martes, 21 de septiembre de 2021 | 4:55 AM

Félix Yépez: “A nadie le gusta que lo metan preso, que le quiten el salario”

Desde 2018 Yépez es el rostro visible de un malestar mayor para los empleados: la ausencia de condiciones de trabajo dignas y contrato colectivo. El rechazo a estos acuerdos le ha traído acusaciones de instigación al odio, imposibilidad de disfrutar del transporte de la empresa e incluso la persecución y el hostigamiento por parte de funcionarios de seguridad del Dirección de General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

El secretario general del Sindicato de Trabajadoras del Complejo Siderúrgico de Guayana (Sintracomsigua), Félix Yépez, no tiene salario y desde hace más de un año no puede entrar a Comsigua, una de las empresas del sector briquetero. Ni él ni el resto del comité ejecutivo pueden pisar a fábrica donde fueron electos para representar a los trabajadores.

Desde 2018 Yépez es el rostro visible de un malestar mayor para los empleados: la ausencia de condiciones de trabajo dignas y contrato colectivo. El rechazo a estos acuerdos le ha traído acusaciones de instigación al odio, imposibilidad de disfrutar del transporte de la empresa e incluso la persecución y el hostigamiento por parte de funcionarios de seguridad del Dirección de General de Contrainteligencia Militar y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

A pesar de las trabas esto es algo ha entendido como un compromiso hacia los trabajadores. “A nadie le gusta que lo metan preso, que le quiten el salario, que no lo dejen pasar a un área donde te corresponde pasar, pero nosotros cuando asumimos esa responsabilidad la tenemos que asumir con honor”, indicó Yépez.

Luego de graduado como Técnico Superior Universitario en Mecánica en La Salle en el 1996 entra en 2004 al Complejo Siderúrgico de Guayana (Comsigua) como receptor de materiales, y en 2011 logra el título de ingeniero mecánico en la Universidad Experimental Politécnica Antonio José de Sucre.

Cinco años más tarde arranca su trabajo sindical buscando generar mayores garantías de seguridad para los trabajadores, por lo que empieza a liderar la comisión de higiene y seguridad. Las mejoras y el progreso en solventar las necesidades laborales lo llevaron en 2012 a dar charlas y formaciones de las áreas que cubría a distintos sindicatos en El Callao.

El 21 de marzo de 2017 logró ganar las elecciones en Sintracomsigua pese a la suspensión de los sufragios en la empresa desde 2009. “Eso no era el ejercicio para lo que los trabajadores nos habían elegidos… eso vulneraba los derechos fundamentales establecidos en la Ley Orgánica del Trabajo y en nuestra constitución nacional”, dijo, en referencia a la imposición de unas tablas salariales que echaban por tierra la meritocracia y una de las razones por las cuales protestaron junto a otros sindicatos.

Como consecuencia, la gerencia les desactivó la ficha para entrar a la empresa. Y aunque hubo solicitudes en la Inspectoría del Trabajo. ni Yépez ni sus compañeros han podido volver a pisar la planta briquetera.

La situación actual del sindicato le ha permitido tener una mayor fortaleza, aunque entiende y sufre las penurias que pasan los trabajadores al no contar con seguro médico, con los suficientes ingresos para acceder a ropa, estudios o alimentos. Lamenta no poder ayudar aunque entiende que hizo lo correcto por el bien de los trabajadores.

“Me irán a seguir bajando el sueldo, me irán a seguir persiguiendo, me irán a seguir calificando… pero yo no a estar de acuerdo con cosas que vayan en contra de los principios que deba tener un dirigente sindical”.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/Gk9ekJ3cLHT6eHXvCIjFBZ | https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Luego de más de 24 horas encuentran sin vida a pescadores desaparecidos en La Llovizna

Los dos hombres salieron a pescar la mañana del domingo cuando fueron sorprendidos por la apertura de las compuertas. La corriente de agua los arrastró hasta la caída del parque. | Foto William Urdaneta

Arreaza promete articular mesa de diálogo entre Masisa y trabajadores para atender reclamos laborales

Los empleados de la empresa privada expusieron al ministro las carencias económicas y laborales, con la expectativa de lograr un enlace con la compañía. | Foto Ministerio de Industrias Básicas

Defensa de Rodney Álvarez denuncia retrasos en la designación de jueces para audiencia de apelación

Desde que recibió la sentencia condenatoria a mediados de junio, el caso del ferrominero no ha avanzado, alargando aún más su injusta prisión. | Foto William Urdaneta

Trabajadores de Venalum siguen en protesta frente a la empresa para exigir su reintegro a planta

“La situación que me trajo acá es el bajo salario, el hambre”, dijo uno de los manifestantes que llevan tres días pernoctando en las afueras de la compañía para presionar una respuesta del ministro de Industrias, Jorge Arreaza, y el presidente de la estatal, Wolfgang Coto. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Rubén González, 17 meses encarcelado injustamente en una prisión militar

El dirigente sindical de Ferrominera Orinoco fue condenado -el 13 de agosto de 2019- a 5 años y 9 meses de cárcel por un tribunal militar, por los cargos de ultraje al centinela y ultraje a las fuerzas armadas. Su vida peligra, mientras organizaciones nacionales e internacionales reclaman su libertad.

El “delito” de Tania Rodríguez: reenviar un mensaje y preguntar si era cierto

La extrabajadora de Ferrominera fue despedida de la estatal del hierro por exigir el cumplimiento de las tablas salariales y negarse a participar en marchas oficialistas.

Damaris Cervantes, perseguida por denunciar la desidia en las centrales hidroeléctricas

La trabajadora de Corpoelec recibió la notificación de despido el día del apagón nacional. Semanas antes denunció la falta de mantenimiento en las centrales hidroeléctricas.

Por una Venezuela de empleos dignos y trabajadores libres de persecución

La defensa del trabajo se ha convertido en una actividad de alto riesgo en Venezuela y, especialmente, en Guayana donde germinaron importantes conquistas en el marco de las hoy desaparecidas negociaciones colectivas. Correo del Caroní presenta hoy una serie de perfiles de trabajadores que dan cuenta del hostigamiento estatal, el cual no reposa ni en tiempo de coronavirus.

José Hidalgo, “el men” que hace 15 años incursionó en la vida sindical y terminó encarcelado

El 14 de diciembre de 2018 fue detenido dentro de la estatal Venalum en medio de una protesta que paralizaba los despachos de aluminio, junto a otros tres trabajadores: Andrés Rojas, Noel Gerdez y Ernesto Morillo. Fueron liberados el 29 de febrero de 2019.

La jubilación forzada de Ramón Gómez para silenciar a los cevegistas

Luego de 28 años como trabajador regular, en 2008 decidió participar en las elecciones del Sunep-CVG hasta llegar al cargo de secretario general de la organización y empezar a sufrir la persecución de Hugo Chávez y de Maduro contra el movimiento sindical.