Con este comportamiento, el mercado paralelo estableció un diferencial de 14,20% con el oficial que controla el Banco Central (BCV), cuyo último monto de venta cerró en 86.657,88 bolívares.

15 minutos

La cotización del dólar estadounidense en el mercado paralelo de Venezuela subió 13,11% este lunes con respecto al índice del 31 de marzo, que le permitió romper la barrera de los 100.000 bolívares por unidad. De esa manera, contrajo el salario mínimo a poco más de 2,4 dólares por mes en el país.

Con este comportamiento, el mercado paralelo estableció un diferencial de 14,20% con el oficial que controla el Banco Central (BCV), cuyo último monto de venta cerró en 86.657,88 bolívares.

El economista Leonardo Buniak dijo que la caída del bolívar se explica en la poca confianza que tienen los venezolanos en su moneda. También en el último crecimiento del gasto público, a través de bonos y subsidios a la población.

El régimen de Nicolás Maduro anunció a finales de marzo la asignación de un subsidio directo a través del llamado carné de la patria.

De acuerdo con algunos reportes, el bono alcanzaba en algunos casos los 350.000 bolívares o 3,46 dólares por beneficiario.

Se desconoce cuántas personas percibieron el subsidio, pero Maduro asevera que más de 15 millones de personas están censadas con el carné de la patria.

Subsidios empeoran la situación

“Todo ese volumen de monetización de gasto público está provocando presión en el mercado cambiario, en un escenario de pérdida de credibilidad del bolívar”, dijo Buniak.

Señaló que estas medidas podrían considerarse “un estímulo” para el incremente del valor del dólar.

La subida se produce en medio de la práctica paralización de la economía de Venezuela, que atraviesa por su cuarta semana de cuarentena para poner freno a los contagios del nuevo coronavirus.

Buniak dijo que “el comportamiento del dólar en el mercado paralelo no reconoce la dinámica económica” que experimenta Venezuela en este momento.

Maduro dijo a finales del año pasado que la dolarización de facto que atraviesa Venezuela “es una válvula de escape”. “Gracias a Dios existe”, sentenció.

De esa forma, Maduro dio luz verde a su uso de manera informal.

Template by JoomlaShine