viernes, 17 de septiembre de 2021 | 10:05 PM

Empresarios exigen al Gobierno condiciones para operar y libertad cambiaria

“Los centros comerciales se están convirtiendo en una especie de cementerio de tiendas”, sostuvo el presidente de la Cámara de Comercio de Caroní, David Bermúdez.

[email protected]

Los comerciantes solían decorar en noviembre las fachadas de sus tiendas por las fiestas navideñas y afinar la planificación del fin de año y el venidero. Este año, la realidad se ha convertido en un duro portazo para el sector empresarial pues la hiperinflación ha cumplido 12 meses, la producción sigue en picada y las autoridades gubernamentales son espectadoras del retroceso, sin voluntad de tomar acciones de freno al descalabro.

“Se estima que en los próximos días haya nuevo aumento de salario. No queremos subsidio para que nuestros negocios operen, sino condiciones para operar y libertad cambiaria para que el sector primario pueda invertir para garantizar la oferta de bienes”, destacó el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias del municipio Caroní (Camcaroní), David Bermúdez.

El subsidio gubernamental vigente desde septiembre equivalía a un salario mínimo de Bs. 1.800, que si bien representó un aumento de más de 5.000% con respecto al salario mínimo previo, se volvió pronto sal y agua por los efectos de la hiperinflación que el Fondo Monetario Internacional proyecta en 1.370.000% al cierre del 2018.

La remuneración mínima legal equivale a un día de gasto en alimentos, de acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) que difundió el lunes que la canasta alimentaria saltó a Bs. 52.322,32, de modo que una familia necesita Bs. 1.744,07 diarios para comer, 0,96 salarios mínimos.

“Nos preocupa el panorama porque después de ese aumento vino una escalatoria inflacionaria que en nada contribuyó a disminuir los índices de variación de precios, porque hubo mayor liquidez monetaria comprando menos productos y eso tiende a aumentar los precios”, resaltó Bermúdez, quien destacó que los aumentos de salario deben obedecer a la eficiencia, productividad y generación de ganancias. “Esos aumentos han sido unilaterales y el petitorio en las reuniones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es que se cumplan las reuniones tripartitas”, dijo.

Aunque el salario mínimo se ha desdibujado en la hiperinflación, Bermúdez teme que el cese del subsidio tendrá efecto en la estructura de costos de las compañías inscritas para la obtención del aporte y, por ende, en la hiperinflación. “Las empresas que ahora deben asumirlo van a tener una incidencia en la estructura de costos. Además, cambiaste el espectro de cálculo de las prestaciones, eso se incrementó exponencialmente generando un pasivo laboral que no estaba previsto”, agregó.

Necesario ajuste salarial

Frente a la pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos, el diputado de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, Rafael Guzmán, sostuvo que el salario así como el subsidio gubernamental no representan nada. “Se necesita un salario diario para poder tener la cesta alimentaria, el subsidio no alcanza para nada, no representa nada. El Gobierno debe aumentar ya el salario mínimo porque el poder adquisitivo del salario es el mismo que teníamos antes de la reconversión”.

Aseveró que el retroceso del poder de compra es producto de la hiperinflación causada por el propio gobierno que sigue emitiendo dinero inorgánico y siendo espectador de la caída de la producción petrolera y así en todas las áreas de producción de las empresas públicas.

“Ante esto el gobierno no tiene ninguna medida de recorte fiscal, sigue emitiendo dinero inorgánico para entregar los bonos. Hay problemas de importación de las cajas CLAP, es un gobierno en completo impago de su deuda financiera y comercial (…) El gobierno sabe las medidas económicas que debe tomar y no las toma”, dijo.

Cementerio de tiendas

La falta de correctivos ha significado el cierre de comercios e industrias. Conindustria precisó que de 3.200 empresas registradas en el país, 704 cerraron durante el segundo trimestre de este año, es decir, el 22% “debido a la crisis económica”, reseñó el diario El Universal.

De acuerdo con la encuesta cualitativa de coyuntura industrial, correspondiente al segundo trimestre de 2018, el 77% de las empresas considera la posibilidad de cierre en un lapso menor a dos años. “Esto refleja la disminución de las inversiones más allá de operativas (reposición de inventarios)”, explicó el gremio.

