lunes, 18 de octubre de 2021

¿Qué está pasando con el remdesivir en Venezuela?

El gobierno venezolano incorporó el remdesivir al protocolo de tratamiento del covid-19 el 28 de julio de 2020. El Ministerio de Salud dice que el tratamiento es gratuito para todos los pacientes, pero los venezolanos están utilizando las redes sociales para solicitarlo. Los hospitales públicos y privados a menudo carecen de medicamentos. Entre el 25 de agosto y el 12 de septiembre, Prodavinci identificó 184 tweets en los que las personas solicitaron ayuda para encontrar el tratamiento. Algunos de esos usuarios han sido estafados.

os médicos le dijeron a Jesús que su esposa necesitaba un medicamento llamado remdesivir, pero en la clínica no lo tenían ni sabían dónde encontrarlo. Anobis estaba hospitalizada por covid-19 en una pequeña clínica del estado Vargas, a 55 kilómetros de Caracas.

    Este es un trabajo de Ricardo Barbar en el marco del proyecto de Prodavinci y el Centro Pulitzer: COVID-19 llega a un país en crisis: Despachos desde Venezuela.  

Había empezado a recibir tratamiento con remdesivir en una clínica de Caracas, donde estuvo hospitalizada después de pasar por otros 8 centros donde le negaron atención. No tenían camas disponibles. Anobis estaba preocupada porque tenía una afectación de base llamada enfermedad bullosa. Al igual que la covid-19 le causaba dificultad para respirar. Al tercer día de hospitalización interrumpieron el tratamiento porque debían sacarla de la clínica. “El seguro rechazó el presupuesto de 1800 dólares que la clínica cobraba por día de hospitalización”, dijo Anobis. Esa noche ella y su esposo durmieron en su casa, en Vargas, y a la mañana siguiente buscaron en su zona un centro que el seguro pudiera pagar. Llegaron al Hospital San José de las hermanitas de los pobres.

El remdesivir, un antiviral que fue probado para combatir el virus ébola en 2014, recibió mucha atención en abril cuando un ensayo científico sugirió beneficios clínicos en cierto tipo de pacientes covid-19.

A finales de julio, el gobierno de Venezuela lo incluyó dentro del protocolo de medicamentos contra la covid-19. Según estos lineamientos, se debe suministrar remdesivir tanto a los sospechosos como a los contagiados que tengan comorbilidad y presenten insuficiencia respiratoria leve. También a los pacientes confirmados o sospechosos que presenten insuficiencia moderada o grave, así como en aquellos casos que tengan estos mismos síntomas y estén intubados.

Además del remdesivir, en la lista del protocolo venezolano está la hidroxicloroquina, cloroquina, ivermectina y lopinavir/ritonavir, medicamentos que no han demostrado ser efectivos contra la enfermedad. La OMS excluyó a estos cuatro medicamentos por no demostrar beneficios contra la covid-19. El remdesivir está siendo probado actualmente en el proyecto Solidaridad, un ensayo clínico coordinado por la OMS que evalúa la eficacia de posibles tratamientos contra la covid-19.

El protocolo venezolano establece que se debe administrar remdesivir junto a hidroxicloroquina en un caso específico: cuando el paciente presenta insuficiencia respiratoria moderada o grave y se encuentra en ventilación mecánica. Sin embargo, en un ensayo se sugirió que la hidroxicloroquina y la cloroquina inhiben el efecto del remdesivir, por lo que no se recomienda la administración de alguno de estos dos medicamentos junto al remdesivir.

El Ministerio de Salud establece que todos los medicamentos contra covid-19 deben ser gratuitos tanto en hospitales como clínicas. El proceso oficial indica que los médicos de hospitales o clínicas deben solicitar los medicamentos a Epidemiología regional. Esta instancia dirige la solicitud al Ministerio de Salud y este lleva los medicamentos al hospital o la clínica.

“Uno como médico realiza un informe y solicita remdesivir al Ministerio de Salud a través de Epidemiología regional. El ministerio tiene un comité que analiza el informe médico. Muchas veces deciden que no. Muchas veces no responden. Algunas veces lo dan. Cuando lo hacen, el ministerio envía el remdesivir a la clínica o al hospital donde está el paciente. Te dan las ampollas para el tratamiento completo”, dice María Eugenia Landaeta, jefa del Servicio de Infectología del Hospital Universitario de Caracas.

Si el Ministerio de Salud no entrega el medicamento a la clínica o al hospital, los médicos piden a los familiares que lo busquen por su cuenta. Varias personas confirmaron que a sus parientes les habían prescrito el medicamento. No hay otra vía para solicitar directamente remdesivir al ministerio.

En Venezuela, el mayor número de búsquedas en Google sobre el medicamento se dio en agosto. “Qué es remdesivir”, “remdesivir en Venezuela”, “remdesivir para qué sirve”, “remdesivir qué es y para qué sirve” fueron las principales búsquedas.

