domingo, 20 de junio de 2021 | 12:19 PM

Joachim Low: el adiós del hombre del cambio

Una vez culminada la Euro 2020 dejará el cargo como seleccionador de Alemania, donde se despide con el título del Mundial Brasil 2014, pero que el tiempo terminó por desmejorar al cuadro teutón.

Una vez culminada la Euro 2020 dejará el cargo como seleccionador de Alemania, donde se despide con el título del Mundial Brasil 2014, pero que el tiempo terminó por desmejorar al cuadro teutón.

Berlín.- Aún tiene mucho que decir en la Eurocopa Joachim Low, al que se le acumulan las ofertas después de advertir que una vez culminara el periplo de Alemania por la competición europea dejará el banquillo de la selección germana.

Fue el 9 de marzo pasado cuando este técnico nacido en Schönau hace 61 años anunció que pondría fin a su recorrido como seleccionador después de tres exitosos lustros en el cargo. Una decisión personal barruntada tiempo atrás y que será efectiva en cuanto la maquinaria teutona concluya el torneo.

Como muy tarde, el 11 de julio, tras la final de Wembley. Es esta competición su asignatura pendiente.

Tiene fecha de caducidad el trayecto de Low, uno de los seleccionadores más exitosos de Alemania. Un hombre metódico que fue capaz de cambiar la idiosincrasia del fútbol de su país, de dar un giro al sistema, de modernizar la forma de jugar.

Joachim Low desatendió parte de los principios del juego germano. Esos amparados en la fuerza, en el coraje, en el fútbol directo y en la autoridad. Eran otros tiempos.

Los tiempos de España. La llegada al banquillo de Low, tras el Mundial de Alemania 2006, como sustituto de Jurgen Klismann, del que fue ayudante durante dos años, coincidió con la irrupción y el dominio de la roja de Luis Aragonés y Vicente del Bosque. Un fabuloso ciclo de dos Eurocopas y un Mundial, el de Sudáfrica. El conjunto germano fue varias veces víctima del autoritarismo español.

Low insistió en la idea de Klismann. Los tiempos habían cambiado y el equipo alemán, uno de los más reputados de la historia, no podía quedarse atrás.

Siempre fiel a la pizarra

Joachim Low asumió el reto. Siempre sintió predilección por la pizarra a la que se aferró primero como técnico del Stuttgart al final de los noventa con el que ganó la Copa de Alemania y llegó a la final de la extinta Recopa. Unos éxitos y una repercusión que alimentó con experiencias en cualquier fútbol.

Estuvo en Turquía, en el Fenerbahce y en el Adanaspor. También en Austria, en el Wacker Innsbruck y en Viena. Hasta que Klinsmann le reclutó para la Federación Alemana.

Fue su sucesor. No influyó el hecho de que no despuntara como jugador, con una carrera limitada a temporadas cortas en el Friburgo, Stuttgart, Eintracht Fráncfort o Karlsruher. No se asentó y no destacó en exceso sobre el césped. Solo conoció a la selección en las categorías inferiores y, después, como técnico.

Low aprendió de aquella final contra España en la Eurocopa de Austria Suiza 2008. Llevaba dos años como seleccionador y no regateó elogios a su adversario. Aquella era la manera de jugar y la fórmula para proceder.

La renovación germana

Asumió una reconversión en el equipo. Aprovechó el talento de la hornada que apretaba, distinta, al margen del clasicismo alemán. Encontró a jóvenes como Manuel Neuer, Mesut Ozil, Toni Kroos, Sami Khedira o Thomas Muller. No ganó el Mundial en Sudáfrica. Volvió a ser arrinconada por España en la semifinal. Pero lejos del cese, la Federación de Alemania amplió la confianza en la idea de Low.

El seleccionador instaló su idea. La del gusto por el balón y por el toque. Por la elaboración. Por el juego. La del esplendor del pase, la de la posesión.

Fue cuatro años después cuando llegó su explosión en el banquillo alemán. El dominio español decayó después de lograr la Eurocopa de Polonia y Ucrania y el plantel de Low tomó el relevo. Fue en Brasil 2014, en el Mundial, cuando el éxito le llegó.

