jueves, 28 de octubre de 2021

AUTOR

Fernando Luis Egaña

¿Resignación? ¡Nunca!

No debemos resignarnos a la llamada “normalización” de la vida política de Venezuela, que no es otra cosa que la hegemonía roja siga en el despotismo y el conjunto de la nación siga aplastada.

La democracia no es un derecho adquirido

Y se tardará menos o más en llegar a ese final de la catástrofe para comenzar, de nuevo, a subir la cuesta, en la medida que sepamos que los derechos se conquistan, se mantienen y se despliegan, con una perseverancia a toda prueba.

Una ofensiva continental

Hay una ofensiva continental que lleva adelante la izquierda jurásica o radical, estrechamente imbricada con la criminalidad organizada, y con polos de poder de otros ámbitos del mundo, que también desprecian a la democracia.

El renacimiento de Venezuela

Hablar de reconstrucción o de renacimiento es esencialmente igual. No es empezar de cero, sino aprovechar los activos que existan, y que fueron cimentados con mucho esfuerzo a lo largo de mucho tiempo, para que Venezuela tenga la oportunidad de levantarse de su postración.

La suerte de Trump

Su estilo parece consistir en buscar siempre el centro de la polémica. Con quien sea y por lo que sea. Por eso no le rindo la ganancia a la iniciativa de activar un juicio político o impeachment en su contra, por parte de un sector significativo de la bancada del Partido Demócrata en el Congreso de Estados Unidos

Salidas negociadas…

La lucha política es dinámica por definición. Cuando la situación se congela, o luce estática, es porque la lucha está mal planteada, o más bien hay una simulación de lucha.

Una gran confusión

Maduro y los suyos no merecen el beneficio de la duda. Merecen la necesidad de una condena. Lo que han hecho y están haciendo para destruir a Venezuela así lo confirma.

Un balance que hace falta

La guerrilla, por definición, asume la violencia como política. Pero una cosa es el enfrentamiento violento contra las fuerzas de seguridad de un Estado que se considera injusto o ilegítimo, y otra muy distinta es el uso extensivo del terror.

No estaba muerta, estaba de parranda

La izquierda autoritaria y populista no estaba muerta, estaba de parranda. Hay que enfrentarla con todos los medios legítimos. Es un derecho y un deber.

Una pregunta, varias respuestas…

El tiempo de las preguntas debe terminar. Es el tiempo de las respuestas, pero no de las respuestas explicativas o descriptivas, sino de las respuestas efectivas, concretas y sustanciales.

Artículos más leídos

Ajustan utilidades en las empresas básicas pero primera fracción aún no alcanza ni para la canasta alimentaria

Por tercer año consecutivo, las estatales de Guayana aplican la modalidad de fraccionar el pago de las utilidades en cuatro partes. Aunque los empleados coincidieron en que hubo un ajuste con respecto a 2020, no permite mejorar las condiciones económicas de los trabajadores. | Foto William Urdaneta

Gremios insisten que flexibilización debe ir acompañada de normalización de despacho de combustible

En rueda de prensa representantes de distintos sectores económicos plantearon además la urgente necesidad de reactivar los vuelos comerciales para lograr mejoras durante los últimos meses del año. | Foto William Urdaneta

Familiares piden apoyo para acelerar búsqueda de cuatro desaparecidos tras naufragio cerca del embalse de Macagua

Cinco personas iban a bordo de la curiara que se hundió durante la tarde de este domingo. Solo una persona ha sido rescatada. Cuatro curiaras y cuatro lanchas buscan a las víctimas del naufragio. | Foto Laura Clisánchez

Familiares buscan a niño desaparecido al sur del estado Bolívar desde hace seis días

Yonahtan López, de 12 años, está desaparecido desde el miércoles 13 de octubre al medio día. Fue visto por última vez en Santa Elena de Uairén. | Foto cortesía

Trabajadores de Ferrominera ahora caminan kilómetros para llegar a planta por no perder beneficios

Aunque las carencias de transporte afectan a todas las empresas de la Corporación Venezolana de Guayana, empleados reportan que durante las últimas semanas la situación en FMO ha empeorado. | Foto William Urdaneta