lunes, 20 de septiembre de 2021 | 9:37 AM

Sala Penal del TSJ recalca ilegalidad de aplicar la justicia militar a los civiles

Sentencias retoman la línea jurisprudencial de la Carta Magna y abren una nueva esperanza a quienes como Rubén González y Gilber Caro no han sido procesados por sus jueces naturales.

Los tratados internacionales de derechos humanos, la Constitución venezolana y organismos internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas establecen claramente que la justicia militar no se debe aplicar a civiles de manera alguna. Aun así, es una práctica que existe en Venezuela.

El uso de la justicia militar contra los civiles se hizo frecuente durante la ola de protestas antigubernamentales registradas en 2017, lo cual coincidió con el deslinde de la ahora fiscal general en el exilio, Luisa Ortega Díaz, del gobierno de Nicolás Maduro.

Ante la negativa de la funcionaria a procesar a los manifestantes, desde el Palacio de Miraflores se recurrió a los jueces castrenses, ya que estos son nombrados por el ministro de la Defensa en contra de lo establecido por la Constitución.

El resultado en ese año fue que 786 civiles fueron presentados ante tribunales militares. Por su parte, la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) envió a la justicia militar a un diputado de oposición de la Asamblea Nacional, Gilber Caro, quien después de haber sido liberado dos veces volvió a prisión a finales de 2019 y todavía sigue preso en 2020.

Esta política les ha valido a las autoridades no pocas reprimendas internacionales. Así por ejemplo, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en al menos dos de sus informes sobre la situación del país ha condenado esta práctica, al afirmar que “la aplicación de la justicia militar para juzgar a civiles constituye una violación del derecho a un juicio justo, incluido el derecho a ser juzgado por un tribunal independiente e imparcial”.

Reconocimiento del TSJ

Quizás atendiendo a este pronunciamiento, finalmente el pasado 30 de julio la Sala de Casación Penal del TSJ en sus sentencias 70 y 71, expresó lo siguiente:

  
El sindicalista Rubén González y el diputado Gilber Caro son dos casos que evidencia el inconstitucional uso de la justicia militar en civiles

“El juez militar no es el juez natural para el procesamiento penal de civiles, en razón de no reunir los requisitos constitucionales y legales para el sano desempeño de la función jurisdiccional, respecto a los no militares y menos aún en delitos distintos a la naturaleza militar, en el entendido que la jurisdicción militar tiene como propósito el mantenimiento del orden y la disciplina dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a través del juzgamiento de los delitos castrenses cometidos por militares en funciones”.

Estas sentencias se refieren a las solicitudes de avocamiento que los defensores de diez exfuncionarios y extrabajadores de la estatal Minería de Venezuela (Minerven) le presentaron en abril de 2019. Los accionantes denunciaron que a sus clientes, quienes permanecen detenidos desde 2017, señalados de participar en la sustracción de 21 barras de oro, se les estaba violando su derecho a ser procesados por sus jueces naturales, pues estaban esperando que un juez castrense los enjuiciara.

Al respecto, la sala ordenó al Tribunal Militar Quinto de Control de Maturín que enviara los expedientes de los extrabajadores de la filial de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) a la presidencia del Circuito Judicial Penal de Monagas, para que esta los entregara a un juez penal ordinario, no sin antes advertir que “de persistir las actuales condiciones, se les estaría cercenando [a los acusados] el derecho a ser juzgados por sus jueces naturales”.

¿Poniendo orden o simulando?

Con estas decisiones, el TSJ parece retomar la línea jurisprudencial que comenzó a trazar a partir de la entrada en vigor de la Carta Magna de 1999, que en su artículo 261 es clara al señalar que “la comisión de los delitos comunes, violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, serán juzgados por los tribunales ordinarios. La competencia de los tribunales militares se limita a delitos de naturaleza militar”.

Es llamativo también que en esta ocasión la Sala de Casación Penal no solo apeló a la Constitución y a sentencias anteriores suyas, sino también a pronunciamientos de la CIDH y de la Corte IDH. Esto no es poca cosa, porque a lo largo de las últimas dos décadas el máximo juzgado no solo ha desconocido las decisiones de los organismos regionales de protección de derechos humanos, sino que además las ha desacatado, e inclusive en su momento, abrió las puertas para que el país saliera de la jurisdicción de la Corte en 2013 con la denuncia de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

No obstante, ya en 2017, la Sala de Casación Penal en su sentencia Nº 423 de noviembre de ese año había establecido que “ante la condición de civil del procesado, debe imperar la supremacía de la jurisdicción penal ordinaria”, aplicando este criterio en un caso en el cual el imputado era acusado del delito de traición a la patria, que se encuentra tanto en el Código Penal como en el Código Orgánico de Justicia Militar, al considerar que en tal circunstancia debía prevalecer el fuero del imputado, es decir, el civil.

Por ello, deben tomarse con cautela los fallos 70 y 71, antes comentados, de la Sala de Casación Penal, pues, aunque aparentemente no señalan excepciones a la falta de competencia de los tribunales militares para juzgar a civiles, lo cierto es que en principio aplicó el criterio expuesto en un caso en el que coexiste el mismo delito en los textos normativos ya indicados. Dicho de otra manera, ¿su decisión sería la misma si el delito estuviera previsto solo en el COJP y no también en el Código Penal?