 

A mediados de ese mes, circuló una información por Twitter donde se decía que la empresa de medicamentos Espromed Bio estaba donando remdesivir. Desde Chile, el hijo de Anobis y Jesús les comentó a sus padres que fueran al lugar, pero la propia empresa desmintió la información en su cuenta de Twitter. Anobis y su esposo siguieron buscando el medicamento. Su hijo escribió un tuit donde pidió seis viales de remdesivir y dejó el número de contacto de su mamá. Una amiga de la familia también solicitó el medicamento y dejó el número de contacto de Jesús. Cada día, Twitter se fue llenando de más solicitudes desde distintos estados de Venezuela. Desde el 25 de agosto hasta el 12 de septiembre, Prodavinci identificó 184 tuits de usuarios solicitando remdesivir.

Anobis recibió varios mensajes de particulares que vendían cada ampolla del fármaco entre 450 y 650 dólares. También recibió un mensaje de alguien que quería donar el medicamento. Jesús tomó el teléfono de su esposa y conversó por mensajes y llamadas con el desconocido, quien dijo que haría la donación porque los medicamentos le habían que

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

El rescate de los venezolanos en el desierto de Atacama

Era un grupo de hombres y mujeres. Habían salido de Perú con la promesa de ser acompañados y guiados por coyotes, como se les llama a las personas que cruzan a migrantes por pasos clandestinos. Pero fueron abandonados.

Por unos litros de gasolina

Zoraida tiene 84 años, maneja sincrónico y ve por un solo ojo. Durante tres noches consecutivas durmió en su vehículo cerca de una gasolinera, en Caracas, a la espera de una gandola de gasolina. Venezuela tuvo el combustible más barato del mundo hasta principios de marzo de 2020. Cuando la pandemia golpeó a Venezuela comenzó una escasez generalizada de combustible.

¿Qué está pasando con el remdesivir en Venezuela?

El gobierno venezolano incorporó el remdesivir al protocolo de tratamiento del covid-19 el 28 de julio de 2020. El Ministerio de Salud dice que el tratamiento es gratuito para todos los pacientes, pero los venezolanos están utilizando las redes sociales para solicitarlo. Los hospitales públicos y privados a menudo carecen de medicamentos. Entre el 25 de agosto y el 12 de septiembre, Prodavinci identificó 184 tweets en los que las personas solicitaron ayuda para encontrar el tratamiento. Algunos de esos usuarios han sido estafados.

¿Qué está pasando con el remdesivir en Venezuela?

El gobierno venezolano incorporó el remdesivir al protocolo de tratamiento del covid-19 el 28 de julio de 2020. El Ministerio de Salud dice que el tratamiento es gratuito para todos los pacientes, pero los venezolanos están utilizando las redes sociales para solicitarlo. Los hospitales públicos y privados a menudo carecen de medicamentos. Entre el 25 de agosto y el 12 de septiembre, Prodavinci identificó 184 tweets en los que las personas solicitaron ayuda para encontrar el tratamiento. Algunos de esos usuarios han sido estafados.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Clases remotas implican doble esfuerzo para niños, padres y docentes de educación especial

A pesar de la atención que requieren niños y niñas con condiciones especiales, en medio de la cuarentena por la pandemia de COVID-19 tuvieron que adaptarse a un proceso educativo que no suele formar parte del currículo escolar, pero supuso una mayor integración entre padres, docentes y alumnos para superar el reto.

Henri Gaspard: “A Guayana la vimos todos fallecer ante nuestros ojos y nadie, o la mayoría, no hizo nada”

El exdirigente gremial y empresario de Guayana sostiene que el sentido de pertenencia los ha hecho mantenerse en Guayana y en el país, con la esperanza de perdurar. Defiende que el proyecto Guayana es atípico. | Foto Roberto Mata

Desechos hospitalarios son tirados en vertederos sin disposición especial en tiempos de COVID-19 (IV)

Con o sin pandemia, la disposición final de los desechos hospitalarios debe seguir protocolos que minimicen los riesgos de contaminación. La COVID-19 y el alto nivel de contagio debió reforzar estos controles, pero lo cierto es que los desechos hospitalarios se mezclan con los corrientes y terminan en vertederos sin el manejo debido.

Gabriela Mazzerioli: “Es la desidia la que nos obliga a tomar por nuestras propias manos el rescate”

La propietaria de El Churrasco y presidenta de la Asociación de Comerciantes de Puerto Ordaz cuenta cómo han logrado sortear los obstáculos que la economía nacional y la falta de gobernabilidad le ha interpuesto al gremio comercial y a la pizzería más antigua de la ciudad | Fotos William Urdaneta

Evelio Lucero: “Siempre hubo un tema pendiente en esta ciudad, que la gente tomara las riendas de su destino”

Evelio Lucero acaricia los 79 años de vida con un marcado ineludible: la fotografía, el oficio que conoció en su periplo de bombero y que al llegar a Puerto Ordaz en 1964 le permitió instalarse en la ciudad, a cambio de una crónica gráfica sin la cual sería imposible repasar los “besos y las bofetadas” de una Ciudad Guayana que llora por el desastre actual y empuja desde sus entrañas un mejor porvenir.

María Ruzza: “Este Gobierno nunca ha pensado en las clínicas como colaboradoras para proteger la salud de la comunidad”

Una burbuja donde nada falte al paciente. Así intenta definir siempre la ingeniera María Ruzza, gerente general de Clínicas Ceciamb, al centro de salud que junto a su esposo construyó en Ciudad Guayana. Tras 30 años de trayectoria en la ciudad, el servicio privado se mantiene pese a la crisis del sector salud con no pocos retos por superar.