Lunes, 30 Septiembre 2013 00:27

Nueve homicidios en menos de cinco horas en Ciudad Guayana

 
Valora este artículo
(2 votos)

Desde la medianoche, los reportes de homicidios iniciaron con la muerte de Dubel Alexander Soto, de 18 años, ocurrida detrás de una estación de servicio en la avenida Angosturita. Media hora después, la Policía se trasladó a Inés Romero, en San Félix, para registrar el asesinato de Luis Sequea, dirigente juvenil de la Causa R. En Unare II, en la urbanización Buen Retiro, en el barrio El Hueco, en una comunidad adyacente al sector Fronteras de Guaiparo ocurrieron los otros hechos violentos de sangre.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Y Patria Segura? Era la pregunta que se hacían varios de los familiares de las nueve personas asesinadas -en un lapso de cinco horas- durante la madrugada de este domingo. Ocho de los crímenes ocurrieron en sectores de San Félix y uno en Puerto Ordaz.

Innumerables personas se congregaron frente a la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para pedir justicia por la muerte de sus parientes caídos a manos del hampa.

Poco después de la medianoche varios disparos segaron la vida de Dubel Alexander Soto, de 18 años, en la avenida Angosturita, específicamente detrás de la estación de servicios Borges. Según fuentes policiales, Soto estaba solicitado por un doble homicidio en julio, cuando murieron Manuel Antonio García Gómez, de 62 años y Julio César Gutiérrez, de 80, ambos baleados y quemados dentro del fundo El Nogal, situado en el sector El Guamo de Los Culíes, vía Upata.

Media hora después, a la 1:00, dos disparos dejaron sin vida a Luis Rafael Sequea Ochoa, de 27 años, quien fuese secretario juvenil de La Causa R en el municipio. El crimen tuvo lugar en el barrio Inés Romero, a pocas cuadras del Centro de Coordinación Policial (CCP) Ramón Eduardo Vizcaíno.

Parientes y amigos del joven, estudiante del cuarto semestre de Relaciones Industriales, mencionaron que estaba reunido con varios amigos, cuando fueron abordados por un delincuente que les pidió sus pertenencias.

Luego de robarlos, el criminal seguía apuntando su arma de fuego contra las víctimas. La reacción de Luis fue pedirle que la bajara, “ya le habían entregado todo”. Ante la petición del joven, el pistolero le pidió que se arrodillara para luego efectuarle dos disparos, uno de ellos en el ojo derecho.

El asesino huyó a pie. Conocidos de Luis intentaron auxiliarlo pero ya estaba sin vida.

“Dentro en una casa, bajo llaves y tras las rejas, aun así, no pudieron salvarse de la delincuencia, esa delincuencia que día a día mata esperanzas y sueños de muchos jóvenes. Mi hijo era un trabajador, un muchacho dispuesto a luchar por lo mejor de Venezuela. Siento mucha impotencia, la delincuencia está matando a nuestros hijos. Quiero saber si van a buscar a quien lo mató o si va a continuar la impunidad, ¿hasta cuándo? Yo soy una madre que sufre lo que pasa en este país, por desgracia hoy lo vivo en carne propia”, reclamaba Raiza Sorzano, también dirigente de Causa R.

A8Familia2Puerto Ordaz
De las 9 muertes de la madrugada una sucedió a las 2:30 en Unare II, específicamente frente al Banco Caroní; ahí, a tiros, mataron a Maikel Yeiser Gil Martínez, de 25 años. Dolientes, desde el Cicpc, prefirieron no hacer referencia en cuanto al homicidio.

Una hora y media después le tocó a José Manuel David Bruzual, de 21 años. El joven estaba en una fiesta cuando fueron atacados por pistoleros que dispararon contra la casa, ubicada en el sector Buen Retiro, donde estaba un grupo de jóvenes reunidos. Un proyectil en el cráneo -con una escopetín- causó que Bruzual fuese trasladado de emergencia al hospital de Guaiparo. En el trayecto pereció.

Su papá Orlando Bruzual, desde la morgue del centro asistencial, indicó que “él tenía un puesto de perros calientes frente a su casa (en la UD-145), como a todo muchacho le gustaban las rumbas”, indicó.

