domingo, 19 de septiembre de 2021 | 7:26 PM

Con motivo del Día del Niño, luces en medio de la oscuridad

Yo aprovecho el día para recordar que, según nuestras leyes vigentes, los derechos de los NNA son Prioridad Absoluta -así con mayúscula- pero también aprovecho para compartir algunas velitas en medio del apagón con las que me tropiezo.

¿Qué sentido tienen recordar o celebrar el Día del Niño en un país en el cual los derechos de la NNA son violados permanentemente y con todos los indicadores de protección y desarrollo para atrás?

Yo aprovecho el día para recordar que, según nuestras leyes vigentes, los derechos de los NNA son Prioridad Absoluta -así con mayúscula- pero también aprovecho para compartir algunas velitas en medio del apagón con las que me tropiezo.

Vamos a Maracaibo, la ciudad del sol amada pero aparentemente odiada por sus gobernantes. Esta semana se inició el Plan Vacacional Mi amigo el Tucán, programa que cada año, desde hace 13, el Centro de Formación e Investigación de Fe y Alegría ofrece a sus vecinitos, esos mismos niños y niñas que asisten con regularidad a las actividades de la biblioteca de la sede central de Fe y Alegría en la ciudad.

“Los niños venían felices -cuenta Jeniree- tendremos cuenta cuentos, pintura, teatro” y nos manda fotos para compartir los rostros llenos de sonrisas. Unos 70 pequeños que están siendo atendidos por los compañeros, que dejan de dejan de ser investigadores, formadores de maestros y estudiantes y se transforman en recreadores. También se les ofrece una merienda a los participantes. Los jóvenes de Huellas cooperan animando con perseverancia a pesar de las dificultades. Estoy segura que habrá parroquias católicas, evangélicas, escuelas que harán un esfuerzo otra vez este año y abrirán sus puertas para que los niños y niñas tengan una alternativa sana de recreación y hasta de alimentación este año tan difícil.

Pasemos ahora a Barquisimeto. Todos sabemos -o debiéramos saber- que la desnutrición gana terreno en el país. Lea usted el último informe de la FAO – ya no hay premios para Venezuela sino primero puestos de riesgo para la población venezolana- y añada los informes de Cáritas y la Fundación Bengoa, por mencionar algunos. Pero no tiene caso sólo rumiar los datos. Algo hay que hacer. Pues la Fundación Esperanza Activa, esa activísima organización animada por el artista plástico larense Jesús Pernalete Túa -mi primo adoptivo- hace unas semanas nos presentó su último hijo: Flor de Luz, una galleta terapéutica, elaborada después de estudios de pediatras nutriólogas -del equipo de la fundación- unido a la solidaridad de una empresa que generosamente pone a disposición de los niños sus instalaciones, y ha salido una galleta nutritiva, bien sabrosa, lo certifico, que supone que los 100 gramos de la “chuchería” contienen las calorías de un desayuno para un pequeño. Me contaba “mi primo” que estuvieron haciendo los ensayos en una escuela de Fe y Alegría vía Quíbor, acaban de hacer el pesaje de los chicos, que estuvieron consumiendo las galletas cada día por espacio de 2 meses, previa autorización de sus padres, y los resultados son muy buenos.

Imaginen usted lo que supone contar con esa galleta -Flor de luz- en esas escuelas en donde no tienen gas ni electricidad para cocinar, o en esos centros de paso para los migrantes que se van a países vecinos y requieren alimentarse unos días en los centros de paso…

Finalicemos recordando a los defensores de derechos de NNA, los agrupados en la Redhnna y los que no conocemos pero existen, que no se cansan: monitorean, atienden, denuncian, recuerdan, animan, asesoran… sin descanso. ¡No tiene precio! Y son velitas en medio del apagón.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

¿Epidemia sin vacuna?

El último informe sobre la violencia contra niños, hecho público por Cecodap, el OVV y la Redhnna, da cuenta de 3.738 menores que fueron víctimas mortales y de incremento de la violencia intrafamiliar. | Foto William Urdaneta

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

Si yo fuera a México          

Siguen las conversaciones en México entre representantes del gobierno y un sector de la oposición. Si yo pudiera estar en esa mesa ¿qué haría? ¿qué diría?

A favor de las mujeres y niñas   

La situación de Afganistán ha puesto sobre la mesa de manera urgente el tema de la opresión de la mujer y las niñas en pleno siglo XXI. En Venezuela no tenemos a los talibanes, pero también hay desigualdad, femicidios.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Venezuela en tiempos de Biden: una aproximación

El pragmatismo geopolítico del presidente de los Estados Unidos ante las amenazas internas y externas de su país, aunados a la creciente influencia de China el mundo y los intereses de Rusia, dibujan un nuevo ajedrez político global donde Venezuela no deja de ser preocupación.

Aunque me digan comeflor       

Nadie dice que vivir en Venezuela sea fácil. Sin embargo, hay elementos que animan, acciones que iluminan, pasos lentos que son pasos que abren en pequeño brechas. | Foto William Urdaneta

¿Es la nueva geometría del poder el fin del madurismo?

Los gobiernos locales son, al igual que el Gobierno nacional, gobiernos con autonomías reconocidas por la Constitución; situación que los pone al frente de las estrategias de luchas civiles y políticas en todo el país. | Foto William Urdaneta

La triste mirada de los niños de la calle

Muchos de aquellos niños que hicieron brotar las promesas de los revolucionarios en 1999 fueron a parar a las ergástulas socialistas, los asesinaron por estas calles, o por la exclusión y el hambre huyeron de este territorio hostil. | Foto Archivo Correo del Caroní

México: ¿Negociación o capitulación?

En buena hora y enhorabuena, sobre la marcha de los acontecimientos, los jefes parlamentarios más importantes de Occidente, desde afuera, le han dado su respaldo a la Plataforma Unitaria e intimado a Maduro.

Punto crucial de no retorno

No es casual el éxodo de más de seis millones de compatriotas en pocos años, la dispersión familiar y el crecimiento, dentro del territorio, del crimen organizado y la atomización del bandidaje en todo el país.