En otras palabras, ¿si un civil comete un delito exclusivamente militar no es enjuiciado ante la jurisdicción militar? Según ha aclarado la CIDH, no debe serlo porque un civil no puede cometer delitos militares, y si se lo imputa por ello significa que se le está queriendo aplicar la justicia castrense, lo que como ya se dijo anteriormente en ningún caso puede ocurrir, pero los jueces de la Corte Marcial, e incluso su presidente, en una audiencia ante la CIDH sostuvieron que esto se ha hecho en Venezuela, y además, es válido, citando el caso de Gilber Caro.

¿Qué pasó en el caso del sindicalista Rubén González?

El martes 11 de agosto de 2020, la Corte Marcial ratificó la condena a más de cinco años de prisión que un juzgado castrense le impuso al secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco, Rubén González, a finales del año pasado.

Acceso a la Justicia considera llamativo que, pese a los recientes fallos de la Sala de Casación Penal, la Corte Marcial haya tomado la decisión contra el sindicalista González.

Esto ratifica que se debe esperar a un nuevo caso ante el TSJ para confirmar si realmente el criterio es absoluto, como debería ser, o si por el contrario es simplemente la reiteración de un criterio estrecho que sigue permitiendo el juicio de civiles por tribunales militares cuando coexiste el delito en el COJM y en el Código Penal.

Así por ejemplo si la Sala de Casación Penal se pronunciara sobre Rubén González, en el supuesto que la defensa del sindicalista recurriera contra la sentencia de la Corte Marcial ante esa sala, -dado que se trata de una imputación por un delito que violaría el COJM y no el Código Penal-, quedaría claro según el pronunciamiento del TSJ, si realmente el criterio es el de no imputar de ninguna manera a civiles bajo la justicia militar, o si solo se aplica cuando hayan cometido supuestos delitos contemplados en ambos códigos. (Comunicación Acceso a la Justicia)

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

La “pobreza menstrual” es otro flagelo que impacta a las mujeres que habitan zonas rurales de Venezuela

El Observatorio Venezolano de la Mujer Rural realizó una serie de entrevistas, cuyos testimonios reflejan la falta de políticas del Estado en materia de acceso a productos de higiene dignos y educación sobre salud menstrual. | Foto Observatorio Venezolano de la Mujer Rural

Trabajos sobre el Covid-19, la crisis de agua y el hambre figuran en XI Edición del Premio IPYS Venezuela

Un jurado de gran credibilidad reconoce el esfuerzo del periodismo venezolano en ofrecer miradas profundas que contribuyen a explicar y visibilizar violaciones de DD HH que se agravaron con la pandemia.

Gobierno propone incluir a Alex Saab al diálogo en México para intentar detener su extradición

Jorge Rodríguez propuso incluir al empresario solicitado por la justicia de EE UU a la delegación que negocia con la oposición, en otra desesperada maniobra tras el fracaso de las gestiones ante Cabo Verde. De paso, se trata de un chantaje a los actores involucrados en el diálogo facilitado por Noruega.

Tribunal de España suspende extradición del ‘El Pollo’ Carvajal hasta resolver petición de asilo

El ex jefe de inteligencia de Chávez es reclamado por los Estados Unidos ante presuntos delitos de tráfico de drogas y de armas. Fue detenido el jueves pasado en Madrid después de pasarse casi dos años prófugo de la Justicia.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Tito Oviedo ignora protestas por reivindicaciones salariales de trabajadores de la Alcaldía de Caroní

El paupérrimo salario que devengan provocó la disminución de 30% de la masa laboral en los últimos años. Desde que se aprobó el memorando 2792 las exigencias sindicales son desatendidas con frecuencia. | Foto cortesía

Corte de suministro de gas vehicular perjudica flota de transporte público de Ciudad Guayana

La medida de Pdvsa Auto Gas afecta mayoritariamente a las unidades de transporte público. Transportistas exigen acelerar el proceso de inspección en las unidades que instalaron el sistema, para contar con el suministro paliativo a la crisis de la gasolina y el gasoil. | Foto William Urdaneta

Personal de Venalum que reside en Ciudad Bolívar exige reintegro a la empresa tras casi tres años fuera

El apagón nacional de marzo de 2019 llevó a que más de cinco mil empleados de la industria del aluminio fueran enviados a sus casas. Ahora estos trabajadores reclaman su reintegro toda vez que se ven afectados por la reducción de sus ingresos. | Foto cortesía

Trabajadores de Venalum siguen en protesta frente a la empresa para exigir su reintegro a planta

“La situación que me trajo acá es el bajo salario, el hambre”, dijo uno de los manifestantes que llevan tres días pernoctando en las afueras de la compañía para presionar una respuesta del ministro de Industrias, Jorge Arreaza, y el presidente de la estatal, Wolfgang Coto. | Foto cortesía

Trabajadores exigen a la Inspectoría negar despido de directivo de Sintracemex por razones políticas

La Corporación Socialista del Cemento solicita al despacho laboral desincorporar al secretario de organización, Hermes Bastardo, luego de denunciar la crisis laboral, baja producción y corrupción en la estatal.

Defensa de Rodney Álvarez denuncia retrasos en la designación de jueces para audiencia de apelación

Desde que recibió la sentencia condenatoria a mediados de junio, el caso del ferrominero no ha avanzado, alargando aún más su injusta prisión. | Foto William Urdaneta