Cinco más en media hora
Representantes del Eje Contra Homicidios del Cicpc no habían retirado el cuerpo de Bruzual de la morgue del hospital cuando fueron informados de un doble homicidio en el sector El Hueco del barrio La Laguna, específicamente en la calle El Progreso. Los primeros en llegar fueron los uniformados de la Policía del estado Bolívar (PEB), quienes en el sitio identificaron a una de las víctimas como Wuilmaris Coromoto Amador Romero, de 24 años, quien murió de forma inmediata de múltiples disparos, mientras que Yorman José Pino González, de 23, falleció en el trayecto hacia el hospital de Guaiparo.

Durante la balacera resultaron lesionadas otras tres personas: José Luis Alguaca Flores, de 30 años, quien sufrió una herida en la espalda; Darwin Barrios Márquez, de 24, baleado en el abdomen y Drawin José Calzadilla, de 19, en el brazo izquierdo.

Aún se hacía el traslado de los heridos desde La Laguna a Guaiparo, cuando los funcionarios de la PEB recibieron el reporte del 1-7-1. “Varios heridos por arma de fuego en el sector Fronteras de Guaiparo”, situado a pocos metros del lugar donde media hora antes mataron a dos personas e hirieron a otras cinco.

Los policías cruzaron la avenida Guayana y ahí observaron los cuerpos sin vida de José Manuel Caicaguare, de 22 años; César Morey, de 34 y Jean José Bello Romero, de 30, todos con una herida en la cabeza. En el hecho resultaron lesionadas otras dos personas, ambas de 40 años, que fueron llevadas al hospital de Guaiparo: Elida Antonia Ugas Rodríguez, tiroteada en la pierna derecha y Frank Reinaldo Duarezca, baleado en la cabeza, el pronóstico de este último es reservado.

Los homicidas son los mismos
Según los vecinos del barrio La Laguna, fueron individuos de esa misma zona, apodados el Chino y el Felo, quienes accionaron sus armas contra Amador, Pino y sus amigos. Dichos maleantes, también fueron señalados como los responsables del triple homicidio ocurrido media hora después.

“Los mataron porque les dio la gana, ellos estaban frente a una casa tomándose una caja de cervezas, cuando pasaron esos tipos, los mataron y se fueron riéndose”, afirmó un residente de Fronteras de Guaiparo, quien por miedo a represalias pidió dejar en anonimato su identidad, asegurando que “esos no son sus primeros muertos, ellos matan por placer, eso es a cada rato y nadie hace nada”.

414 crímenes

Durante los nueve meses de 2013 se han registrado 414 homicidios en el municipio Caroní. Enero, con 57 víctimas continúa siendo el más violento, mientras que abril y mayo, ambos con 53 asesinatos, tienen el segundo lugar de la lista con más muertes, según datos manejados por Correo del Caroní. Hasta la mañana de ayer, septiembre tenía un saldo de 47 muertes, de las cuales siete han sido resueltas por las autoridades.

A principios de este mes, voceros del Plan Patria Segura, mediante una rueda de prensa, indicaron sobre una reducción del 15% de los delitos en general en el municipio Caroní, no obstante, las personas aseguran “no ver el movimiento de los guardias nacionales dentro de los barrios, ellos están para parar carros en las avenidas y jugar con sus teléfonos. El hampa está en los alrededores de nuestras casas, no en las autopistas, ya basta de mentiras. La Policía tiene que prevenir estos hechos y lo que hacen es cooperar con que cada vez incremente más”, afirmó una vecina del barrio La Laguna.

Visto 10877 veces Modificado por última vez en Lunes, 30 Septiembre 2013 02:38

El evento tiene como fin recaudar fondos para las operaciones de dos niños de bajos recursos. Se trata de un triatlón de baile a r...

De los 450 bolívares soberanos depositados el 1 de septiembre, jubilados y pensionados apenas pudieron retirar en efectivo entre 9...

El viernes, en varios bancos de Ciudad Guayana, hubo colas de pensionados que quisieron estar de primeros para retirar sus pagos e...

Las colas en las entidades bancarias empeoran. A menos de 10 días de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria, los banc...