La demora en la entrega de la ayuda económica, por parte del Gobierno, perjudica a los docentes de 178 escuelas de Fe y Alegría en todo el país. 1.080 trabajadores en el estado Bolívar están afectados.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pese a que ya transcurrieron los primeros 15 días de noviembre, fue este miércoles 14 de noviembre cuando los 1.080 trabajadores entre personal docente, administrativo y obrero de las escuelas de Fe y Alegría en el estado Bolívar percibieron el pago de la última semana de octubre. La demora es consecuencia del atraso de tres semanas en la entrega de la subvención otorgada por el Ministerio de Educación a la Asociación Venezolana de Colegios Católicos (AVEC), a la cual está adscrita Fe y Alegría.

En Ciudad Guayana, el descontento laboral crece y motivó a un grupo de docentes a constituir una comisión en defensa de un salario justo y oportuno en vista del incumplimiento de los cronogramas de pago y los acuerdos establecidos entre el Ministerio de Educación y AVEC. La dilación afecta al personal de las 178 escuelas de Fe y Alegría en todo el país.

A través de un comunicado, la comisión de docentes da cuenta del retraso en el pago correspondiente a la cuarta semana de octubre y señala que “a la fecha no se ha recibido la subvención para cubrir el pago de la primera semana de noviembre y cumplir con puntualidad con el pago de la semana que transcurre. El Ministerio de Educación no proporciona los recursos a tiempo y lo hace de manera fraccionada, lo que limita el poder adquisitivo de los trabajadores”.

Los profesionales de la educación resaltaron que los sueldos y salarios establecidos tras las medidas económicas dictadas por el Ejecutivo nacional, han desmejorado la calidad de vida del personal que labora en los centros educativos subvencionados, a la par de que el bono de alimentación de apenas Bs. 180 es insuficiente para adquirir los productos de la cesta básica.

“Se mira con preocupación el deterioro físico y desgaste de nuestro personal quienes no cuentan con una alimentación adecuada y hacen el máximo esfuerzo por llegar y cumplir heroicamente con su trabajo subiendo a un camión de baranda después de más de dos horas de espera, o caminar largos tramos para llegar a la escuela”.

Los integrantes de la comisión de docentes en defensa de un salario justo y oportuno son Johanna Zaragoza, docente de Fe y Alegría Caroní con 4 años de servicio; Frank Gómez, educadora con 20 años de servicio; Alfredo Velásquez, docente con 10 años de servicio; Dionny Ramírez, maestra con 7 años de servicio; María Eugenia, docente con 9 años de servicio; Belkys Mayo, coordinadora pedagógica de la Zona Guayana y Yaritza Manriquez, directora zonal de la institución.

“Fe y Alegría es un movimiento de educación popular y promoción social que por más de 63 años ha cumplido la misión de ofrecer una educación evangelizadora y de calidad, con un personal con compromiso y vocación, que a pesar de las vicisitudes que vive a diario están cumpliendo responsablemente con la atención de nuestros estudiantes. Ofrecemos una educación de calidad y merecemos un pago justo y oportuno”, destacan.

La alerta de los maestros se suma al descontento de la masa laboral de la mayoría de las instituciones educativas del país, así como de las empresas estatales, que han visto retroceder sus ingresos y calidad de vida, en un contexto de hiperinflación que provoca que los precios suban a diario.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework