martes, 30 de noviembre de 2021

Trabajadores despedidos de Alunasa emprenderán acciones legales si estatal incumple pago de liquidación

La estatal venezolana, con sede en Costa Rica, adeuda dos meses y medio de salario a los extrabajadores y las expectativas de que pague la liquidación a tiempo son bajas. Mientras tanto, los despedidos recurren a trabajos mal remunerados y a la caridad para sobrevivir.

La estatal venezolana, con sede en Costa Rica, adeuda dos meses y medio de salario a los extrabajadores y las expectativas de que pague la liquidación a tiempo son bajas. Mientras tanto, los despedidos recurren a trabajos mal remunerados y a la caridad para sobrevivir.

@mlclisanchez

Sin declaración pública del Ministerio de Industrias ni del Ejecutivo nacional, el presidente de la estatal venezolana CVG Aluminios Nacionales (Alunasa), Pablo Turmero, anunció el 16 de noviembre el cierre permanente de la empresa ubicada en Costa Rica y, por lo tanto, el despido ilegal de sus 176 trabajadores.

Muchos de ellos tenían un fuero de protección especial otorgado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) de Costa Rica. El fuero estipula que, para despedir a un empleado, la empresa debe solicitar permiso al MTSS con una justificación sólida.

 

La administración actual es poco activa, nosotros le decíamos que nos estábamos comiendo nuestros ahorros, que esta empresa iba para abajo y necesitábamos hacer algo, pero el presidente nos decía: ¿A ustedes les está llegando salario? Si es así, no tienen de qué preocuparse”

José Luis Rosales, líder sindical de Alunasa

 

 

La estatal venezolana comunicó a sus empleados que en los próximos días procederá a cancelar la liquidación, pero han pasado dos días desde el cierre de la empresa y ningún trabajador ha sido compensado. Los extrabajadores de Alunasa emprenderán acciones legales contra la compañía si esta no cumple con lo que adeuda. En realidad hay pocas expectativas de que lo haga.

“Si ni siquiera pudieron cumplir la promesa de Pedro Maldonado (presidente de la Corporación Venezolana de Guayana) de que en dos semanas nos iban a pagar dos meses de salario, ¿cómo va uno a creer que ahorita, en un mes, nos van a pagar a 176 trabajadores todas las prestaciones sociales de ocho años laborados que es lo mínimo que nos pueden pagar?”, lamentó José Luis Rosales, líder sindical de Alunasa.

La representación sindical informó que tienen previstas acciones como embargos preventivos “pensando que debe haber bienes materiales que respalden el dinero que se adeuda”, explicó.

Convocan a reunión formal 

La mayoría de los empleados de la compañía venezolana están en serios aprietos económicos; algunos en riesgo de perder sus casas | Fotos cortesía

Este jueves, 18 de noviembre, el viceministro del Trabajo, Ricardo Marino, convocó al presidente de Alunasa y a los trabajadores a una reunión para discutir el estatus de los despidos y el carácter ilegal de la medida, pero Turmero notificó a última hora que no podría asistir y pidió reprogramarla. La reunión se pospuso para el próximo martes 23 de noviembre.

“Habemos personas (sic) que no estamos dispuestas a tolerar ese tipo de atropellos y tomaremos las acciones legales que corresponden (…) Pero creemos en que conversando se entiende a la gente y ya que el viceministro del Trabajo nos convocó tan rápido, queremos ir a esa reunión y conversar a ver qué hay detrás de esto”, dijo el sindicalista.

La mayoría de los exempleados de la estatal venezolana están en serios aprietos económicos; algunos en riesgo de perder sus casas por deudas con las entidades bancarias.

El líder sindical reportó que mientras se soluciona el problema de los pagos han tenido que emprender campañas como Víveres de auxilio, que consiste en hablar con comercios locales y consumidores para que destinen uno o dos productos de su mercado a los trabajadores de Alunasa.

Un miembro del sindicato espera a las afueras del recinto comercial, acumula lo recolectado y lo reparte entre los empleados en condición más precaria.

Línea de tiempo de promesas incumplidas 

Los trabajadores ven improbable el cumplimiento del compromiso de la estatal, pues la empresa debía dos meses y medio de salario y no pagó en los plazos prometidos, pese a la presión del MTSS.

El titular de Alunasa envió a los empleados a sus casas el 15 de septiembre con un permiso de salario, alegando no tener fondos para cancelar la nómina y prometiendo pagar en los próximos días.

