lunes, 26 de julio de 2021 | 9:07 PM

Perú, Cuba y el oscurantismo

El comunismo ha sido reflotado en virtud de la convergencia intertropical, moscovita y china que ha dejado en nuestro continente sus efectos irreversibles. | Foto cortesía

El comunismo ha sido reflotado en virtud de la convergencia intertropical, moscovita y china que ha dejado en nuestro continente sus efectos irreversibles. | Foto cortesía

Latinoamérica se hunde en el pantano comunista, país a país. Cada vez que hay elecciones en alguna de las naciones que conforman nuestro continente, los nervios se alteran frente a los inciertos procesos y a los imponderables y sospechosos resultados. Es que la confianza en las autoridades electorales se esfuma elección tras elección. Porque aquellas no buscan fortalecer la democracia a través de la institución del voto, sino que tienen como objetivo esencial satisfacer las exigencias de los dueños del poder. A quienes responden, incondicionalmente, al formar parte de entramados ideológicos:  cadenas irrompibles que los atan a cogollos y macollas.

El comunismo funciona como una secta mafiosa que se apoya en todo lugar y circunstancia. Una elección es hoy para los camaradas una oportunidad para encontrarse y mostrarse. En especial si hay dólares para financiar ese turismo comicial, al que se han acostumbrado y que ha sustituido la lucha armada para la toma del poder. Perú fue el último destino que congregó a socialcomunistas de todo pelaje, para catapultar a la presidencia a Pedro Castillo.

Colectivos de chulos y paganinis se unieron a los de Sendero Luminoso, a maoístas, estalinistas, castristas, mariateguistas para hacer causa común, y enarbolar la bandera roja de la hoz y el martillo en la tierra de Vargas Llosa. Quién puede dudar que entre los financistas están Xijinpin, Putin, el Foro de Sao Paulo, el Grupo de Puebla, el ALBA y otros, que llegaron con sus chequeras repletas de dólares, para darlo todo por la expansión del comunismo en América Latina. Lo que significa exhumar la tradición ideológica bolchevique de La Comintern, presente en el imaginario comunista, que no ha dejado de “formar” sus cuadros, allí donde pise y respire un camarada.

El comunismo ha sido reflotado en virtud de la convergencia intertropical, moscovita y china que ha dejado en nuestro continente sus efectos irreversibles. Palabreja que caracteriza la jerga de la socióloga-violoncelista Tibisay Lucena Ramírez, experta en electoralismos y otras (in)disciplinas, afines a todo tipo de fraudes asociados al voto.

Como coach de la trampa y el timo electoral, estuvo de cuerpo presente en varias de las etapas del proceso electoral peruano. Si bien no perpetró el triunfo inmediato e “irreversible” de Pedro Castillo, su intervención fue decisiva para sembrar demasiadas dudas en torno a la transparencia de unas elecciones que han sido objeto de cientos de denuncias de diferentes calibres. Que van desde la presión y el chantaje de Sendero Luminoso y del PC entre los peruanos de las zonas rurales y marginales, hasta el voto de un gran número de muertos que sufragaron por Castillo, y muchachos de 12 años que aparecen como responsables de mesas en centros de votación.

Lo cierto es que todavía la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) no ha podido proclamar al ganador de la segunda vuelta. Mientras tanto el caldo se hace vez más morado, como también les gusta a los comunistas españoles de Podemos. Esos que no se pierden un sarao comicial: antes, durante y después de las elecciones. Para lo cual cuentan con su empresa capitalista -Neurona- especializada en todo cuanto se requiere para cantar victoria comunista en América Latina, cueste lo que cueste. Pero de nada les sirvió en Madrid, donde Isabel Díaz Ayuso obtuvo un triunfo clamoroso, y provocó la dimisión como vicepresidente del macho alfalfa, como bien califica Federico Jiménez Losantos a Pablo Iglesias Turrión, quien derrotado cruzó el charco para lamer sus heridas, seguramente, en Perú.

Mientras esperamos lo de Perú con el alma en vilo, se producen las multitudinarias protestas en Cuba: una enorme sorpresa para comunistas y adoradores de Fidel en el planeta y sus adyacencias. Ni en mis mejores sueños había experimentado semejante felicidad. Pero lo vimos y los tiranos no pudieron evitarlo. Eso nos mantiene firmes en la esperanza e irreductibles en nuestras posiciones libertarias y democráticas. Porque debilitado el oscurantismo castrocomunista no podrán evitar que sus colonias en el continente recuperen la luz de la civilidad.

Agridulces

El Koki, el Vampi y el Galvis amenazan con “picar” a los periodistas Román Camacho y Daniel Quintero por informar sobre sus crímenes en la Cota 905. Territorio donde reinan estos delincuentes: dueños de quienes allí habitan y hasta del aire que respiran. Hecho en socialismo, por cierto.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/IlKCo7gVPIx2RQo4UGj1js 
| https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Trío de mostachudos

Esta tiranía -que es también de la imagen- me condena a ver cientos de fotografías del ocupante de Miraflores, por lo que no puedo evitar encontrar parecidos, que van más allá de lo deseable, en este caso con Sadam Hussein. | Foto cortesía

Perú, Cuba y el oscurantismo

El comunismo ha sido reflotado en virtud de la convergencia intertropical, moscovita y china que ha dejado en nuestro continente sus efectos irreversibles. | Foto cortesía

Una cárcel llamada Venezuela

Subsistimos con todas las privaciones con las que sobreviven los presos en las cárceles venezolanas. Tras las rejas, con la basura rodeándonos, mientras la gusanera se pasea por los cerros de desperdicios.

Parcial, polarizada y subjetiva

Cuando se vive en democracia cualquier posición es respetable, pero en dictadura es imposible ser imparcial, equidistante y objetivo. | Foto William Urdaneta

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Educación ambiental: una necesidad que se multiplica

San Francisco de Asís es el patrono de los ecologistas. Es buena oportunidad para hablar sobre la importancia de la educación ambiental en un país en donde el ambiente se está deteriorando de manera acelerada, con poca reacción de la sociedad.

Su bien común es mi bien común

La corresponsabilidad y la coherencia en estos tiempos de cuarentena prolongada se vuelven imperativa por el bien de todos. Aunque las responsabilidades no sean del mismo peso para todos. | Foto cortesía

Los primeros poemas escritos en Guayana

Varios hombres, hace 374 años, se desplazaron desde distintos puntos del país para reunirse en algún lugar del Orinoco. Allí se dedicaron, entre otras cosas, a redactar versos. Se dice que esos poemas son los más antiguos que se han escrito en territorio guayanés. | Foto cortesía

La opción de Guayana

No es el abstencionismo pero tampoco lo es perder el voto en la trampa revolucionaria eligiendo personajes que al día siguiente tendrán todas las complacencias con el control dictatorial. | Foto William Urdaneta

Trío de mostachudos

Esta tiranía -que es también de la imagen- me condena a ver cientos de fotografías del ocupante de Miraflores, por lo que no puedo evitar encontrar parecidos, que van más allá de lo deseable, en este caso con Sadam Hussein. | Foto cortesía

Los bramidos de la fiera en la oscuridad

El poder inamovible del régimen, tras 22 años, que es como lo señalan los ahora colaboracionistas, no es tal, y aunque puedan pasar días, esas flores no retoñan dijera la añeja melodía no tan revolucionaria. | Foto cortesía