El coordinador de la ONG Contraloría de lo público y lo urbano, Simón Yegres, informó que la mayoría de los accidentes de tránsito en Ciudad Guayana ocurren en los cruces semaforizados debido a semáforos averiados.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Al menos 87 personas fueron víctimas de accidentes viales en Ciudad Guayana durante 2019. De ellas, unas 22 murieron de acuerdo con el monitoreo de medios de Correo del Caroní.

El coordinador de la ONG Contraloría de lo Público y lo Urbano, Simón Yegres, sostiene que la mayoría de los accidentes de tránsito en Ciudad Guayana ocurren en los cruces semaforizados donde la señal de tránsito no funciona.

Para finales de 2019 esta ONG contabilizó un total de 118 semáforos en Ciudad Guayana, 21 de los cuales funcionaba a medias y solo seis de ellos operan completamente. Los 91 restantes, simplemente, no funcionan. Esta organización teme que el mal funcionamiento de las señalizaciones de tránsito incida en la inobservancia peatonal.

      n el Informe mundial sobre prevención de los traumatismos causados por el tránsito, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que las lesiones causadas por estos accidentes son un problema de salud pública de primera magnitud y no un derivado de la movilidad vehicular.

Solamente en diciembre de 2019 hubo aproximadamente 12 víctimas de siniestros viales: 6 muertos y 6 lesionados en Ciudad Guayana. Uno de los de mayor conmoción social fue el arrollamiento del abogado Alfredo La Rosa, quien transitaba en bicicleta por la avenida Leopoldo Sucre Figarella, sentido San Félix - Puerto Ordaz, cuando una camioneta a exceso de velocidad lo embistió con tanta fuerza que lo hizo volar por los aires. La Rosa murió en el acto.

En enero de 2020 la inseguridad vial no cambió. El 11 de enero un choque en la misma avenida dejó un saldo de tres personas heridas y una fallecida: Fabiola Vásquez, estudiante del décimo semestre de Comunicación Social de la UCAB Guayana. Este 26 de enero ocurrió un accidente cerca de la terminal de San Félix que dejó cinco personas heridas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que las lesiones causadas por el tránsito representan una pesada carga no solo para la economía mundial, sino también para los hogares. La pérdida de quienes ganaban el sustento y el costo añadido de atender a los familiares discapacitados por dichas lesiones sumen a muchas familias en la pobreza en todo el mundo. Por ello exhorta a los gobiernos a desarrollar políticas en materia de seguridad vial que tomen en cuenta los errores de las personas y la vulnerabilidad del cuerpo humano.

Relajamiento de la norma

Yegres manifestó su preocupación por el hecho de que en 2015 fue la última vez que se emitió demarcación horizontal -rayado peatonal, y otras señales de tránsito-, y desde entonces este tipo de señalizaciones se ha deteriorado.

El urbanista advierte que el deterioro de las señalizaciones puede condicionar a los usuarios de las vías de tránsito a tomar precauciones por sus propios medios y acostumbrarse a que la semaforización y demarcación horizontal no funcione y, en consecuencia, ocurran accidentes de tránsito por inobservancia peatonal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que en muchos países de ingresos bajos y medianos no está suficientemente desarrollada la recopilación sistemática de datos sobre el tránsito, por lo que a menudo se notifica un número de defunciones y traumatismos graves inferior al real y este podría ser el caso de Venezuela.

Naciones Unidas sostiene que es imposible erradicar los accidentes de tránsito. Sin embargo es un problema que puede evitarse a través de la implementación de un sistema de seguridad vial que los reduzca al máximo y que, en caso de generarse uno, no cause lesiones humanas graves.

Para que un sistema seguro funcione es fundamental que haya una voluntad política dispuesta a disminuir los riesgos de aumento de accidentes de tránsito mortales o con lesionados, un sistema que fomente la observancia de las leyes de tránsito como el uso correcto de la semaforización o el paso peatonal y una infraestructura vial que obedezca a los puntos anteriores.

En Guayana no hay acceso público a cifras oficiales de siniestros viales que permitan establecer las razones de las colisiones o la magnitud de este problema de salud pública en la ciudad. Las últimas cifras oficiales datan de 2015, lo que impide medir la magnitud de los problemas que causan los accidentes viales.