sábado, 8 de mayo de 2021 | 11:46 PM

El “delito” de Tania Rodríguez: reenviar un mensaje y preguntar si era cierto

La extrabajadora de Ferrominera fue despedida de la estatal del hierro por exigir el cumplimiento de las tablas salariales y negarse a participar en marchas oficialistas.

A las 6:20 pm del pasado 3 de abril, Tania Rodríguez envió una nota de voz por un grupo en WhatsApp para avisar a amigos y compañeros sobre la presencia de funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestros (Conas) a las afuera de su casa, con una orden de detención en su contra. Se la llevaron de su vivienda, 48 horas después fue presentada en tribunales y le dieron arresto domiciliario.

La imputaron por el delito de instigación al odio, luego de usar en su contra el reenvío de un mensaje en WhatsApp que no es de su autoría y sobre el que seguidamente preguntó: “¿Será cierto esto?”.

La persecución política contra Tania Rodríguez comenzó en 2018. Por más de 24 años trabajó en CVG Ferrominera Orinoco. Pasó por las gerencias: Administrativa, de Servicios, Planta de Pellas y Transporte, además de contribuir con la organización de nuevas gerencias. Fue destituida en octubre de 2018, aunque a la fecha no ha recibido una notificación formal, simplemente le restringieron el acceso a la empresa.

Esta medida fue consecuencia de su participación en las protestas laborales que se iniciaron en septiembre de 2018, cuando a partir de la reconversión monetaria, todas las empresas básicas de Guayana dejaron de cumplir con las tablas salariales y demás cláusulas económicas de los contratos colectivos. Además, Rodríguez se negó a asistir a una marcha oficialista.

Desde hace dos años Tania se dedica al trabajo de costurera para cubrir los gastos médicos de su madre y de ella, quien padece de fibromialgia y problemas con su sistema inmunológico. También forma parte del movimiento Operación Libertad Sindical y Gremial, liderado por el dirigente sindical de Alcasa, Henry Arias.

Hoy Tania Rodríguez espera por el cumplimiento de los 45 días para que la Fiscalía presente los actos conclusivos y se determine si se mantiene o no la privativa de libertad.

Más del autor

“Ley de Cooperación Internacional busca obstaculizar y neutralizar acciones de cooperación y asistencia internacional en Venezuela”

La ONG Acceso a la Justicia respondió siete preguntas claves sobre el proyecto de Ley de Cooperación Internacional, que nos es más que una arremetida en contra de las organizaciones de la sociedad civil. | Foto William Urdaneta

Mineros rechazan a grupo delictivo que controlaba mina en Tumeremo

Los trabajadores auríferos acusan a “camuflados” que presuntamente pertenecen al Tren de Guayana de ingresar al yacimiento para robarles el oro e implementos de trabajo. | Foto William Urdaneta

Mineros artesanales de Tumeremo protestan en contra de cierre y abusos por parte del Ejército y paramilitares  

El desalojo de la mina Atenas, en el municipio Sifontes, reaviva el malestar entre quienes se beneficiaban del yacimiento. Los trabajadores del oro denuncian complicidad entre militares y grupos irregulares. | Foto William Urdaneta

Trabajadores de Bauxilum Los Pijiguaos advierten retaliaciones tras denuncias por precariedad laboral

Delegados de prevención de la estatal señala que la empresa busca medidas sancionatorias contra los empleados que han visibilizado las condiciones laborales, alimentarias y de salud desfavorables. | Foto cortesía

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Rubén González, 17 meses encarcelado injustamente en una prisión militar

El dirigente sindical de Ferrominera Orinoco fue condenado -el 13 de agosto de 2019- a 5 años y 9 meses de cárcel por un tribunal militar, por los cargos de ultraje al centinela y ultraje a las fuerzas armadas. Su vida peligra, mientras organizaciones nacionales e internacionales reclaman su libertad.

Félix Yépez: “A nadie le gusta que lo metan preso, que le quiten el salario”

Desde 2018 Yépez es el rostro visible de un malestar mayor para los empleados: la ausencia de condiciones de trabajo dignas y contrato colectivo. El rechazo a estos acuerdos le ha traído acusaciones de instigación al odio, imposibilidad de disfrutar del transporte de la empresa e incluso la persecución y el hostigamiento por parte de funcionarios de seguridad del Dirección de General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

José Hidalgo, “el men” que hace 15 años incursionó en la vida sindical y terminó encarcelado

El 14 de diciembre de 2018 fue detenido dentro de la estatal Venalum en medio de una protesta que paralizaba los despachos de aluminio, junto a otros tres trabajadores: Andrés Rojas, Noel Gerdez y Ernesto Morillo. Fueron liberados el 29 de febrero de 2019.

Damaris Cervantes, perseguida por denunciar la desidia en las centrales hidroeléctricas

La trabajadora de Corpoelec recibió la notificación de despido el día del apagón nacional. Semanas antes denunció la falta de mantenimiento en las centrales hidroeléctricas.

La jubilación forzada de Ramón Gómez para silenciar a los cevegistas

Luego de 28 años como trabajador regular, en 2008 decidió participar en las elecciones del Sunep-CVG hasta llegar al cargo de secretario general de la organización y empezar a sufrir la persecución de Hugo Chávez y de Maduro contra el movimiento sindical.

Rona Figueredo: “Pensar distinto me costó el trabajo”

El dirigente del sector briquetero ha sido blanco de la criminalización de la protesta laboral: primero se le impidió el acceso a la planta, luego le suspendieron el sueldo y, posteriormente, despedido.