miércoles, 20 de octubre de 2021

Consultoría Jurídica de CVG Venalum: desincorporación de celdas P-19 viola la ley de Bienes Públicos

En abril la oficina alertó que debían cumplirse los procedimientos y conseguir la autorización de los organismos competentes. Aseguró que el desmantelamiento está basado en “falsos supuestos” técnicos y jurídicos. | Fotos suministradas por trabajadores de la empresa

En abril la oficina alertó que debían cumplirse los procedimientos y conseguir la autorización de los organismos competentes. Aseguró que el desmantelamiento está basado en “falsos supuestos” técnicos y jurídicos. | Fotos suministradas por trabajadores de la empresa

@g8che

En medio de hermetismo y amedrentamiento laboral, CVG Venalum inició a mediados de julio el desmantelamiento de 360 celdas electrolíticas P-19 en el complejo II de su planta. En redes sociales se publicaron videos e imágenes pertenecientes a las supuestas estructuras picadas, que más allá de estar inoperativas, estaban en capacidad de ser reactivadas para la producción de aluminio primario, según afirman los técnicos y trabajadores de la estatal.

El desarme se hizo con la aprobación de un punto de cuenta firmado en febrero por el entonces ministro de Industrias, Tareck El Aissami y el presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Pedro Maldonado.

Pero en abril, la consultoría jurídica de la estatal objetó los fundamentos legales y técnicos argumentados para justificar el desarme, opinión que, a pesar de no ser vinculante, insistía en que la medida incumplía parámetros de ley.

La consultoría apuntó que los anillos y puentes de las celdas electrolíticas no eran adquiridos para su venta -como sí lo es el aluminio primario- y que por, al contrario, son componentes de la unidad de producción y forman parte del sistema de producción de aluminio.

Además, citaron el artículo 5 numeral 1 de la ley de Orgánica de Bienes Públicos, que establece como un bien público: “Los bienes muebles e inmuebles, títulos valores, acciones, cuotas o participaciones en sociedades y demás derechos, de dominio público o de dominio privado, que hayan adquirido o adquieran los órganos y entes que conforman el Sector Público, independientemente del nivel de gobierno al que pertenezcan”, para cuestionar la medida.

“Pretender catalogar una parte (puentes y anillos), componentes de ese sistema, como no pertenecientes a lo que define la ley como bienes públicos, en nuestra concepción, es errado”, añadió la consultoría en su informe.

Falsos supuestos

En el documento se sostiene que la instrucción PRE-149-2021 de fecha 25 de marzo en el que la presidencia de CVG Venalum ordena la “extracción” de los puentes anódicos y anillos para su posterior fundición y venta en lingotes de 22 kilogramos, está basada en “falsos supuestos de hecho y derecho”.

Es decir, que los argumentos para el desarme de las celdas a nivel técnico y jurídico no eran aplicables al caso, por lo que su ejecución es sancionable, de acuerdo con el ordenamiento jurídico.

Sin embargo, pese a la negativa del gerente de planta y el consultor jurídico, el resultado es más de 40 celdas P-19 convertidas en chatarra de aluminio. Aunque posteriormente el desarme se paralizó, estas estructuras quedaron inservibles y con un costo de reactivación muchísimo más alto del que tenían inoperativas.

La norma

La Normativa Aplicable a los Órganos y Entes del Sector Público Nacional Sobre las Modalidades de Enajenación y Desincorporación de Bienes Públicos establece al menos 7 requisitos para la desincorporación de un bien público.

Entre los requisitos que se necesitan, está un documento original de la solicitud de autorización para la desincorporación, con exposición de motivos e identificación exacta de los bienes.

Además, una relación detallada de los bienes a desincorporar con indicación de su valor contable, ubicación, marca, modelo, número de serial, número de factura, número del bien, fecha de adquisición, costo de adquisición, método de depreciación y un informe técnico debidamente firmado y sellado por el área encargada, indicando las causas o hechos ocurridos que ameritan la desincorporación.

Posteriormente, debe pasar por un proceso de revisión Se debe elevar dicha solicitud a la Comisión de Enajenación de Bienes Públicos para su consideración y respectiva autorización.

Ninguno de estos documentos ha sido presentado públicamente hasta ahora por la empresa, ni se ha informado sobre el proceso a realizar en la Superintendencia de Bienes Públicos para la aprobación del desmontaje.

Solo para chatarrear

El desarme de celdas se hizo sin la oposición de la masa laboral dentro de la planta. Los pocos que expusieron su inconformidad fueron desincorporados, medida aplicada al gerente de planta y el consultor jurídico

Desde que se comentaba entre los trabajadores las intenciones de desmontar las celdas, expertos del sector aluminio rechazaron la medida de desarme, argumentando que las celdas V-350 no entraban en las instalaciones del Complejo II, al ser más grandes que las que se pretendía desmantelar.

Además, se señalaba que las celdas P-19 estaban en condiciones para ser reactivadas a un menor costo de lo que saldría destruirlas para instalar las celdas V-350, dato no menos importante ante el estado de quiebra de las industrias de Guayana.

