La parroquia más grande de San Félix, Vista al Sol, lleva más de 10 años olvidados por Hidrobolívar, con un servicio de agua intermitente, y en algunas zonas inexistente. Los afectados han tenido que asumir roles que son competencia exclusiva de la municipalidad para tratar de solventar la carencia del servicio.

@mlclisanchez

Este jueves, 13 de febrero, entre carteles y al son de la consigna No somos camellos, queremos agua, residentes de Vista al Sol manifestaron su descontento por el paupérrimo funcionamiento del suministro de agua en esta parroquia abandonada por la Alcaldía del municipio Caroní desde hace más de 10 años.

“Ya en reiteradas oportunidades nos hemos entrevistado con el personal de Hidrobolívar, con líderes operacionales y con el personal administrativo en mesas técnicas, hemos presentado mapas y soluciones”, protestó Jesús Mujica, vecino del sector sur de Vista al Sol desde hace 28 años.

La escasez o inexistencia del suministro implica que diariamente los habitantes tengan que llenar más de un tambor de agua valorado en Bs 60 mil o bidones de agua que cuestan Bs 20 mil en efectivo, para suplir sus necesidades básicas diarias, la fabricación de bombas caseras o incurrir en la ruptura ilegal de las calles y avenidas de la comunidad para hacer llegar agua a sus casas.

Mujica explicó que las zonas en las que el servicio de agua es inexistente son el sector sur, Libertador y Cristóbal Colón. El sector norte, por estar ubicado en la zona alta de la parroquia, cuenta con una distribución intermitente y de bajo caudal del recurso natural necesario para el aseo personal, la limpieza de alimentos y el consumo humano. 


Afectados hicieron por su cuenta planos para entregar a Hidrobolívar a fin de mostrar las zonas que necesitan el vital líquido
     

Para finales de enero, el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera Pietri, anunció vía Twitter -con la promesa de mejorar el ya paupérrimo estado de los servicios públicos- la implementación del estado mayor de servicios públicos, en todos los municipios del estado Bolívar.

Hasta ahora, los habitantes de Vista al Sol no han visto resultados de tal promesa. “Nosotros no hemos obtenido respuestas sobre el agua, ni del gobernador. A veces pasamos hasta tres días sin agua”, expresó disgustado José Gregorio Mejías, representante del comité de tierra urbano Noel Grillet de la parroquia Vista al Sol.

Mejías relató que en enero se reunió con el presidente de Hidrobolívar, encuentro en el que resultó el nombramiento de una comisión de agua y una inspección desde la entrada de la comunidad hasta el Barrio Tricolor, y desde ahí hasta el final de la ruta II de Vista al Sol.

Además, Mejías reportó que en el módulo de Vista al Sol tampoco hay suministro constante de agua. Este centro de salud fue el pasado miércoles el escenario de una rueda de prensa en la que el alcalde Tito Oviedo, junto a la plana mayor oficialista, anunció el plan de recuperación y limpieza Juntos por Guayana, para el abordaje de los principales servicios, es decir, para retomar las labores abandonadas que corresponden a la Alcaldía en el marco del año electoral.

Vecinos de la parroquia aseguran que el suministro de agua sigue sin abastecer al módulo que atiende a seis parroquias de San Félix. “Dependen de un tanque para el suministro de agua. El tanque subterráneo permanece vacío”, participó Mejías.

El Observatorio de Servicios Públicos en Guayana registró en 2019 un 70% de afectación crítica en el servicio de agua de la parroquia Vista al Sol.

Liceos sin agua

“Ellos saben que ahí en ese liceo no llega agua”, dijo señalando la Escuela Técnica Manuel Jara Colmenares, prosiguió el representante del comité de tierra urbano. Además manifestó con preocupación que al menos cinco escuelas se han visto afectadas por el escaso suministro de agua. “Ellos -Hidrobolívar- alegan que las bombas están dañadas, pero nunca han instalado unas nuevas”.

La Escuela Justo Aridú Guzmán, la Escuela Básica Vista al Sol, el Liceo Manuel Jara Colmenares, Creación La Victoria, Preescolar Andrés Bello, Escuela Cristóbal Colón, Colegio José Félix Ribas, Escuela La Granja, la Escuela Rafael Urdaneta y el Colegio Pablo Vicente Bastardo son algunos de los centros educativos más afectados por la ausencia del agua.

