sábado, 27 de noviembre de 2021

Béisbol y esclavitud

Donald Trump, en abril de 2019, resolvió ponerle fin al acuerdo que permitía a los beisbolistas cubanos firmar contratos, directamente, con equipos de las Grandes Ligas.

Donald Trump, en abril de 2019, resolvió ponerle fin al acuerdo que permitía a los beisbolistas cubanos firmar contratos, directamente, con equipos de las Grandes Ligas.

@omarestacio

En abril de 2019, el presidente Donald J. Trump, resolvió ponerle fin al acuerdo que permitía a los beisbolistas cubanos firmar contratos, directamente, con equipos de las Grandes Ligas. El convenio revocado, suscrito en 2018 por iniciativa del presidente Obama, incluía el derecho de tal Federación a percibir “prima de traspaso” equivalente al 25%, de cualquier bonificación devengada por cada pelotero, una vez concretado su fichaje con equipo profesional de Estados Unidos.

La Major League Baseball, tiene con su equivalente de Japón, convenio similar al mencionado en primer término. Los peloteros japoneses no son elegibles como agentes libres sino después de sobrepasada determinada edad, pasantía de nueve años como jugadores y pago de su correspondiente “prima de traspaso”. Pero, en Japón, la beneficiaria de estas últimas es la referida liga, entidad totalmente controlada por particulares, mientras que la Federación cubana, por muy privada que se pretenda no es más que apéndice de la tiranía castrocomunista. De allí que, el pago de la “prima” en cuestión debe presumirse a favor del gobierno de Cuba y, por ende, en violación del famoso embargo o bloqueo, que pesa desde 1960.

En la revocatoria del señor Trump, además de esto último, privó la pésima reputación del gobierno castrocomunista en lo que se refiere al trato vejatorio que les dispensa a sus propios trabajadores en misiones en el extranjero. En un comunicado oficial, el alguna vez ministro de Economía de Cuba, José Luis Rodríguez, reportó que los ingresos en la Tesorería Pública por los servicios médicos prestados a terceros Estados, en el extranjero, promedian los US$ 11.543 millones anuales. Lo que no dijo el alto funcionario, fue que tal suma es producto del robo descarado, de más de las tres cuartas partes de los salarios de los trabajadores cubanos que faenan costa afuera.

Cuando a comienzos de la llamada Revolución Bolivariana, se anunció la suscripción de un fementido “Acuerdo Integral de Cooperación” firmado con el gobierno de La Habana, este cronista, advirtió que sus cláusulas configuraban esclavitud contemporánea en perjuicio de los galenos cubanos, enviados a Venezuela (Cfr. “El Universal” 6 de noviembre de 2000,

Carecía de sentido, acotamos, estigmatizar, de ninguna forma, ni a un solo trabajador-esclavo víctima de tal trata. Lo pertinente era denunciar, como lo hicimos varias veces, la práctica que a la postre, ambos gobiernos felones, adoptaron como política de Estado.

Dos Relatorías Especiales de Naciones Unidas, la primera, sobre las Formas Contemporáneas de la Esclavitud y, la segunda, Sobre la Trata de Personas, tardaron 19 años -hasta noviembre de 2019, exactamente- en documentar lo que siempre estuvo a la vista. La consabida molicie de casi todo integrante del servicio exterior es historia que relataremos en otra oportunidad.

Más reciente, un juez federal afirmó la jurisdicción de los tribunales de Estados Unidos para dirimir la demanda que por alrededor de US$ 72 millones, intentó un grupo de trabajadores de la salud, cubanos, contra la Organización Panamericana de la Salud, OPS, por su presunto papel en la esclavización y tráfico humano entre 2013 y 2018.

El mencionado ente multilateral, se prestó como “tapadera” o mamporrero, en “Mais Médicos” un programa tan espurio como el “Acuerdo Integral de Cooperación”, antes referido, por medio del cual se sometieron a la esclavitud más ominosa a alrededor de cinco mil trabajadores cubanos de la salud, enviados a Brasil.

La revocación del aludido acuerdo entre las Ligas Mayores de EE. UU y la Federación de Béisbol de Cuba, más la abominable práctica del gobierno de la Isla de convertir en mano esclava su propia fuerza laboral, me vienen a la memoria, ahora, que del “Campeonato Mundial de Béisbol Sub-23” que se celebra en México, desertaron -o más bien, se autoliberaron- siete peloteros del seleccionado de Cuba. Pero las autoridades de esta última han descubierto que tales evasiones no fueron a causa de sus prácticas represivas, ni de su colosal fracaso económico, ni que sus ciudadanos no vislumbren futuro, ni a su impúdico esclavismo. Descubrieron, sencillamente, que el culpable de la mencionada estampida de peloteros es mister, Trump. Lo de siempre, porque los culpables de todo lo malo, que ocurre en los gobiernos narcocomunistas, son el imperialismo y los imperialistas.

Más del autor

Qué sigue en los juicios contra Carvajal y Saab

Malos augurios, para la cúpula de los desgobernantes de Venezuela por los comprometedores secretos guardados, hasta ahora, por Carvajal y de Saab.

Observación electoral de la UE: Coludida y chucuta

Esperamos que la mencionada avanzada de turistas del voto, levanten acta, que el coludido árbitro electoral no adoptó la más mínima medida para implementar el censo y sufragio de votantes desplazados y refugiados que, en el presente, sobrepasan los seis millones de venezolanos.

De US$ 320 millones, en adelante, el sobreprecio con las “vacunas” cubanas

El oligopolio, las imposiciones de renuncia a las soberanías, el secretismo más hermético, han sido algunas de las herramientas de las trasnacionales a la hora de condiciones vejatorias a los Estados urgidos de los antivirales. La confidencialidad, por ejemplo.

Prohibidos los padrinos

Un equipo designado por la Vicaría General que detenta monseñor Genchi, en Catania, Sicilia, después de rigurosas investigaciones, determinó, que los compadrazgos en lugar de acercar, alejan a los cristianos, de la Fe, en específico del quinto y del séptimo Mandamiento.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

La libertad en la era digital

El acceso ilimitado a datos instantáneos (5G) por las gentes, significan lo que otras generaciones recibían como información durante centurias. Todo comienza a estar conectado con todo.

El 22: necesidad de encontrarnos

Necesitamos lugares de encuentro, extender las manos, escucharnos, cooperar unos con otros, unirnos para resolver y para exigir a quienes tengamos que exigir.

Y después, el extenso Bolívar de pasaporte al futuro

No podemos pretender que con los espejismos de la centralización política o de intentos de líderes con pie de barro podamos lograr la construcción del programa del futuro del estado Bolívar. | Foto William Urdaneta

Ilusos, fracasados o zánganos

Quienes hoy aún creen que el socialismo es la solución, o son unos ilusos que esperan por lo que no va a suceder, o son unos fracasados que quieren que los demás fracasen, o son unos zánganos que se aprovechan del sistema... en ningún caso, algo bueno o deseable.

Venezuela en la etapa final

Por una temporada debemos poner de lado todo lo electoral. Eso será de primera importancia cuando existan condiciones mínimas para que el pueblo pueda pronunciarse en libertad. No sucederá en dictadura como la actual.

Roja casta filotiránica

Quién podría imaginar que los más crueles dictadores contarían con la complicidad e incondicionalidad de pensadores, escritores, creadores, académicos, políticos, artistas y demás fauna socialcomunista.