de valor personal, de auctoritas. Sólo que a sus secuestradores les importa un rábano lo legal, lo cívico, lo moral, lo decente ni lo indecente.

@omarestacio

Al final, Leopoldo López, se largó para reencontrarse con su familia en España y agregarle caballos de fuerza al cese de la narcotiranía. Hay que evitar los términos que se presten a equívocos. López, no fue preso, sino secuestrado. Tampoco se fugó, huyó, ni se escapó. Las anteriores expresiones pueden ser válidas en lo semántico pero, pecan por genéricas. Se autoliberó, es la palabra precisa.

La de no permitir que lo secuestren, es la primera obligación del potencial secuestrado. La segunda, escabullírseles a sus secuestradores para el caso que la felonía se perpetre. López, fue un atrapado socrático. Practicó la mayéutica carcelaria del ateniense. Acató la orden de aprehensión en su contra consciente de la arbitrariedad para dar ejemplo de respeto a la ley, de valor personal, de auctoritas. Solo que a sus secuestradores, les importa un rábano lo, legal, lo cívico, lo moral, lo decente ni lo indecente. El Manual de Urbanidad y Buenas Costumbres, de Manuel Antonio Carreño los pone anafilácticos. Si se les muere un preso, porque a los esbirros se les pasa la mano, el narcotirano, ni se disculpa, sino que lo celebra por la TV bailando salsa con su mujer.

Cualquier evento, fortuito o previsible, telúrico o por la mano del hombre, precipitado o tardío, le sirve de motivo a la narcotiranía para reprimir, choricear, delinquir, para ratificar su incompetencia, para reiterar la mala uva de sus integrantes.

La ineptitud rampante en el caso de la evasión de López, por tomar uno, entre millares de ejemplos. Pretexto, para encarcelar varios colaboradores del autoliberado, insultar al embajador de España, renegar del pasado colonial de esta última. La autoliberación de Leopoldo López además de reprimir, les ha valido para robar, verdadero ethos roboLucionario. Ya se contabilizan decenas de hurtos de, computadoras, celulares, automóviles, enseres del hogar, alhajas, prendas de vestir nuevas o hasta usadas, artículos de tocador, medicinas, dólares en efectivo, en medio de la práctica de numerosos allanamientos, aparte de las “siembras” de estupefacientes ilícitos y armas de guerra, para prefabricar delitos rocambolescos terrorismo, traición, con varios etcéteras, contra el periodista Roland Carreño y varios colaboradores más, de Leopoldo López.

¿Sagrado el hogar? Lo fue en otro tiempo. Semanas atrás ya habían requisado la residencia de la señora Isabel Capriles, Caraballeda, Vargas, herencia de su abuelo, para entregársela a un generalote, que ahora la tiene de garçoniere de fin de semana ¿Delito de la dama? Hija de Ledezma, exalcalde opositor. La vieja casona de la familia del poeta, disidente y exiliado, Gustavo Tovar Arroyo, Los Chorros, Caracas, la misma medicina: ocupada por unos facinerosos con el remoquete de colectivos y el modesto guachimán de la residencia ¡Pa’l calabozo, carrizo por dos años! Al militar Rodríguez Torres, caído en desgracia con el narcotirano, además del carcelazo en condiciones infrahumanas, le fue invadido su apartamento por un sapo castrocubano, que, sin aviso y sin protesto, echó a la calle a la mujer del preso, con la ciencia y complacencia del generalote, Madrino.

Por las buenas no le fue suficiente, a Leopoldo López, por lo que tuvo que autoliberarse por las menos buenas. Igual tendremos que hacer los venezolanos, pero por las peores.

 

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

“El Coqui” pa’ México

Y si el hombre de la comida pútrida no se presenta por inasistencia muy justificada, digamos su próxima gira por los juzgados del sureste de Miami, seguro que le envían a “El Coqui” de primer suplente. Porque esas oportunidades no se presentan todos los días.

¿Qué sigue en el caso de Alex Saab?

Nunca habíamos visto una danza de tantos millones de dólares, en procura de la libertad, de quien ni es un mártir por la humanidad, ni luminaria del rock, estrella del deporte, ni un Bill Gates o Jeff Bezos, sino el supuesto testaferro de un corrupto muy desvergonzado.

Museo del Deshonor Nacional

Inmortalizar la épica de la chapuza que autoseatribuyó el remoquete de Revolución Bolivariana, no exige ni el esfuerzo, ni la genialidad de obras como la referida. Una cosa fue la sublevación, que condujo a nuestra emancipación y otra, el detritus de unos chafarotes.

A los narcochavistas, no los jubila el fracaso

Lo comprobamos con el pretendido “enroque” ministerial de la semana pasada, en Venezuela. Las mismas caras, con diferentes botines.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

La triste mirada de los niños de la calle

Muchos de aquellos niños que hicieron brotar las promesas de los revolucionarios en 1999 fueron a parar a las ergástulas socialistas, los asesinaron por estas calles, o por la exclusión y el hambre huyeron de este territorio hostil. | Foto Archivo Correo del Caroní

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta

México: ¿Negociación o capitulación?

En buena hora y enhorabuena, sobre la marcha de los acontecimientos, los jefes parlamentarios más importantes de Occidente, desde afuera, le han dado su respaldo a la Plataforma Unitaria e intimado a Maduro.

Punto crucial de no retorno

No es casual el éxodo de más de seis millones de compatriotas en pocos años, la dispersión familiar y el crecimiento, dentro del territorio, del crimen organizado y la atomización del bandidaje en todo el país.