En principio el suministro de combustible será sólo “para los priorizados en la Gaceta Oficial, alimentos y salud”, informó Jonathan Veracierta, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro de Puerto Ordaz (ACEC).

La Alcaldía de Caroní se comprometió este miércoles a garantizar el suministro de combustible a los sectores priorizados del comercio a cambio de que cumplan con el control de precios que el Ejecutivo discute con algunos sectores desde la semana pasada, cuyo anuncio aún no es oficial, y que próximamente serán publicados en Gaceta Oficial.

El planteamiento lo hizo la Alcaldía en una reunión con el Bloque de Integración Empresarial Suroriental (Biesur), Asocomercio San Félix, Asociación de Comerciantes de Puerto Ordaz (ACEC) y Calicor, organizaciones empresariales que desde hace semanas estaban exigiendo un espacio para discutir la reactivación de comercios durante la pandemia.

En la reunión se acordó cumplir la regulación de precios de los 27 artículos de primera necesidad anunciado por el Ejecutivo, siempre y cuando se evalúe la implementación y la viabilidad de los precios en los próximos días con cada uno de los afiliados a cada gremio. Dirigentes solicitaron que se aclare que el aumento de los precios estaría sujeto a la variación del dólar del Banco Central de Venezuela (BCV).

En principio el suministro de gasolina será sólo “para los priorizados en la Gaceta Oficial, alimentos y salud”, informó Jonathan Veracierta, presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro de Puerto Ordaz (ACEC). Para el 6 de mayo se acordó la reactivación de forma gradual de algunos negocios. Este reinicio de las actividades comerciales se haría con mayores medidas preventivas de las ya aplicadas.

Hasta ahora no está claro cuáles establecimientos, de los priorizados, comenzarán primero durante la reactivación comercial. De acuerdo con Veracierta se creó una comisión con un representante por cada gremio empresarial y de la Alcaldía para definir la jerarquización de esa apertura en unas mesas de trabajo.

Veracierta está en desacuerdo con la intervención de empresas privadas. “La regulación lo más seguro es que traiga escasez y la desaparición de los productos”, dijo.

Para este viernes está prevista una reunión con representantes del Ministerio para el Comercio Nacional, Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro) y la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) para canalizar los salvoconductos al sector empresarial que permitan acceder al suministro de combustible y a la circulación en horario no restringido.

No participaron

A la reunión no asistió la representación de Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras). El presidente de la organización, José Alfredo Olivo, indicó que la premura no les permitió asistir y que, aún así, el control de precios es una medida que no es avalada por sus representados. La regulación en algunos productos, afirmó, tiene que ser revisada con mayor detenimiento ya que las listas de precios que ha visto están por debajo de los costos de compra al mayor de muchos distribuidores. “Es prácticamente un suicidio cumplir con esos precios porque van a llevar las empresas a pérdidas”, aseguró.

Considera que no todos los costos son iguales y que hay aristas que tienen que ser consideradas de mejor forma. “El inventario que tienen los comerciantes en sus depósitos ¿A qué precio lo van a vender? si lo compraron por encima del precio regulación”, argumentó.

Recalcó que están interesados en que se realicen este tipo de reuniones para entregar propuestas a las autoridades y reactivar el sector empresarial siguiendo medidas preventivas ya establecidas. “Estamos preocupados porque la gente necesita trabajar, necesita producir y es el momento propicio porque aquí ha habido muy pocos casos en el estado Bolívar”, declaró Olivo.

Señaló que aún están analizando las propuestas que esperan plantear a la Alcaldía y a la ZODI en una reunión para el próximo miércoles que solicitaron con el fin de la participación de todas las cámaras de la federación. Ve oportuno que empresarios se abastezcan de combustible con menores inconvenientes para mantener el servicio de la mejor forma posible.

El superintendente de Tributos de Caroní, Becker Sánchez, confirmó que la flexibilización en la apertura de algunos sectores comerciales, vinculados a las actividades prioritarias y complementarias, estará sujeto al éxito en el cerco del virus en el municipio, y que el alcalde de Caroní, Tito Oviedo, está comprometido con cumplir con el suministro de gasolina a comercios.

La escasez de combustible por la paralización de las refinerías disparó los precios de los alimentos y ha dificultado las posibilidades de los empleados de llegar a sus trabajos. La entrega de bonos y el aumento de salarios con la inyección de dinero inorgánico por parte del Estado ha sido costosa para los comerciantes en Bolívar quienes tratan de contrarrestar la subida de los productos.

La reducción de horarios y la poca flexibilización de los impuestos sigue siendo asfixiante para muchos comercios a los que se le acumulan las deudas sin generar producción.

Bolívar hasta los momentos es uno de los estados menos afectados por los contagios de la COVID-19, al momento se han registrado tres personas infectadas, pero los comerciantes se han visto perjudicado económicamente por restricciones para el surtido de gasolina, las limitantes en el horario de trabajo y tránsito en la ciudad.

Template by JoomlaShine