La cesta de alimentos para una familia de cinco miembros se ubicó en el primer mes de 2020 en Bs. 24.139.128,44, un alza de 58,3% en comparación con diciembre de 2019, reportó el Cendas.

Comer se hace cada vez más difícil para los venezolanos, más para aquellos que ganan salario mínimo fijado en 250 mil bolívares mensuales. Según el último informe del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), en enero se requerían 96,5 salarios mínimos para poder comprar los rubros de la canasta alimentaria, calculada para una familia de cinco personas.

El requerimiento equivale a más de tres salarios mínimos diarios para cubrir los gastos en alimentos.

La necesidad de mayor inversión responde al incremento de 58,3% de la canasta alimentaria en enero, en comparación con diciembre de 2019. En el primer mes del 2020, la cesta de alimentos se ubicó en 24.139.128,44 bolívares, equivalentes a 317,62 dólares.

El monto indica que, para costear una alimentación equilibrada, un venezolano debe ganar 10,58 dólares diarios, en un país en que el salario mínimo es de 3,28 dólares mensuales.



Los más caros

El Cendas precisó que de diciembre de 2019 a enero de 2020 todos los rubros de la canasta alimentaria subieron de precio.

El rubro de pescados y mariscos aumentó 82%, de 1.238.941,24 a 2.254.429,67 bolívares: las sardinas frescas subieron 200,7%; mientras que las sardinas enlatadas (de 270 gramos) aumentaron 116,9%; el coro-coro 85,8% y el atún enlatado (de 140 gramos), 76,7%.

El grupo de leche, quesos y huevos subió 70,3%, de 3.148.204,90 a 5.362.333,28 bolívares: el kilo de leche en polvo remontó 105,1%; el kilo de queso amarillo 76,2%; el cartón de huevos 66,5% y el kilo de queso blanco aumentó 27,6%.

El rubro carnes y sus preparados aumentó 64,6%, de 2.623.448,51 a 4.318.109,01 bolívares: el hígado de res 119,6%; el lagarto y la carne de res molida 80,9%; la carne para bistec 73,4%; el precio del pollo subió un 66,3% y la mortadela 35,4%.

El azúcar y la sal subieron 58,6%, de 406.842,00 a 645.091,92 bolívares: el kilo de sal aumentó 108,0% y el kilo de azúcar 57,3%.

Los cereales y productos derivados incrementaron 53,5%, de 2.226.848,26 a 3.418.799,87 bolívares: las pastas alimenticias en presentación de 1/2 kilo subieron 74,8%; el kilo de harina de trigo 73,2%; el kilo de arroz 68,4%; el pan canilla 47,6% y el kilo de harina de maíz 40,4%.

El reporte destaca que en el grupo de hortalizas y vegetales, el kilo de pimentón estaba en 151.034 bolívares y bajó a 88.933,33 bolívares; mientras que los aliños que estaban en Bs. 77.198,15 el kilo, disminuyeron a 62.913,33 bolívares el kilo, 14.284,82 bolívares menos.

Template by JoomlaShine