El presidente de Camcaroní manifestó que los resultados del estudio de Conindustria son un reflejo de la realidad del sector comercio. “Basta con dar un recorrido por centros comerciales para ver la cantidad de negocios en inventario desde hace más de seis meses. Los centros comerciales se están convirtiendo en una especie de cementerio de tiendas”, expresó.

Bermúdez sostuvo que ni el Plan de Recuperación Económica, ni la reconversión monetaria ni el supuesto anclaje del salario mínimo al petro han tenido efecto en el sector productivo. “Solo se rompió el mito de la falsa creencia de que se cobraba más caro por punto de venta que por efectivo; pero seguimos viendo que la oferta es insuficiente, vemos negocios más grandes porque se vacían los estantes”, puntualizó.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Nay Valero: “El punto de partida es rescatar la institucionalidad ambiental”

La investigadora de la UNEG recalca que, en lo individual, es vital hacernos conscientes “de que al momento de las compras podemos incidir en la cadena de producción al exigir productos locales, con sistemas de producción sin agroquímicos, mínimo empaquetado, reducción de la huella de carbono y adecuado manejo de los residuos y desechos”.  | Fotos William Urdaneta

Para Pablo Artal, el camino a la transformación colectiva empieza por el ejemplo individual

El artista chileno, con más de seis décadas en Venezuela, vive en una especie de retiro en lo alto de una montaña al sur del país. Pero la minería en territorio indígena o la migración desenfrenada no son ajenas a su realidad. Cree que la concepción política está errada y considera que el colapso y deterioro del país es profundo, pero el cambio se gestará poco a poco partiendo del ejemplo que cada ciudadano haga. | Fotos Cortesía buscandoamigente.com

La actividad agropecuaria va a la cabeza del cambio del uso de la tierra en la Amazonía venezolana

La actividad agropecuaria en la Amazonía venezolana cubre un 2,3% y el uso minero, un 0,1%, según un estudio de Provita. Ambas actividades se han incrementado en las últimas dos décadas. Bolívar concentra los mayores registros de cambios del uso de la tierra. | Imagen referencial

Falla en microcentral deja sin energía eléctrica a comunidad indígena y posadas de Canaima

“Algunas posadas tienen sus propias plantas eléctricas, pero no hay gasolina para operar; el resto de la comunidad depende de la microcentral”, dijo un habitante de la comunidad indígena pemón. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Tito Oviedo ignora protestas por reivindicaciones salariales de trabajadores de la Alcaldía de Caroní

El paupérrimo salario que devengan provocó la disminución de 30% de la masa laboral en los últimos años. Desde que se aprobó el memorando 2792 las exigencias sindicales son desatendidas con frecuencia. | Foto cortesía

Corte de suministro de gas vehicular perjudica flota de transporte público de Ciudad Guayana

La medida de Pdvsa Auto Gas afecta mayoritariamente a las unidades de transporte público. Transportistas exigen acelerar el proceso de inspección en las unidades que instalaron el sistema, para contar con el suministro paliativo a la crisis de la gasolina y el gasoil. | Foto William Urdaneta

Personal de Venalum que reside en Ciudad Bolívar exige reintegro a la empresa tras casi tres años fuera

El apagón nacional de marzo de 2019 llevó a que más de cinco mil empleados de la industria del aluminio fueran enviados a sus casas. Ahora estos trabajadores reclaman su reintegro toda vez que se ven afectados por la reducción de sus ingresos. | Foto cortesía

José Guerra advierte que se necesitan 15 mil millones de dólares para reactivar economía en 2022

El economista reconoció en efecto que las sanciones han perjudicado al país pero que lo están haciendo desde 2017, por lo que la crisis en la distribución de gasolina y el declive del parque refinador viene de 2010. | Foto Archivov

Trabajadores exigen a la Inspectoría negar despido de directivo de Sintracemex por razones políticas

La Corporación Socialista del Cemento solicita al despacho laboral desincorporar al secretario de organización, Hermes Bastardo, luego de denunciar la crisis laboral, baja producción y corrupción en la estatal.

En Sidor obligan a renunciar y amenazan con cárcel a un conductor tras incidente con GPS del autobús

Dirigentes sindicales cuestionan la medida y exigen una investigación independiente para determinar el origen de la falla mecánica. La incorporación de diez unidades nuevas al transporte de la acería eleva la presión hacia los choferes, indicaron trabajadores.