lunes, 17 de enero de 2022

¡A otro con ese cuento!

Claudia Díaz cae en desgracia cuando el gobierno de Maduro descubre -luego de la publicación de los Panamá Papers- que ella y su esposo, el capitán Adrián Velásquez, poseían una empresa registrada en la República de Seychelles y cuentas millonarias en Suiza.

@cjaimesb

Claudia Díaz Guillén fue enfermera de Hugo Chávez desde 2002. El diario colombiano El Tiempo, en un reportaje de Valentina Lares Martiz del 26 de septiembre de este año, refiere con lujo de detalles cómo una persona que no tenía preparación financiera de ningún tipo llegó a convertirse en tesorera de la Nación y directora del Fondo Nacional de Desarrollo. Su único mérito: su incondicionalidad con Hugo Chávez.

Díaz cae en desgracia cuando el gobierno de Maduro descubre -luego de la publicación de los Panamá Papers- que ella y su esposo, el capitán Adrián Velásquez, poseían una empresa registrada en la República de Seychelles y cuentas millonarias en Suiza. Es de preguntarse cómo una simple enfermera y un simple capitán -cuyos sueldos juntos no alcanzarían los $2.000 anuales- podían tener cuentas millonarias en Suiza. Pero así es la revolución.

Refiere Lares Martiz que “al explotar el escándalo en el año 2016 y ya con el presidente Hugo Chávez fallecido, fueron requisados por la Policía varios apartamentos del matrimonio en una zona clase media de Caracas -San Bernardino-, donde los funcionarios incautaron desde motos de agua hasta bolsitos repletos de diamantes, pasando por uniformes militares y relojes de marca”. Díaz Guillén y su marido cayeron presos este año en España, por la orden de captura oficiada por el Gobierno venezolano. Ahora se declara perseguida política para evitar su extradición a Venezuela. ¿Perseguida política? ¡Ojalá que la audiencia española que le toca decidir la extradición le dé curso! Pero más que la extradición, deseo que les quiten todo lo que se robaron.

Ahora la señora se dice víctima del régimen venezolano, cuando formó parte de las macollas al más alto nivel. Tuvo el tupé de asegurarle a la Audiencia Española “que su gestión siempre se apegó a la ley, aun cuando recibió instrucciones ilegales de altos funcionarios del gobierno durante los últimos meses de vida de Chávez”. La Constitución establece en su artículo 25 que los funcionarios que ordenen o ejecuten actos que violen o menoscaben los derechos, incurren en responsabilidad penal, civil y administrativa, según los casos, sin que les sirvan de excusa órdenes superiores. Y encima, la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley. ¡A otro con ese cuento!

Más del autor

¡Pobre mundo!

QAnon es una teoría de amplio alcance y completamente infundada que dice que el expresidente Trump está librando una guerra secreta contra una supuesta elite de pedófilos que adoran a Satanás, tanto en el gobierno como en las empresas y los medios.

El vestido de novia

¿De qué “traje de novia”, aunque sea hecho con la tela de un paracaídas que no sirve ya, echaremos mano para levantar el vuelo sobre esta enojosa situación que vivimos todos los días en nuestra adolorida Venezuela?

Yiyo de los milagros: una vivencia

Gumersindo Serrano era poseedor de una sabiduría ancestral. Pero en mi casa nadie se asombraba por las cosas que él hacía. Eran parte de nuestras vidas, como lo era el mismo Yiyo.

Aquella carta al Niño Jesús

Mi carta al Niño Jesús de este año es para pedirle que a todas las mujeres que sufren de maltratos, les traiga el coraje para abandonar a su maltratador. Feliz Navidad para todas.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

El buscón más buscado

Tiempo mal invertido, desde el poder, incitar al odio público por el solo hecho de disentir.

La transición constitucional, un sindicato de quiebra

La vigencia del Estatuto original logra sostenerse con su primera reforma de 2020. Cosa distinta es, como se constata, la aprobación de la segunda reforma de 2022. Desde su versión inicial luego modificada, da lugar a un nuevo y distinto Estatuto para la Transición.

¿Dónde estaba el “Superbigote” a las 3:00 am, el primero de enero?

El gentío carece de los recursos elementales para sobrevivir, pero he aquí a semejante lisiado, mental y moral, tirando el dinero por el desaguadero de comics mal hechos, de peor gusto, en los que se auto se promueva, como ¡salvador! de la Patria.

La manada sin brújula

No es sabio dejarse llevar por una manada a ciegas, por la razón que fuese. Y hay manadas que se dejan arrastrar por esa ilusión de conocimientos que da la modernidad.

Un ente rojo rojito

Hay un grupete ominoso y atroz, pero existe una pandilla aborrecible y repugnante. Algunos siguen aterrajados, otros cambian de enchufe en ese enroque de los mismos en diferentes minpopos.

Nuestra partida de nacimiento

Ocurrido el descubrimiento, superado el tránsito de la conquista, llegado el tiempo colonial, el boceto de la nación que fuimos, por lo visto, era abiertamente doctrinero.