Pero un día después, el 16 de septiembre, las autoridades de la compañía solicitaron al MTSS la suspensión de los contratos laborales por seis meses alegando ser víctimas de un “bloqueo económico” de Estados Unidos, aunque la debacle de la empresa comenzó mucho antes.

La planta de Alunasa se paralizó por completo en julio por falta de materia prima. Últimamente se estaba produciendo con material recirculante

Tras investigar, MTSS negó la solicitud y determinó que la empresa no estaba produciendo no por falta de recursos, sino por mala administración, algo con lo que concuerdan los trabajadores.

En medio de la falta de solvencia de pagos, se instauró una mesa de trabajo con representantes de la estatal venezolana, líderes sindicales y asesores jurídicos. La representación sindical emitió tres propuestas para rescatar la empresa, pero las autoridades no las tomaron en cuenta alegando que “no tenían respuesta de Venezuela”.

El 8 de octubre, Pedro Maldonado, presidente de la CVG, informó a los trabajadores por la aplicación WhatsApp que pretendía “ir resolviendo” el tema salarial en el primer trimestre de 2022.

Acompañó el discurso con la pretensión de reactivar operaciones con el mínimo de trabajadores posible en planta, y una ambiciosa producción de mil toneladas de aluminio mensual cuando la empresa puede producir máximo 800 mensuales y, en realidad, 500 en promedio.

Finalmente, a través de un bufete privado de abogados, y luego de redoblar la presencia de efectivos de seguridad en la planta, se les comunicó a los trabajadores el cierre permanente de Alunasa esta semana.

El presidente de la CVG no solo vincula el cierre de la empresa al bloqueo económico, sino que también responsabiliza a la gestión del expresidente de Alunasa, Noel Martínez, tildándola de “nefasta”. “El antecesor de Pablo Turmero dejó la empresa seriamente comprometida desde el punto de vista financiero, con deudas superiores a los 22 millones de dólares”, dijo Maldonado a los empleados. Aseguró que del total han logrado saldar al menos $ 17 millones.

Caída de la producción de laminados 

Este año, los trabajadores vieron la estocada final de la desinversión y corrupción en la compañía con una trayectoria de más de 20 años en Puntarenas: las líneas de producción se fueron apagando una por una hasta que, en julio de 2021, la producción se paró por completo.

Rosales informó que en todo este año recibieron apenas 1.200 toneladas de materia prima, un monto ínfimo considerando que, cuando la empresa producía en condiciones normales, recibía esa misma cantidad de toneladas mensualmente. Últimamente la compañía producía con material recirculante, es decir, refundido de material sobrante.

 

Si ni siquiera pudieron cumplir la promesa de Pedro Maldonado de que en dos semanas nos iban a pagar dos meses de salario, ¿cómo va uno a creer que ahorita, en un mes, nos van a pagar a 176 trabajadores todas las prestaciones sociales de ocho años laborados que es lo mínimo que nos pueden pagar?”

 

Alunasa pasó por tres crisis en los últimos años. En 2018 se paralizó temporalmente la producción, y el titular de la empresa suspendió ilegalmente y por tres meses los contratos de un promedio de 232 trabajadores. La deuda de esas nóminas tampoco ha sido saldada.

Ese mismo año, el entonces ministro de Industrias y Producción Nacional, Tareck El Aissami, removió al presidente de CVG Alunasa, Noel Martínez, y designó en su lugar a Pablo Turmero.

Durante la gestión de Martínez (julio de 2018), el Departamento de Tesoro del Gobierno de Estados Unidos señaló tras investigaciones que Diosdado Cabello, uno de los principales líderes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el exgobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, utilizaron CVG Alunasa y CVG Venalum para lavar dinero en Rusia y Costa Rica.

“Nosotros vimos eso con nuestros propios ojos, pero no podíamos decir nada porque nos despedían. Vimos cómo ese general despilfarró millones de dólares”, sostuvo Rosales.

Esperanza en una cooperativa 

Sobre la mesa hay otra opción: La posibilidad de llegar a un acuerdo para que el Gobierno costarricense adquiera la empresa o parte de ella, y que con fondos de compra los trabajadores puedan formar una cooperativa para que la mano de obra calificada no se pierda.