Hizo de Alemania un equipo intratable. Sonrojó a Brasil en Belo Horizonte en las semifinales (1-7) y se impuso a la Argentina de Leo Messi en la puja por el título. Joachim Low acabó campeón. Campeón del Mundo.

El trayecto y la idea habían funcionado. La apuesta por este preparador con aires de actor de cine y puesta en escena sosegada, situó a su fútbol en la cima. Abanderado por una talentosa generación en plena madurez.

Low procuró alargar el rendimiento de aquella camada. Se quedó en puertas de la final en la Eurocopa de Francia 2016, que advirtió la decadencia del equipo que el seleccionador no supo ver. Tocó fondo después, en el Mundial de Rusia 2018 donde por primera vez en la historia Alemania no pasó la fase inicial.

Ni el juego era igual ni tampoco los resultados. Ahora, quince años después de aquel inicio en agosto del 2006 ante Suecia, Low ha decidido echar el cierre a su etapa en la selección con un gran reto por delante. Llevar a Alemania a su cuarto título en la Eurocopa, la competición donde no logró triunfar.

¡Mantente informado uniéndote al canal de WhatsApp o Telegram del Correo del Caroní!

Hazlo a través de los siguientes links https://chat.whatsapp.com/IlKCo7gVPIx2RQo4UGj1js
| https://t.me/NoticiasCorreldelCaroni

Más del autor

Marc Márquez siempre gana en Sachsenring

Por undécima vez de manera consecutiva en el trazado alemán de Sachsenring, Marc Márquez se ha vuelto a subir a lo más alto del podium que no hacía desde el pasado Gran Premio de Valencia en el 2019.

Yulimar todos sus saltos superiores a los 15 metros

La venezolana Yulimar Rojas, campeona mundial y subcampeona olímpica de triple salto, añadió a su historial otras cuatro marcas superiores a los 15 metros, reforzó su consistencia a un mes de los Juegos de Tokio y se alzó con la victoria en Madrid con 15,34 y un viento favorable de 2,2 metros.

Zarco, Fernández y Salac sorprenden en Sachsenring

El Gran Premio de Alemania tendrá tres nuevos “pole-mans” con Johan Zarco en la MotoGP, Raúl Fernández en la Moto2 y Filip Salac en la Moto3 de la carrera que se disputará ´ste domingo en el circuito de Sachsenring.

Francia se atascó con el “gulasch” húngaro

El plato típico de Hungría no fue del total agrado para los galos y en plano futbolístico, el partido en el Puskás Arena ante 60 mil aficionados terminó empatado a un gol por lado en el Grupo F de la Eurocopa.

¡Síguenos!

Notas relacionadas

Una fantasía de Cardona guía a Colombia a la victoria

La selección cafetera debutó en la Copa América con un triunfo por la mínima diferencia ante el Ecuador, gracias a una jugada de fantasía de su volante Edwin Cardona.

Países Bajos domina a Austria y pasa a octavos

Con su victoria de 2-0 y con 6 puntos en el bolsillo, la “Naranja Mecánica” selló su boleto a los octavos de final de la Eurocopa con goles de Memphis Depay y Denzel Dumfries.

Fariñez salió “inmune” ante la ofensiva colombiana

Con una actuación magistral bajo la potería, Wuilker Farínez fue la figura excluyente de Venezuela para sacar un verdadero “punto de oro” ante la fuerte ofensiva colombiano en la Copa América.

“Cafeteros” y “Llaneros” en un duelo desigual

Colombia y Venezuela reanudan este jueves la Copa América en lo que corresponde al Grupo B, en un partido dónde nuevamente la “Vinotinto” llega mermada por el contagio de la Covid-19

Jairo Guitarreao conquista con su música

El cantautor venezolano presenta su éxito El Viejo Supermán. Es un tema que presenta aires melancólicos sin renunciar al sarcasmo y los destellos de humor. | Foto cortesía

Márquez y Espargaró confiados en “despegar”

Los dos pilotos españoles de la Repsol-Honda se muestran confiados y con ganas de llegar a un circuito, el alemán de Sachsenring, en el que el primero lo ha ganado todo en la última década y el segundo espera hacer un buen resultado.