Sucesos

Los habitantes de Tumeremo habían escuchado rumores de que este fin de semana podría ser testigos de nuevos hechos de violencia. Y así fue: desde las 6:00 de la mañana de este sábado y a menos de quince días de la masacre de Los Candados (Sifontes), fuerzas estatales e integrantes de la banda ‘el Coporo0 se enfrentan, con balas y granadas, en La Caratica. Hasta la noche del sábado había siete muertes confirmadas (todas las víctimas, integrantes de la pandilla) en un hecho que ventila el descontrol gubernamental sobre las armas las zonas mineras.

Esta vez fueron tres personas las asesinadas en los sectores Los Arenales, Los Aguas Frías y Negro Primero. Habitantes reportaron que sujetos armados ordenaron el cierre de las escuelas, lo que trajo de nuevo la zozobra al pueblo.

Familiares de mineros aseguran que el asesinato de siete trabajadores en una zona minera de Tumeremo, en el municipio Sifontes, el domingo 14 de octubre, fue una emboscada de parte de irregulares colombianos tras la muerte de cinco colombianos a finales de agosto. “No fue enfrentamiento, son los guerrilleros que están matando a los mineros”, dijo un pariente, de las decenas que protestaron durante tres días para exigir la búsqueda.
El comandante de la organización militar atribuyó la masacre de siete personas en una zona minera cercana a Tumeremo, el domingo 14 de octubre, a un enfrentamiento entre bandas que operan en la zona. Informó que están tras la búsqueda de alias el Coporo, cabecilla de una organización criminal.
29 personas fueron detenidas el pasado 2 de octubre, entre ellas siete menores de edad, quienes fueron privados de libertad por -presuntamente- hallárseles material estratégico, versión que desmiente la familia y denuncia vicios por parte del Cicpc.
Template by JoomlaShine