sábado, 27 de noviembre de 2021

Exigen a Sidor que habilite el seguro HCM para atender a exdirector laboral afectado con COVID-19

José Jiménez, trabajador con más de 36 años de servicio, se contagió con el virus y su estado es delicado, por lo que sus familiares exigen que sea recluido en una clínica. | Foto William Urdaneta

José Jiménez, trabajador con más de 36 años de servicio, se contagió con el virus y su estado es delicado, por lo que sus familiares exigen que sea recluido en una clínica. | Foto William Urdaneta

@g8che

José Jiménez, exdirector laboral y técnico de aceración de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor), contrajo COVID-19 a principios de marzo, y pese a que con las semanas ha ido empeorando y sus familiares han solicitado atención médica, todavía no ha sido habilitado el seguro de hospitalización, cirugía y maternidad (HCM) por la empresa.

“Tengo el derecho divino a vivir, no quiero morir, he trabajado en CVG Sidor por 36 años, toda una vida al servicio de una industria que hoy por hoy a abandonado a sus trabajadores asalariados, obreros, clasificados y empleados. Pido auxilio, por favor, quiero vivir, es mi derecho humano”, escribió en un mensaje el trabajador.

“En casa está decayendo, no he visto mejoría”, dijo Ronald Jiménez, hijo del trabajador. Exige que su padre sea atendido en una clínica con el seguro HCM. Al tener más de 15 días contagiado temen que la COVID-19 esté afectando otros órganos, además de los pulmones. “Tiene que verlo un especialista”, pidió.

 

Ante la pandemia, los sidoristas dependen de ayuda de familiares, amigos y de la limitada atención que puedan recibir en los ya colapsados hospitales de la ciudad.

Hasta este martes la empresa solo ha colaborado con la recarga de las bombonas de oxígeno y no en su totalidad. “Se está consumiendo siete cilindros diarios”, dijo Ronald. Ante lo delicada de su condición la saturación le baja a 50% y el cilindro le dura apenas cuatro horas.

La ayuda en cuanto oxígeno por parte de la estatal no ha evitado que tengan que gastar sus ahorros en la atención del COVID-19. Familiares han tenido que salir de emergencia en horas de la noche a recargar cilindros, lo que ha significado un gasto de 300 dólares. “No le puedo quitar el oxígeno (…) se levanta, camina y tiene la saturación en 45, 50”, alerta Ronald.

Denunció que ha gastado alrededor de 700 dólares en medicamentos y la empresa no los ha atendido con los insumos y los exámenes que necesita Jiménez. “He pensado hasta vender un carro, porque nos estamos quedando sin dinero prácticamente”, expresó.

Señaló que aunque el director del HCM de Sidor informó que habían conseguido un cupo en la Clínica Humana, cuando otro hijo de Jiménez fue a preguntar en la admisión del centro de salud, personal del recinto no tenía información de que su padre iba a ser ingresado.

Sin garantías de cláusula 100

Cruz Hernández, trabajador de Sidor, sostuvo que Jiménez ha recibido ayuda económica de compañeros de labores, pero no es suficiente para cubrir los gastos de atención médica que requiere.

Hernández recriminó que ni la estatal ni la CVG se han hecho responsables por la condición del trabajador y se echan la responsabilidad una a la otra sobre la atención de Jiménez. “Ellos se niegan rotundamente a darle la asistencia de acuerdo con lo establecido en nuestro contrato colectivo”, denunció.

El trabajador depende exclusivamente de oxígeno para poder respirar | Foto cortesía

Sidor, al igual que las demás empresas administradas por la Corporación Venezolana de Guayana no están garantizando el derecho a la salud, aunque está incluido en las convenciones colectivas.

El contrato colectivo de Sidor firmado en 2008 y el último constituido de acuerdo con la ley, establece en su cláusula 100 la creación de un fondo autoadministrado de salud, que consiste en la contratación de una póliza privada para la administración de la salud de los trabajadores, mientras creaban un sistema de salud administrado por los empleados y la empresa.