Los miembros del sindicato piden que se les permita armar una cooperativa para recuperar la empresa

“Esa vía era la que se tenía que utilizar en el 2007 cuando Hugo Chávez se reunió con nosotros y contempló esa posibilidad. Sin embargo, no se llevó a cabo, pero vuelve a nacer a raíz de las consecuencias actuales”, afirmó Franklin Álvarez, extrabajador de Alunasa y expresidente del sindicato.

Álvarez se refiere a que en 2007 la empresa atravesó una crisis política cuando la tensión entre los gobiernos de Costa Rica y Venezuela era tal que el expresidente Hugo Chávez amenazó con trasladar Alunasa a Panamá.

El MTSS coordinó una reunión de la representación sindical con el exmandatario y fue cuando Chávez prometió que: “Si no fuese mantener la buena relación política entre gobiernos, preferiría entregar la empresa a los trabajadores, para evitar perjudicarlos”, palabras que ratificó el 26 de febrero de 2007 en el programa número 268 de Aló Presidente.

“Yo estuve ahí, en esa reunión con Chávez. Nosotros esperamos que se honre la palabra de Chávez. Que si ellos no tienen la intención de sacar la empresa adelante, dejen que nosotros lo hagamos, sabemos cómo hacerlo”, señaló Rosales.

“La administración actual es poco activa, nosotros le decíamos que nos estábamos comiendo nuestros ahorros, que esta empresa iba para abajo y necesitábamos hacer algo, pero el presidente nos decía: ¿A ustedes les está llegando salario? Si es así, no tienen de qué preocuparse”, agregó.

Más del autor

¿Qué se sabe del Molnupiravir? Primer fármaco aprobado para prevenir hospitalizaciones y muertes por COVID-19

Nicolás Maduro anunció, sin mayores detalles, que el medicamento Molnupiravir llegó al país. De ser así, Venezuela sería uno de los primeros países de Latinoamérica en adquirir el fármaco que es, además, de alto costo.

El acoso sexual es una realidad para las mujeres periodistas en Venezuela

@periodistas_ve realizó una encuesta a 111 mujeres. 45% de ellas respondió haber sido víctima de acoso sexual en el entorno laboral.

Monjas de Librería Paulinas solicitan a Corpoelec una toma eléctrica independiente luego de tres meses sin electricidad

La explosión de dos transformadores en el centro comercial en donde está la librería bajó en 60% las ventas, por la falta de punto de venta. Además, no pueden trabajar la jornada completa de flexibilización por el calor y la falta de ventilación.

Condenan a funcionario policial a 25 años de prisión por abusar sexualmente de su hijastra de 10 años

La niña fue abusada por su padrastro el año pasado durante cuatro meses. El funcionario aprovechaba los momentos en que la madre de la niña salía a trabajar.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Lo que debes saber sobre la compra y venta de divisas en bancos y casas de cambio

La dolarización avanza ante la desconfianza en el bolívar como unidad de cuenta y ahorro. Los venezolanos protegen sus ingresos de la devaluación y la inflación en las monedas extranjeras.

EE.UU. extiende licencia a cinco petroleras para operar en Venezuela hasta junio de 2022

Este permiso mantiene exentas a las empresas, bajo ciertas condiciones, de las sanciones aplicadas contra Pdvsa y cualquier entidad en la que posea un 50% o más de participación accionaria.

Seis criptomillonarios entran en la lista de las mayores fortunas de Suiza

La lista de las mayores fortunas de Suiza que elabora anualmente la revista económica Bilan, incluye por primera vez a seis criptomillonarios que lograron grandes beneficios con el comercio de monedas digitales.

Denuncian represión de la policía contra trabajadores de Salva Foods en Vargas

La Policía del estado Vargas reprimió una protesta protagonizada por los trabajadores de la empresa vinculada al empresario colombiano preso en EE.UU. Alex Saab, por exigir sus reivindicaciones salariales.

Historial pronostica fracaso para las Zonas Económicas Especiales promovidas por Maduro

En medio del aparente “abrir de ojos” del gobierno para reenfocar su política económica las propuestas no han faltado, pero las dificultades a superar tienen que ver con la efectividad y la coherencia de esas iniciativas.

Acceso a la Justicia: OIT presiona una vez más al Gobierno de Maduro para lograr libertad sindical

La organización explica que la OIT decidió elevar la presión sobre las autoridades nacionales para que rectifiquen, y encomendó a su director general a buscar maneras para que el Gobierno dé cumplimiento las recomendaciones de la Comisión de Encuesta.