Marcos David Valverde

Los ancianos de Ciudad Guayana recibieron la pensión con más sinsabores que alegrías: además de que saben que no les alcanza para mucho, algunos soportaron horas de colas bajo sol y lluvia. No obstante, tendrán que regresar a los bancos porque a algunos no les pagaron. Todo sin contar que ayer se enteraron de que en sus cuentas todavía no está la bonificación navideña anunciada el 2 de noviembre por Nicolás Maduro.

Entre junio y comienzos de septiembre, 17 bebés (16 de ellos menores de dos años) sufrieron la peor de las consecuencias de la desnutrición severa: la muerte. La cifra, debido a la turbiedad informativa, había permanecido oculta hasta que los médicos del hospital de San Félix decidieron hablar. Tan letal ha sido la política alimentaria del Gobierno, solo otro maletín del entramado de corrupción, como la desinformación acerca de la lactancia materna. Ambos factores tiene un número este año en ese centro de salud: al menos, 41 víctimas del hambre.

José Pacheco, de siete años, murió en la madrugada del martes en el Hospital Dr. Raúl Leoni. Cuando sus padres lo llevaron el lunes en la tarde no había mucho por hacer: la difteria ya había avanzado en su organismo. Con él son cuatro los decesos confirmados a causa de la enfermedad en ese centro en lo que va de año. La muerte de José ocurre en la misma semana en la que el ministro de Salud del régimen, Luis López, aseveró que la gravedad de la difteria solo es una ‘matriz mediática’.

Para algo sirvieron las elecciones regionales. Y no fue para poca cosa: sirvieron para que la oposición entendiera que sin una estrategia definida y de largo plazo, más allá de una simple victoria, no va a ninguna parte. Ese no ir a ninguna parte es, principalmente, no contar con la aprobación de los votantes. Desatender eso significa regalarle al chavismo la posibilidad de “dar un golpe grande” en 2018. Así resume el panorama el estadístico y profesor universitario Félix Seijas.

Ordenes son órdenes, ha sido desde siempre, con método cuartelario, el estilo en el Partido Socialista Unido de Venezuela. Pero eso no impidió que la militancia criticara la imposición del exdiputado importado de Heres.

El quinto incremento de lo que va de año vino acompañado por otros anuncios, entre los que se cuentan los bonos navideños y la incorporación al cono monetario del billete de cien mil bolívares, una medida que varios economistas habían advertido como urgente desde hace meses. El bono de alimentación también fue objeto de incremento en el cálculo aunque su total no alcance ni para cubrir el 10% de la canasta básica familiar.

¿Y si la MUD no está del todo perdida? ¿Qué tal si su divorcio significaría la toma indefinida del poder por parte de la autocracia madurista? ¿Y si es este el momento para que la oposición deje, con toda la franqueza de la que es capaz, sus diferencias y mire, ahora sí, a una meta: la conquista de Miraflores? Son preguntas que formula el politólogo Benigno Alarcón, a propósito de este momento confuso de la alianza de partidos opositores pero, igualmente, punto de partida para un proceso irreversible: la formación de un líder capaz de enfrentar la bestial maquinaria estatal para arrebatar, por la vía del voto, la presidencia de Venezuela a Nicolás Maduro.

En una de las semanas más complicadas en la historia de Acción Democrática, su secretario general en Bolívar, Freddy Valera, aduce que es momento de mucho pragmatismo y, sobre todo, de avanzar con lo que se tenga a mano. Aunque ello implique retroceder.

El último informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) detalla que los comicios estaban ya viciados por el simple hecho de estar retardados desde diciembre, sin contar que antes, durante y después, el CNE los salpicó de dudas. El documento resalta al estado Bolívar como uno de los puntos en donde Tibisay Lucena y compañía desmigajaron la confianza en el voto, saltaron procedimientos y, en una abierta parcialidad, favorecieron al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Este martes quedó signado como uno de las fechas importantes de la historia de la Mesa de la Unidad Democrática. No por un triunfo electoral o por la designación de nuevas autoridades, sino por el crack que supuso la ventilación descarnada de las diferencias a raíz de la juramentación de cuatro gobernadores de Acción Democrática ante la ilegítima Asamblea Constituyente. A la oposición le urge ahora una revisión más diáfana que mediática y un reimpulso, aunque suponga ello la clausura de la alianza de partidos.

Página 6 de 95

El evento tiene como fin recaudar fondos para las operaciones de dos niños de bajos recursos. Se trata de un triatlón de baile a r...

De los 450 bolívares soberanos depositados el 1 de septiembre, jubilados y pensionados apenas pudieron retirar en efectivo entre 9...

El viernes, en varios bancos de Ciudad Guayana, hubo colas de pensionados que quisieron estar de primeros para retirar sus pagos e...

Las colas en las entidades bancarias empeoran. A menos de 10 días de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria, los banc...