El expresidente del Sindicato de Trabajadores Profesionales de CVG Venalum, Manuel Díaz, sostuvo que no se cumplieron los procesos de ley para el desarme de las celdas. “Lo que querían era chatarrear esa empresa”, cuestionó.

La gerencia de la estatal argumentaba antes del desmontaje que las P-19 en complejo II, estaban en obsolescencia por lo que la instalación de las V-350 era una adecuación tecnológica. Díaz recriminó que la mismas P-19 que fueron calificadas como obsoletas, fueron reactivadas en complejo I. “Llevan 13 celdas operativas, ¿cuál era la bulla que las celdas eran obsoletas?”.

“No hubo un interés de hacer las cosas correctamente, al ser un bien público, se debió esperar el dictamen de la Superintendencia de Bienes Públicos”, dijo un empleado que prefirió no identificarse.

Cuestionó que mientras en el mundo están activando celdas electrolíticas por el precio histórico del aluminio, por encima de los 3 mil dólares por tonelada, en Venezuela se están desarmando.

Otro empleado dentro de planta que, prefirió no ser identificado, señaló que, tras la paralización del desarme, la empresa no ha explicado qué pasará con las celdas de complejo II y la instalación de las V-350. Es un tema del que poco se habla en la empresa. “Eso está calladito”, dijo.

Hasta ahora, es poco lo que se sabe sobre la estructura desarmada y sobre a quién será vendida luego de ser fundida. Lo que sí se sabe, es que las promesas de adecuación tecnológica generan pocas expectativas en los empleados de CVG Venalum.

La estatal CVG Alcasa también sufrió la desincorporación de sus celdas a finales de 2020, en este caso, el desarme fue peor: 382 celdas fueron desmanteladas para venderse y, supuestamente, ser reemplazadas por un laminador traído de Serlaca.

Hasta la fecha también es un tema del que poco hablan las autoridades de CVG Alcasa, mientras trabajadores y expertos del sector aluminio señalan que el laminador nunca será instalado ya que está inoperativo, quemado y con equipos dañados.

 

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Trabajadores de Ferrominera ahora caminan kilómetros para llegar a planta por no perder beneficios

Aunque las carencias de transporte afectan a todas las empresas de la Corporación Venezolana de Guayana, empleados reportan que durante las últimas semanas la situación en FMO ha empeorado. | Foto William Urdaneta

Denuncian violación del derecho a la defensa del trabajador Rodney Álvarez en instancia de apelación

Pese a la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el obrero sigue sufriendo violaciones al debido proceso y su caso carece de garantías de juicio justo. | Foto William Urdaneta

Impagos de deudas genera tensión en contratistas de transporte de CVG Bauxilum en Los Pijiguaos

La estatal promete, semana a semana, pagar la deuda que tiene con las prestadoras del servicio para evitar mayores protestas y conflictividad sin que se cumpla la cancelación del compromiso. | Foto William Urdaneta

Dióxido de azufre afecta a residentes de Unare por impericias en calcinación de coque petrolero

El coque utilizado es alto en azufre, vanadio y níquel, por lo que sus características no son óptimas para la producción de aluminio primario, propósito para el que se supone sería destinado, opinan expertos. | Foto José Rivas

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Dióxido de azufre afecta a residentes de Unare por impericias en calcinación de coque petrolero

El coque utilizado es alto en azufre, vanadio y níquel, por lo que sus características no son óptimas para la producción de aluminio primario, propósito para el que se supone sería destinado, opinan expertos. | Foto José Rivas

Alcasa cumple 54 años desmantelada y sin una celda reductora

La estatal estaba en cero desde marzo de 2019, cuando el apagón nacional paralizó la escasa producción de aluminio que se mantenía. Desde ese entonces fue dejada morir. | Foto @Alcasa_CVG

Nuevo salario mínimo: privados lo determinan y el Gobierno se hace el loco

El chavismo acabó con la figura del salario mínimo en el país, donde el libre mercado empieza a encontrar sus propios baremos y tarifas mientras se quebrantan decenas de leyes laborales.

La firma del memorando 2792 dejó a los trabajadores en condición de esclavitud

Ronald Figueredo, despedido por negarse a participar en la firma de las nuevas tablas, asegura que la persecución contra los dirigentes mantiene a los trabajadores sin sindicato que los defienda. | Foto William Urdaneta

Impagos de deudas genera tensión en contratistas de transporte de CVG Bauxilum en Los Pijiguaos

La estatal promete, semana a semana, pagar la deuda que tiene con las prestadoras del servicio para evitar mayores protestas y conflictividad sin que se cumpla la cancelación del compromiso. | Foto William Urdaneta

Sintracemex denuncia que la Inspectoría del Trabajo comete irregularidades en procesos de solicitudes de reenganche

De acuerdo con el secretario general de Sintracemex, Jhonny Linares, las recientes calificaciones de despido buscan crear paralelismo sindical aliado al patrono, medida que cuenta con respaldo de la Inspectoría del Trabajo. | Foto Jhoalys Siverio