lunes, 25 de octubre de 2021

AUTOR

Fernando Luis Egaña

El sustento de la esperanza

Algunos llamados expertos sostienen que las “dificultades” están en las “estrategias prácticas”, como si la lucha política contra una hegemonía despótica, depredadora y corrupta, fuera una cuestión técnica, más o menos como de tecnología electoral. Craso error.

Indignación y sufrimiento

El sufrimiento del pueblo venezolano indigna. Indigna también que sus responsables se burlen malévolamente del sufrimiento popular.

Un país secuestrado

Un país puede ser secuestrado poco a poco, sin que una buena parte del mismo tome conciencia al respecto, e incluso con la aceptación entusiasta de amplios sectores sociales. Lo clave es que se establezca un poder cuya finalidad sea despotizar, depredar, corromper, y hacer todo lo que sea posible para permanecer en el control del país.

Un camino culebrero

El camino culebrero está en medio de una catástrofe humanitaria de tal magnitud, que la principal vía de escape, hasta ahora, son millones de emigrantes que ya no pueden sobrevivir en su patria.

Contradicciones

Las referidas votaciones están configuradas por distorsiones fraudulentas que atienden los intereses del poder. Y los “procesos de diálogo” son inventos del oficialismo para ganar tiempo, y despejar dificultades políticas.

Destruir y construir

Venezuela pasó de ser un importante y respetado país productor y exportador de petróleo, a un país ex-petrolero. No post-petrolero. Sino ex-petrolero. Es decir, el poder establecido destruyó a la industria petrolera nacional. Esto bastaría para significar la magnitud de la catástrofe, pero es la misma o similar en casi todas las áreas económicas y sociales.

La cuadratura del círculo

Venezuela es un santuario para el mundo de lo ilícito, y en ese contexto es imposible que exista un Estado, y mucho menos uno de derecho, como lo estructura la Constitución formalmente vigente. De nuevo, la cuadratura del círculo.

Hegemonía tóxica

La hegemonía no sólo despotiza, o depreda, o corrompe y envilece, sino que también envenena. Lejos de tener la más mínima capacidad curativa o bienhechora, a pesar de la intensa y masiva propaganda al respecto, todo lo que toca lo envenena.

Día de la Dependencia

Las últimas hilachas que quedaban de una plataforma electoral han sido pulverizadas por el poder despótico. Nadie las reconoce, sino los que se benefician de ellas.

José Gregorio Franciscano

Un médico eminente que veía en el enfermo al mismo Jesucristo, al igual que San Francisco de Asís. De eso se trata en gran medida, y lo digo con profundo respeto y veneración.

Artículos más leídos

Ajustan utilidades en las empresas básicas pero primera fracción aún no alcanza ni para la canasta alimentaria

Por tercer año consecutivo, las estatales de Guayana aplican la modalidad de fraccionar el pago de las utilidades en cuatro partes. Aunque los empleados coincidieron en que hubo un ajuste con respecto a 2020, no permite mejorar las condiciones económicas de los trabajadores. | Foto William Urdaneta

Gremios insisten que flexibilización debe ir acompañada de normalización de despacho de combustible

En rueda de prensa representantes de distintos sectores económicos plantearon además la urgente necesidad de reactivar los vuelos comerciales para lograr mejoras durante los últimos meses del año. | Foto William Urdaneta

Trabajadores de Ferrominera ahora caminan kilómetros para llegar a planta por no perder beneficios

Aunque las carencias de transporte afectan a todas las empresas de la Corporación Venezolana de Guayana, empleados reportan que durante las últimas semanas la situación en FMO ha empeorado. | Foto William Urdaneta

Denuncian violación del derecho a la defensa del trabajador Rodney Álvarez en instancia de apelación

Pese a la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el obrero sigue sufriendo violaciones al debido proceso y su caso carece de garantías de juicio justo. | Foto William Urdaneta

Salas COVID-19 de Ciudad Guayana comienzan a quedarse sin cupo ante repunte de casos

A 10 días de una flexibilización general, los casos de nuevas infecciones y reinfecciones vuelven a escalar en Ciudad Guayana. “Los vacunados se están confiando y relajando demasiado, y los no vacunados están reacios a vacunarse”, recalcó una doctora. | Foto William Urdaneta