martes, 19 de octubre de 2021

Ala sindical oficialista de Sidor pide a Maduro que investigue y retome diálogo con trabajadores

La desatención a los trabajadores sigue aumentando el malestar en los portones de la siderúrgica. Los dirigentes que aún creen en el proceso chavista piden acceso al alto gobierno.

La desatención a los trabajadores sigue aumentando el malestar en los portones de la siderúrgica. Los dirigentes que aún creen en el proceso chavista piden acceso al alto gobierno.

@g8che

Militantes de Alianza Sindical, un movimiento sidorista pro-oficialista, trancaron este lunes la entrada al portón 1 de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) en protesta por bajos salarios, al tiempo que reclamaron al gobierno que retome conversaciones con trabajadores de base.

Pese a las múltiples manifestaciones en las últimas semanas de los siderúrgicos, no ha habido respuesta ni de la empresa ni de la directiva de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). Por eso este lunes, Luis Pinto, militante de Alianza Sindical, pidió que se envíe de Caracas una comisión a Guayana para que converse con los trabajadores.

“Queremos que vengan a sentarse con los trabajadores, que no sean intermediarios José Ramón Rivero, Ángel Marcano, Pedro Perales, porque va a seguir siendo más de lo mismo, ellos van a seguir mintiendo”, recriminó el dirigente sobre los dirigentes de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FBT).

Para Pinto es un “ala del gobierno la que le está haciendo daño a la revolución”. El trabajador lamentó que el contacto de Nicolás Maduro sea directamente con los actuales diputados oficialistas, militantes de la FBT, y pidió al Ejecutivo que atienda las bases.

Tras la nacionalización de Sidor, las protestas de los sidoristas eran un tema de agenda nacional. En reiteradas oportunidades, los siderúrgicos lograron la movilización de ministros, vicepresidentes del PSUV y hasta del presidente Hugo Chávez. Pero, desde hace cinco años, la agenda de los trabajadores ha sido relegada de los intereses del régimen, una vez que ha criminalizado al movimiento sindical y ha acabado con los contratos colectivos.

En ese contexto, las recientes manifestaciones de los sidoristas enfrentan un máximo desafío: lograr llamar la atención al Gobierno para quien, el movimiento obrero, ya no es prioridad.

Denunciaron corrupción

Aun así, Alianza Sindical insiste en llamar la atención del partido del Gobierno. Carlos Rosas, otro militante de Alianza Sindical, pidió este lunes a Nicolás Maduro que investigue el mal manejo de los bienes dentro de la empresa que está afectando a más de 8 mil trabajadores fuera de planta. “Póngase la mano en el corazón, no vea a estos burócratas”.

Rosas, quien considera que Nicolás Maduro ha sido engañado por directivos de empresas y los actuales “diputados obreros”, solicitó al Ejecutivo que investigue el uso de CVG Logística, la cual, afirma, es usada para actos de corrupción. “Se están llevando los riales, se están llenando”, dijo.


Queremos que vengan a sentarse con los trabajadores, que no sean intermediarios José Ramón Rivero, Ángel Marcano, Pedro Perales, porque va a seguir siendo más de lo mismo, ellos van a seguir mintiendo”.

Denunció que desde CVG Logística (una dependencia de CVG) están usando materiales y vehículos de Sidor, para hacerle trabajos a la siderúrgica y luego cobrarlos, actos de corrupción que, aseguró, están dando personales ingresos dolarizados a los directivos. “En vez de sacar lo poco del material que se está produciendo por el muelle de Sidor, ellos los están mandando por gandola para Guanta”, acusó.

Señaló que, a través de CVG Logística han metido 3 mil trabajadores, mientras más de 7 mil están fuera de la planta desactivados.

Las denuncias de Alianza Sindical y su oposición al ala del nombrado en 2020 presidente de Sidor, Néstor Astudillo, no son nuevas. En 2011, cuando el entonces presidente Hugo Chávez mandó una investigación sobre el tráfico de cabillas en Sidor, un sector político vinculado al gobernador Francisco Rangel Gómez fue desplazado, y el entonces poderoso Alianza Sindical cargó contra los denunciantes de esas supuestas mafias, la mayoría de ellos vinculados al Partido Comunista. Ahora la configuración del poder en la región ha cambiado, y también en Sidor.

Desplazado

En 2021, el movimiento Alianza Sindical reclama el reintegro a los puestos de trabajo y la homologación de un sueldo digno, pues desde marzo a inicio de pandemia los trabajadores fueron enviados a casa y desde 2014 no se discute un contrato colectivo en la acería.

“¿Quién puede vivir con cinco, siete dólares?”, preguntó Rosas quien afirmó que los directivos de la compañía y de la CVG, “están jugando al desgaste” de los obreros.

Los trabajadores de Sidor han sufrido la pérdida de beneficios desde que -en 2014- se firmara un contrato impuesto sin que se conocieran 11 de las cláusulas. Luego de esto, en 2018 y con complacencia con dirigentes adeptos al oficialismo, entre ellos Alianza Sindical, se firmó el memorando 2792 que destruyó los contratos colectivos.

“Ese documento, ese artículo que se firmó nos desfavoreció, nos cercenó nuestros ingresos laborales”, aceptó Rosas. Calificó la firma de este documento como una política de Estado que tenía intenciones contrarias a los trabajadores, y que ahora -a la luz de la pulverización del salario- consideran regresivo.

