jueves, 24 de junio de 2021 | 11:07 AM

Cese de la usurpación

Debemos entender que mientras el régimen exista y Maduro siga al frente no hay ni habrá solución para ninguno de los problemas que nos aquejan. Todo se derrumba.

oalvarezpaz@gmail.com

Este será el primer paso en el esquema trazado desde la Asamblea Nacional según lo ratificado por sus voceros, especialmente por el presidente (e) Juan Guaidó. Iría acompañado con la designación de un gobierno de transición hasta la realización de unas elecciones generales, limpias, bajo la mirada y seguimiento de la comunidad internacional.

Venezuela entera ha comprendido y aceptado esta ruta. En el seno del pluralismo democrático hay distintas maneras de apreciar el proceso, pero no tengo dudas con relación a la unidad relativa a estos tres aspectos fundamentales. En mi opinión el cese de la usurpación, es decir, la salida de Maduro y el fin del nefasto régimen que desmorona a la nación, es básico para la tarea de construir el nuevo país que anhelamos. Debemos entender que mientras el régimen exista y Maduro siga al frente no hay ni habrá solución para ninguno de los problemas que nos aquejan. Todo se derrumba. La crisis está sobre diagnosticada. Basta con mirar el drama educacional cuando se está iniciando el año escolar, a todos los niveles. El deterioro de la planta física de escuelas, liceos e institutos de educación superior es dramático y está a la vista. Pero, peor que eso es la angustia existencial de los estudiantes junto a padres y representantes que no saben qué hacer ante la carencia de recursos para proveer lo mínimo, incluido el transporte. Estoy convencido que éste problema, así como el resto que todos conocemos, es consecuencia de una incapacidad altamente corrompida y, además, ideologizada en la dirección socialista-comunistoide que han tratado de imponer. Se trata de un nuevo fracaso de una ideología que murió hace rato, pero generadora de políticas capaces de hacer mucho daño.

Nos acercamos al final del drama. Quizás sintamos preocupación legítima por la lentitud del proceso de cambio y por falta de información veraz sobre muchas cosas que están sucediendo. Sin embargo, estamos cerca. Hay que prepararse para la confrontación final. De esto no saldremos “por las buenas”. Lo saben todas las partes, pero el tiempo se agota.

Para que nadie se equivoque con nuestra posición, a estas alturas y en las actuales circunstancias, rechazo cualquier esquema de “convivencia”, o de entendimientos que no signifiquen el fin radical de la situación. Todas las políticas tienen su hora. En el momento actual están agotados tanto el camino de las “negociaciones” o “conversaciones” medio misteriosas. Otra cosa son los posibles entendimientos más adelante para normalizar al país sobre la base de la justicia honestamente aplicada.

En mí es infinita la absoluta solidaridad con los presos, los exilados, los migrantes, los perseguidos y los acosados. Se trata de una de las motivaciones fundamentales que tengo para continuar en esta lucha.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/IlKCo7gVPIx2RQo4UGj1js
| https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

El Día del Padre

La familia ha sido la gran víctima de cuanto sucede. Cuando repetimos que alrededor de seis millones de compatriotas han emigrado debemos estar conscientes de lo que eso significa.

La destrucción avanza

El régimen sabe que la cuenta regresiva está en marcha. Aunque algunos piensen lo contrario adquiere pleno valor aquella vieja frase según la cual “lo bueno que tiene la cosa es lo mala que se está poniendo”. | Foto William Urdaneta

Respetar la voluntad popular

En una dictadura lo electoral es un valioso instrumento de los tiranos para mantenerse en el poder mediante el disimulo, el fraude y la conculcación de derechos fundamentales. | Foto William Urdaneta

Punto final al desmoronamiento

Más de dos décadas son suficientes. Pasamos de la dictablanda de los comienzos a la dictadura plena actual. A quienes de manera abierta o encubierta colaboran con la dictadura, les decimos que no hay secretos eternos. Todo se sabe o se sabrá en cualquier momento. | Foto William Urdaneta

¡Síguenos!

Notas relacionadas

De la familia alacrán y la sociedad socialista en Guayana

La era de Rangel Gómez en Guayana, primero en la CVG y luego al frente de la Gobernación del estado, es prueba del comportamiento sin brújula de las organizaciones opositoras ante el modelo chavista y de la acción contra el texto constitucional. | Foto William Urdaneta

Menos mal que Agustín Lara era feo

La vida amorosa de Agustín Lara está enraizada en lo orgánico, en los celos y la desconfianza, en la violencia del mundo lupanar, en su propio dolor, pero sobre todo y por qué no decirlo, para él la mujer fue ansia de exploración y búsqueda.

Corte Penal Internacional: Carpetazo avisado

La Corte Penal Internacional, CPI, es un órgano cuyo objetivo es asegurar que los más graves crímenes no queden impunes. No fue creada para deponer gobiernos. De hecho, tampoco ha depuesto ninguno.

Educación ambiental: una necesidad que se multiplica

San Francisco de Asís es el patrono de los ecologistas. Es buena oportunidad para hablar sobre la importancia de la educación ambiental en un país en donde el ambiente se está deteriorando de manera acelerada, con poca reacción de la sociedad.

Tenemos derecho a vivir en paz

En las últimas semanas, los habitantes de la parroquia de La Vega, oeste de Caracas, han sido afectados por la acción de bandas delictivas y de operativos de funcionarios. Tienen derecho a vivir en paz y no tienen ese derecho garantizado.

Las olas del feminismo  

Simone de Beauvoir sintetiza su propuesta teórica: “La mujer no nace, se hace”, que muchas generaciones han hecho suya, pero hoy es parte del dogma de la llamada ideología de género.