En 2016, tras la imposición de un contrato del cual se desconocieron 11 de las cláusulas y que jamás llegó en su totalidad a los trabajadores, Sidor creó un método autogestionado llamado Fondo Autoadministrado de Salud del Ministerio del Poder Popular de Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas (Fasmibes), en sustitución de la póliza de salud.

La medida generó una huelga de hambre en la siderúrgica y el rechazo de dirigentes sindicales quienes negaron que esa medida estuviese en los acuerdos suscritos en 2014 y que desmejoraba las condiciones de los más de 86 mil afiliados, entre empleados activos, jubilados y carga familiar.

Tras años de un retraso continuo en los beneficios laborales, persecución a los empleados y destrucción del sindicato, hoy los trabajadores se mantienen más desamparados que nunca. Ante la pandemia, los sidoristas dependen de ayuda de familiares, amigos y de la limitada atención que puedan recibir en los ya colapsados hospitales de la ciudad.

Más del autor

En Cachamay la tercera edad se movilizó con la esperanza de cambiar a los gobernantes

Los electores de los principales centros de la parroquia recriminaron la precariedad de los servicios básicos y pide a los candidatos “que volteen más hacia el pueblo y no hacia ellos mismos”.

Fuga de gas cerca de Probasin pone en riesgo a trabajadores y transeúntes en Matanzas

Hasta este viernes la fuga no ha sido atendida. Ciudadanos que frecuentan la zona solicitan atención de bomberos para evitar algún accidente. | Foto José Rivas

Trabajadores de Alunasa reclaman incumplimiento de promesas de pago por parte del presidente de CVG

Más de 183 empleados costarricenses cumplen dos meses sin salario, mantienen deudas con bancos, no tienen cómo adquirir alimentos para su familia y sin otras oportunidades de empleo. | Foto Mayela López

Pedro Acuña: Estamos convencidos de que Guayana es la ventana del desarrollo para el país

Sobre la base del proyecto Guayana Posible, el presidente del Colegio de Ingenieros, seccional Ciudad Guayana, remarca el dinamismo de la profesión en el Día Nacional del Ingeniero y con acento en la recuperación económica y laboral de la región.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Trabajadores despedidos de Alunasa emprenderán acciones legales si estatal incumple pago de liquidación

La estatal venezolana, con sede en Costa Rica, adeuda dos meses y medio de salario a los extrabajadores y las expectativas de que pague la liquidación a tiempo son bajas. Mientras tanto, los despedidos recurren a trabajos mal remunerados y a la caridad para sobrevivir.

Acceso a la Justicia: OIT presiona una vez más al Gobierno de Maduro para lograr libertad sindical

La organización explica que la OIT decidió elevar la presión sobre las autoridades nacionales para que rectifiquen, y encomendó a su director general a buscar maneras para que el Gobierno dé cumplimiento las recomendaciones de la Comisión de Encuesta.

Lo que debes saber sobre la compra y venta de divisas en bancos y casas de cambio

La dolarización avanza ante la desconfianza en el bolívar como unidad de cuenta y ahorro. Los venezolanos protegen sus ingresos de la devaluación y la inflación en las monedas extranjeras.

Historial pronostica fracaso para las Zonas Económicas Especiales promovidas por Maduro

En medio del aparente “abrir de ojos” del gobierno para reenfocar su política económica las propuestas no han faltado, pero las dificultades a superar tienen que ver con la efectividad y la coherencia de esas iniciativas.

Producción industrial aumenta ligeramente al margen de un consumo por los suelos

El sector industrial venezolano opera a 23,3% de su capacidad instalada, de acuerdo con Conindustria. A pesar del bajísimo porcentaje, es la mayor cifra desde el cuarto trimestre de 2018.

EE.UU. extiende licencia a cinco petroleras para operar en Venezuela hasta junio de 2022

Este permiso mantiene exentas a las empresas, bajo ciertas condiciones, de las sanciones aplicadas contra Pdvsa y cualquier entidad en la que posea un 50% o más de participación accionaria.