El pasado 21 de marzo, Rojas denunció en las redes sociales que funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) llegaron a su casa y le pidieron que lo acompañara.

Keysarith Carruyo | 15 minutos

El periodista venezolano Darvinson Rojas fue liberado la noche de este jueves luego de estar 12 días detenido por el régimen de Nicolás Maduro.

“Periodista Darvinson Rojas es liberado después de 12 días de injusta detención (...) Más de 280 horas detenido por la FAES luego que publicara información vinculada a la pandemia del Covid-19”, informó el Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela (IPYS) en la red social Twitter.

El profesional de la comunicación fue imputado por los siguientes cargos: instigación al odio e instigación pública. Incluso, quisieron culparlo por “terrorismo”, pero, la Fiscalía de Venezuela desestimó este último cargo.

El padre del periodista, en entrevista con Sergio Novelli, aseguró que el régimen de Nicolás Maduro detuvo a su hijo por publicar cifras sobre el coronavirus, las cuales, “no coincidían con las oficiales”.

“Darvinson está cumpliendo con el deber de informar. Además, el anuncio que hizo público era información que maneja el mismo gobierno porque la recibió de la Gobernación del estado Miranda”, comentó.

Día de la detención

El pasado 21 de marzo, Rojas denunció en las redes sociales que funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) llegaron a su casa y le pidieron que lo acompañara.

Los uniformados afirmaron que recibieron una llamada anónima en la que reportaban un caso de coronavirus en su vivienda.

“Cuatro funcionarios de las FAES permanecen armados y encapuchados afuera de mi residencia (…) Siguen las amenazas de los funcionarios de las FAES para que abramos la puerta (…) Funcionarios de las FAES quieren entrar a juro a la casa”, narró el periodista con varios mensajes publicados en Twitter.

Luego, poco antes de ser detenido, Rojas envió un mensaje de voz en el que alertó que los agentes estaban intentando derribar la puerta de su casa. Se negaron a mostrar una orden judicial de allanamiento de morada.

“Funcionarios de las FAES dicen que vienen por mí (…). Funcionarios de las FAES quieren llevarme detenido”, agregó el periodista antes de ser encarcelado injustamente.

Sus padres también fueron detenidos por los funcionarios pero luego puestos en libertad, según información del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela.

Template by JoomlaShine