Sábado, 18 Marzo 2017 00:00

Bandas armadas atemorizan a vecinos y comercio de Tumeremo en retaliación a operativos policiales

 
Valora este artículo
(4 votos)
Los negocios mantuvieron sus puertas cerradas este sábado Los negocios mantuvieron sus puertas cerradas este sábado Foto cortesía

Los grupos armados vinculados a la explotación del oro colocan, nuevamente, en vilo a los habitantes de la capital del municipio Sifontes, al sur del estado Bolívar. Una balacera que se escuchó en varios sectores de la población causó pánico y este sábado el comercio no abrió sus puertas debido a la intimidación de las bandas delictivas sin que mediara ninguna autoridad.

 

Radios apagadas

Comerciantes y habitantes consultados anoche describieron como un horror lo sucedido en las últimas 24 horas en la que se acentuaba el abandono del Estado frente al régimen impuesto por los grupos armados vinculados al negocio del oro.

El control de los delincuentes llegó incluso a dos estaciones de radio que apagaron sus transmisores por intimidación de las bandas.

El presidente de la Cámara de Comercio de Tumeremo, Erick Leiva Cavero, hizo un llamado de urgencia a las autoridades a actuar para devolver la tranquilidad a la población.barra GRIS335

 

Varias personas se dieron cita en una de las viviendas ubicadas en el sector La Caratica, en Tumeremo, municipio Sifontes, al sur del estado Bolívar. En la casa había un velorio. La fallecida era Yolianis Beatriz Vargas, de 21 años.

Su cuerpo había sido localizado por transeúntes el jueves en una zona boscosa del kilómetro 35, en la Troncal 10 vía a El Dorado. Tenía dos tiros en la cabeza y 4 horas de fallecida.

No se sabe de dónde vino el rumor, o por qué motivo les dijeron a varios delincuentes que estaban en el velorio que iban por ellos un grupo de funcionarios de seguridad en el marco de la Operación de Liberación Humanitaria y Protección de Pueblo (OLHP).

La acción de los sospechosos fue empezar a disparar durante varios minutos. “Yo vivo en la entrada de Tumeremo y hasta aquí se escuchaba la ráfaga de tiros”, comentó a Correo del Caroní una de las residentes.

El incidente ocurrió la madrugada de este sábado. La mayoría ya estaba durmiendo cuando las detonaciones resonaron por doquier. La versión oficial refiere que durante el patrullaje de unas comisiones mixtas por la avenida principal del sector avistaron a un grupo de sujetos intercambiando objetos y armas de fuego.

Estos al percatarse de la presencia policial abrieron fuego contra los efectivos. Varios de los malhechores huyeron, entre ellos uno apodado el Gordo, pero según fuentes extraoficiales habrían apresado  a cuatro de los sospechosos.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Subdelegación Tumeremo, incautaron en el sitio varias municiones 9 milímetros.

Los aprehendidos pertenecen a la banda el Tren de Dios y fueron identificados como: Ángel Felipe Salina Vargas, alías el Caracas, de 34 años, Luis Enrique Rodríguez Maita, apodado el Luisito, de 26 años, y Luis Anderson Pinto Rodríguez, alías el Pistolero, de 22 años.

Junto a ellos tres también detuvieron a Yorfred Alexander Ortega Delgado, de 19 años, este último solicitado por el Juzgado Segundo de Control del estado Aragua desde el 11 de mayo del 2016. El caso fue notificado a la fiscal quinta del Ministerio Público.

Tumeremo2La balacera el sábado por la noche fue confirmada por fuentes del Cicpc

Toque de queda

Según lo expresado por habitantes de la población minera, tras lo sucedido en las calles no hubo ni funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Ejército Bolivariano de Venezuela, ni de la Policía del estado Bolívar (PEB) y mucho menos del Cicpc.

El equipo reporteril intentó contactar al jefe del Centro de Coordinación Policial Sifontes, así como al efectivo de la estadal que estuviera de guardia, pero las llamadas no fueron contestadas.

El incidente fue confirmado por una fuente del Cicpc, la cual no ofreció mayores detalles sobre lo sucedido.

Los ciudadanos comentaron que la mayoría de los negocios no abrieron en la tarde de este sábado debido a que los integrantes de la banda liderada por el Gordo impusieron el cierre aplicando así un toque de queda.

Bandas armadas 

El apodo de el Gordo, no es nuevo, durante la masacre de Tumeremo, ocurrida hace un año ese alias tomó fuerza, debido a que fuentes policiales aseguraban que las muertes de las 17 personas en la mina Atenas se debía a una disputa minera entre él y Jamilton Andrés Suárez Ulloa, conocido como el Topo.

Junto a el Gordo el segundo al mando era Jean Carlos Bartoli, alias el Potro, de 22 años, quien fue abatido el año pasado tras enfrentarse a la brigada motorizada de la comisaría del CCP Sifontes cuando estos patrullaban avistaron una camioneta en actitud sospechosa; comenzando una persecución que culminó en la vía al Fuerte Tarabay.

Conclusiones de la masacre de Tumeremo

MASACREbarra ama450 

Pueblo de impunidad y violencia

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Estado evade responsabilidad en el descontrol y criminalidad en minas de Bolívar

barra 4naranja220

Miedo, dolor, impunidad y consolidación de la violencia minera: conclusiones a un año de la masacre de Tumeremo

barra 4naranja220

Tumeremo sigue siendo un ‘pueblo sin ley’ a un año de la masacre

 

Las lágrimas que llenaron de dolor a Tumeremo hoy siguen brotando del rostro de su gente. Un año después de la masacre de 17 mineros en la mina Atenas, la capital del municipio Sifontes sigue recordando con dolor aquel acto dantesco encubierto por un Estado cómplice de la violencia y la explotación ilegal de los recursos naturales.

Un Estado que trata de eludir su responsabilidad en estos hechos tratando de enterrar la memoria con su política de olvido, su silencio, su desatención a las víctimas y alimentando la impunidad que sigue reinando en un pueblo arrodillado por el pranato minero.

Por eso las heridas aún no cierran en Tumeremo. Por eso el dolor persiste como un calvario que familiares y vecinos padecen en silencio, ante la indolencia de un Estado y un mundo criminal aparentemente invisible ante sus ojos. Por eso el pasado 4 de marzo, Correo del Caroní publicó un especial a un año de la masacre de Tumeremo como una ofrenda contra el olvido.

Contra los embates de la impunidad y la injusticia. Por esas víctimas, sus dolientes y la sed de un pueblo que clama justicia para quizás, algún día, volver a sonreír tras el dolor, la angustia y la incertidumbre prohijados por la barbarie.

Visto 3161 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Marzo 2017 02:19

Autoridades en el estado Bolívar priorizan la construcción de una plaza recreacional en tiempo récord para los actos oficiales por...

Durante 2016, los vecinos del sector II solo recibieron la bolsa en dos oportunidades. Este año los supermercados estatales les di...

Tres días de kilométricas colas para surtir combustible han tenido que sortear los conductores de Ciudad Guayana. Las fallas en el...

Adolfo Salazar acudió a la Fiscalía Segunda por los golpes que recibió en las afueras del supermercado chino Atlántico Center en P...

La primera promesa de finiquitar este espacio para la disposición final de desechos sólidos data del 29 de octubre de 2014, cuando...