     


El comedor de la Escuela Técnica Manuel Jara Colmenares, que antes producía más de 800 platos de comida diarios, no funciona desde el 7 de enero 


La directora de este plantel, Mercy Zuniaga, manifestó que se almacena agua en bidones, tobos y cuñetes de pintura debido a que no cuentan con tanque | Fotos William Urdaneta

“Los muchachos del Liceo Manuel Jara Colmenares a veces tienen que venir a pedirles agua a los vecinos, porque no tienen con qué beber agua o cómo hacer la limpieza del liceo”, resaltó Guzmán.

La directora de este plantel, Mercy Zuniaga, quien ha trabajado 18 años en la institución informó que esta nunca ha contado con tanque de agua, y que ha solicitado seis veces a la Alcaldía dos tanques de 600 litros para abastecer al liceo, pero hasta ahora no ha recibido respuesta a su solicitud.

“A pesar de que en reiteradas ocasiones hemos solicitado a las autoridades competentes un tanque para resguardar agua, no nos ha llegado ni por la Alcaldía ni por la Gobernación”, participó la directora. “Al final, quienes están siendo afectados es nuestra población estudiantil, más que nosotros mismos”.

Si bien la intermitencia del servicio de agua en Vista al Sol se remonta desde hace más de 10 años, Zuniaga asegura que todo empeoró mucho más desde hace dos años. En el liceo solo hay agua por una hora al día. “Si llega a las 6:00 de la mañana, se va a las 7:30, a veces dos días a la semana”, relató.

Esto implica que los baños de la institución colapsen, no se pueda cocinar en el comedor y que no haya agua para tomar. De 12 baños que tiene el colegio solamente hay dos operativos.

“Si no llega el agua un día, solicitamos colaboración para comprarla o le pedimos ayuda a los vecinos”, prosiguió la directora. En la institución almacenan el agua en bidones, tambores y cuñetes de pintura.

Por el problema de suministro de agua el horario de clases se redujo de 7:00 de la mañana a 2:30 de la tarde. “Porque sabemos que después de mediodía los baños van a colapsar”, señaló Zuniaga.

Sin comedores

Debido a esta situación, el comedor estudiantil de la institución, que antes tenía la capacidad de albergar 389 estudiantes sentados y de producir de 800 a mil platos de comida diarios, desde el 7 de enero no funciona.


La inexistencia del agua potable implica que diariamente los residentes tengan que gastar más de 100 mil bolívares
     

El resultado: una matrícula de 1.218 estudiantes perjudicados, el 50% de ellos pertenecientes a la parroquia de Vista al Sol, y la otra mitad provenientes de sitios más lejanos como 25 de Marzo, Las Morucas, La Victoria y 11 de Abril.

“A pesar de eso, todavía tenemos muchachos que hacen el esfuerzo de venir todos los días”, informó la directora. Quien además enfatizó que a veces la afluencia de estudiantes disminuye en la tarde porque no tienen qué comer, y no regresan.

“Sin agua ni siquiera podemos continuar con el sistema de riego del proyecto Manos a la siembra que nos exige el Ministerio de Educación”, explicó Zuniaga. Este proyecto se trata de la habilitación de conucos que ayuden a abastecer al comedor de la institución de verduras y hortalizas. “El año pasado sembramos más de 120 plantas de maíz, sembramos yuca y tampoco se desarrolló. Con la ausencia de agua no podemos trabajar”, puntualizó.

En el conuco también se siembra plátano, ají dulce, orégano, cambur, toronjil, yuca y auyama.

La directora de la unidad educativa reportó un deterioro generalizado de todos los servicios públicos, aunque la falta de suministro de agua es uno de los más graves.

Esto constituye una violación al artículo 54 de la Ley Orgánica de Educación en el que se garantiza la idoneidad de los trabajadores y las trabajadoras de la educación, la infraestructura, la dotación y equipamiento, los planes, programas, proyectos, actividades y los servicios que aseguren a todos la igualdad de condiciones y oportunidades.

 
Jackson tiene que recorrer cuatro cuadras, ida y vuelta, a diario para llevar cuatro tobos de agua a su casa. Camina desde Libertador hasta la ruta II de Vista al Sol
 
JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework