sábado, 18 de septiembre de 2021 | 12:27 AM

Trabajadores de CVG amenazan con continuar protestas de no recibir pago de deudas laborales

Durante dos días, el personal obrero del otrora ente de desarrollo regional ha protestado para exigir que el presidente Pedro Maldonado los atienda y se comprometa a cancelar los pasivos salariales.

[email protected]

Trabajadores de la nómina diaria de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) protestaron por segundo día consecutivo frente al otrora ente de desarrollo para reclamar por el impago de diversos beneficios laborales, que han acentuado la crisis salarial del personal obrero.

Tras una primera manifestación el lunes en la que los trabajadores no fueron atendidos por la directiva de la CVG, retomaron los reclamos este miércoles y advierten con continuar en los próximos días si no reciben respuestas por parte del presidente del ente, Pedro Maldonado.

El trabajador de la CVG, Héctor Escalona, sostuvo que la corporación adeuda el pago de las pólizas de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM), prestaciones sociales, así como dotaciones de uniformes correspondientes al 2018 y 2019.

A esto se suma el deficitario salario que reciben de 17 mil bolívares en promedio a la semana, monto que no permite cubrir ni un día de canasta alimentaria, de acuerdo con los datos del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), que estimó la cesta de alimentos en Bs. 5,3 millones en agosto de 2019.

“Los trabajadores de la CVG estamos viviendo una situación traumática. Tenemos 12 años sin discusión de convención colectiva. El salario es un salario de hambre de apenas 17 mil bolívares semanales y aparte nos exigen que asistamos cinco días a la semana, pero eso no nos da para pagar pasajes”, aseguró.

El envío de comunicaciones sin respuesta al presidente de la CVG los motivó a iniciar la jornada de protestas, que continuó este miércoles frente a la casa matriz, ubicada en Alta Vista. “Los trabajadores tienen segundos empleos o trabajos informales; venden algo en sus casas para subsistir; pero como pasa el tiempo, tuvimos que salir a la calle a proseguir esta lucha”, agregó.

La CVG fue por décadas la casa matriz de las industrias de Guayana, pero la parálisis que sufren las empresas de metales desde hace meses y, en algunos casos, años, se refleja en el debilitado ente, cuyos trabajadores son mal pagados y carecen de condiciones adecuadas para trabajar.

Más allá de reclamos puntuales

El secretario de organización del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos de la CVG (Sunep CVG) y miembro de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana, Cecilio Pineda, sostuvo que más allá de reclamar el pago de conceptos puntuales, la protesta debe trascender a exigir cambios estructurales. “Estamos convencidos de que hasta que no haya un cambio político no será posible una mejora ni en lo económico ni en lo social”, dijo.

Como representante sindical de los empleados, Pineda precisó que un trabajador de CVG gana entre 40 y 80 mil bolívares, que se elevan a 160 mil bolívares cuando se aplican algunos beneficios. A esta cifra se suma el bono de alimentación de 25 mil bolívares, pero el monto sigue siendo deficiente y equivale a apenas un día de cobertura de la canasta alimentaria, según los cálculos del Cendas.

Un jubilado, en cambio, gana 40 mil bolívares más 25 mil bolívares de bono de alimentación que, con suerte, le permitirán comprar apenas un kilo de carne de res.

El dirigente sindical aseguró que el descalabro salarial se aceleró en agosto de 2018, cuando el Ejecutivo aplanó los tabuladores salariales y profundizó la política de persecución laboral que, en el caso de la CVG, resultó en el despido del trabajador Noel Hernández y la jubilación forzosa del secretario general de Sunep CVG, Ramón Gómez.

“Más que por un sueldo, los trabajadores asisten por el soborno, porque deben tener una asistencia promedio de cuatro días a la semana para recibir la caja de alimentos. En estos días dieron sardinas. Es una política hambreadora”, enfatizó.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Nay Valero: “El punto de partida es rescatar la institucionalidad ambiental”

La investigadora de la UNEG recalca que, en lo individual, es vital hacernos conscientes “de que al momento de las compras podemos incidir en la cadena de producción al exigir productos locales, con sistemas de producción sin agroquímicos, mínimo empaquetado, reducción de la huella de carbono y adecuado manejo de los residuos y desechos”.  | Fotos William Urdaneta

Para Pablo Artal, el camino a la transformación colectiva empieza por el ejemplo individual

El artista chileno, con más de seis décadas en Venezuela, vive en una especie de retiro en lo alto de una montaña al sur del país. Pero la minería en territorio indígena o la migración desenfrenada no son ajenas a su realidad. Cree que la concepción política está errada y considera que el colapso y deterioro del país es profundo, pero el cambio se gestará poco a poco partiendo del ejemplo que cada ciudadano haga. | Fotos Cortesía buscandoamigente.com

La actividad agropecuaria va a la cabeza del cambio del uso de la tierra en la Amazonía venezolana

La actividad agropecuaria en la Amazonía venezolana cubre un 2,3% y el uso minero, un 0,1%, según un estudio de Provita. Ambas actividades se han incrementado en las últimas dos décadas. Bolívar concentra los mayores registros de cambios del uso de la tierra. | Imagen referencial

Falla en microcentral deja sin energía eléctrica a comunidad indígena y posadas de Canaima

“Algunas posadas tienen sus propias plantas eléctricas, pero no hay gasolina para operar; el resto de la comunidad depende de la microcentral”, dijo un habitante de la comunidad indígena pemón. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Tito Oviedo ignora protestas por reivindicaciones salariales de trabajadores de la Alcaldía de Caroní

El paupérrimo salario que devengan provocó la disminución de 30% de la masa laboral en los últimos años. Desde que se aprobó el memorando 2792 las exigencias sindicales son desatendidas con frecuencia. | Foto cortesía

Corte de suministro de gas vehicular perjudica flota de transporte público de Ciudad Guayana

La medida de Pdvsa Auto Gas afecta mayoritariamente a las unidades de transporte público. Transportistas exigen acelerar el proceso de inspección en las unidades que instalaron el sistema, para contar con el suministro paliativo a la crisis de la gasolina y el gasoil. | Foto William Urdaneta

Personal de Venalum que reside en Ciudad Bolívar exige reintegro a la empresa tras casi tres años fuera

El apagón nacional de marzo de 2019 llevó a que más de cinco mil empleados de la industria del aluminio fueran enviados a sus casas. Ahora estos trabajadores reclaman su reintegro toda vez que se ven afectados por la reducción de sus ingresos. | Foto cortesía

José Guerra advierte que se necesitan 15 mil millones de dólares para reactivar economía en 2022

El economista reconoció en efecto que las sanciones han perjudicado al país pero que lo están haciendo desde 2017, por lo que la crisis en la distribución de gasolina y el declive del parque refinador viene de 2010. | Foto Archivov

En Sidor obligan a renunciar y amenazan con cárcel a un conductor tras incidente con GPS del autobús

Dirigentes sindicales cuestionan la medida y exigen una investigación independiente para determinar el origen de la falla mecánica. La incorporación de diez unidades nuevas al transporte de la acería eleva la presión hacia los choferes, indicaron trabajadores.

Trabajadores exigen a la Inspectoría negar despido de directivo de Sintracemex por razones políticas

La Corporación Socialista del Cemento solicita al despacho laboral desincorporar al secretario de organización, Hermes Bastardo, luego de denunciar la crisis laboral, baja producción y corrupción en la estatal.