“Nos han llevado a la miseria, se metieron con el bolsillo del trabajador y se metieron con el estómago”, recriminó.

Fieles al proceso

Desde 2017, Alianza Sindical ha intentado -sin separarse de las políticas del Ejecutivo- reconquistar a los sidoristas tras la salida de escena de José Meléndez, líder y fundador del movimiento prochavista, y quien en lo sucesivo asumió cargos patronales en la CVG y en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Meléndez, una figura fuerte del chavismo, reapareció en febrero de 2020 luego de la destitución de la presidenta de Sidor, Yajaira Rangel. “Hay una burocracia que secuestra la vocería de los trabajadores que reclaman sus derechos. Es un grupo que le está haciendo daño a los trabajadores y no se están tomando en cuenta las peticiones que estamos haciendo”, dijo entonces.

Este lunes, Pinto recriminó que el presidente de Sidor, Néstor Astudillo y el presidente de CVG, Pedro Maldonado, les ha escamoteado el salario a los trabajadores. Maldonado es un gerente de confianza de Tareck El Aissami, ministro de Industrias y Producción Nacional, Petróleo y vicepresidente para el Área Económica de Venezuela. “Están aplicando una dictadura dentro de la empresa”, denunció el trabajador, pero nada refirió sobre la política de criminalización que Maduro ha promocionado antes y después de Chávez.

 

Las recientes manifestaciones de los sidoristas enfrentan un máximo desafío: lograr llamar la atención al Gobierno para quien, el movimiento obrero, ya no es prioridad.

Señaló que salen con “bombos y platillos” hablando de récord de producción cuando la empresa está produciendo por debajo del 5%. “Si en verdad estás batiendo récord de producción y estás a máxima capacidad, llama a los 8 mil trabajadores que tienes en la calle y ponlos en sus puestos de trabajo, págales bien”, reclamó.

Aunque el mismo gobierno fue el que aplicó el memorando 2792 que terminó con acabar con las contrataciones colectivas, negó que la condición de los trabajadores sea por una política de Estado. “Hubo un momento de una crisis monetaria donde había que aplicarlo (…) ¿que llegó la hora de apartarlo a un lado? también es cierto”, aseguró.

Pese a las afirmaciones de otros sectores, de que un cambio de gobierno es necesario para recuperar las empresas, Pinto considera que no es necesario. “Yo no creo que esta política de Estado es la que está maltratando al trabajador”, afirmó.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Denuncian violación del derecho a la defensa del trabajador Rodney Álvarez en instancia de apelación

Pese a la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el obrero sigue sufriendo violaciones al debido proceso y su caso carece de garantías de juicio justo. | Foto William Urdaneta

Impagos de deudas genera tensión en contratistas de transporte de CVG Bauxilum en Los Pijiguaos

La estatal promete, semana a semana, pagar la deuda que tiene con las prestadoras del servicio para evitar mayores protestas y conflictividad sin que se cumpla la cancelación del compromiso. | Foto William Urdaneta

Dióxido de azufre afecta a residentes de Unare por impericias en calcinación de coque petrolero

El coque utilizado es alto en azufre, vanadio y níquel, por lo que sus características no son óptimas para la producción de aluminio primario, propósito para el que se supone sería destinado, opinan expertos. | Foto José Rivas

Alcasa cumple 54 años desmantelada y sin una celda reductora

La estatal estaba en cero desde marzo de 2019, cuando el apagón nacional paralizó la escasa producción de aluminio que se mantenía. Desde ese entonces fue dejada morir. | Foto @Alcasa_CVG

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Alcasa cumple 54 años desmantelada y sin una celda reductora

La estatal estaba en cero desde marzo de 2019, cuando el apagón nacional paralizó la escasa producción de aluminio que se mantenía. Desde ese entonces fue dejada morir. | Foto @Alcasa_CVG

Dióxido de azufre afecta a residentes de Unare por impericias en calcinación de coque petrolero

El coque utilizado es alto en azufre, vanadio y níquel, por lo que sus características no son óptimas para la producción de aluminio primario, propósito para el que se supone sería destinado, opinan expertos. | Foto José Rivas

La firma del memorando 2792 dejó a los trabajadores en condición de esclavitud

Ronald Figueredo, despedido por negarse a participar en la firma de las nuevas tablas, asegura que la persecución contra los dirigentes mantiene a los trabajadores sin sindicato que los defienda. | Foto William Urdaneta

Nuevo salario mínimo: privados lo determinan y el Gobierno se hace el loco

El chavismo acabó con la figura del salario mínimo en el país, donde el libre mercado empieza a encontrar sus propios baremos y tarifas mientras se quebrantan decenas de leyes laborales.

Sintracemex denuncia que la Inspectoría del Trabajo comete irregularidades en procesos de solicitudes de reenganche

De acuerdo con el secretario general de Sintracemex, Jhonny Linares, las recientes calificaciones de despido buscan crear paralelismo sindical aliado al patrono, medida que cuenta con respaldo de la Inspectoría del Trabajo. | Foto Jhoalys Siverio

Impagos de deudas genera tensión en contratistas de transporte de CVG Bauxilum en Los Pijiguaos

La estatal promete, semana a semana, pagar la deuda que tiene con las prestadoras del servicio para evitar mayores protestas y conflictividad sin que se cumpla la cancelación del compromiso. | Foto William Urdaneta