El comandante de la organización militar atribuyó la masacre de siete personas en una zona minera cercana a Tumeremo, el domingo 14 de octubre, a un enfrentamiento entre bandas que operan en la zona. Informó que están tras la búsqueda de alias el Coporo, cabecilla de una organización criminal.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral Guayana (REDI), Jesús Mantilla, aseguró este sábado durante una rueda de prensa que “en Venezuela no existe guerrilla como tal”, tras las denuncias de la población de Tumeremo, municipio Sifontes, que vinculan el asesinato de 7 personas el domingo 14 de octubre a una emboscada de guerrilleros colombianos.

En el balance ofrecido junto al gobernador de Bolívar, Justo Noguera Pietri, y autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Guardia Nacional, Defensoría y Ministerio Público, Mantilla informó que el viernes 12 de octubre habitantes de la localidad de Tumeremo, al sur de Bolívar, iniciaron las denuncias del “enfrentamiento”. “En redes sociales empezaron a correr una serie de informaciones que en la mayoría de los casos estaban alejadas de la realidad para generar malestar e incertidumbre en la población”, dijo.

Pese a que los habitantes de Tumeremo, aseguraron que no fue un enfrentamiento sino una emboscada, el militar señaló que corroboraron que se trató de un enfrentamiento entre “bandas armadas” que “por una u otra circunstancia” operan en ese sector. Los cuerpos, dijo, de los cinco hombres y dos mujeres asesinados fueron encontrados “en medio de la selva”.

El enfrentamiento, agregó, se habría dado entre la banda de Josué Zurita, alias el Coporo, y algunos integrantes de la fracturada banda de Alexandro Lisandro González Montilla, alias "El Gordo Lisandro", cuyo cuerpo con múltiples impactos de bala apareció a mediados de julio en la Autopista Regional del Centro, que une a Distrito Capital, Aragua y Carabobo. “Algunos de esos elementos quedan allí y se presume que el enfrentamiento ocurre entre esas bandas, de todas maneras estamos llevando las investigaciones”.

“Se fracturan las bandas y empiezan las luchas internas”, coincidió el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera Pietri.

Mantilla manifestó que están tras la búsqueda de Zurita “para aplicarle todo el peso de la Ley (…) No vamos a descansar hasta dar con el paradero de estas bandas”, que describió como bandas jóvenes que “de alguna manera” obtienen armas “y van a los sectores de mina donde someten a la población, le quitan el producto de su trabajo y en algunos casos se producen estos enfrentamientos para tratar de tener el control de la zona (…) Vamos a garantizar la total normalidad en esa área donde ejercen la minería y buscan el sustento a sus hogares. Las Fuerzas Armadas mantendrán su presencia allí y va a enfrentar cualquier elemento armado”, expresó.

Los familiares de los mineros, que protestaron durante tres días en Tumeremo para exigir la búsqueda de sus parientes en la mina Corregente, denunciaron la incursión de grupos guerrilleros en la zona, que algunos se atreven vincular con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). No obstante, Mantilla aseguró que “en Venezuela no existe guerrilla como tal, por lo tanto ese calificativo, esa denominación, no es correcta”.

“Lógicamente el ciudadano que lo ve, ve a otro elemento armado, asume que forma parte de un grupo y le da ese nombre, pero en Venezuela no existe guerrilla. Creemos que es una matriz de opinión para hacer ver que aquí en Venezuela nos estamos enfrentando, cosa que no es así; por lo tanto rechazamos ese concepto, esa opinión, que trata de hacer ver que en Venezuela tenemos grupos guerrilleros”.

“Eso no implica que en esa zona puedan haber ciudadanos que vengan de otros países y puedan inclinarse a llevar a cabo alguna acción delictiva y sean colombianos o de cualquier otro país, si están al margen de la ley, los organismos competentes vamos a actuar con contundencia”, agregó.

De la mina Corregente, precisó, fueron evacuados hasta la tarde del viernes 335 personas, de las cuales 112 son mujeres y 223, hombres.

 Sin confirmación de asesinato de cinco colombianos

Fuentes de la localidad Tumeremo presumen que la masacre de las siete personas el domingo 14 de octubre guarda relación con el asesinato de cinco colombianos el 26 de agosto en una mina del sector Bochinche. En esa ocasión, el 31 de agosto, la Cancillería de Colombia confirmó a través de un comunicado que solicitó información a las autoridades venezolanas sobre la presunta muerte de cinco colombianos en Tumeremo en una mina de oro.

El hecho, registraron medios colombianos, ocurrió el 26 de agosto en una mina, por lo que la Dirección de Asuntos Migratorios y Consulares adelantaba “las gestiones correspondientes para esclarecer los hechos del deceso y lograr la identificación plena de los fallecidos. Luego de esta identificación se podrá confirmar la nacionalidad de los mismos”.

Mantilla dijo que no ha habido confirmación de que ese hecho sucedió. Insistió, entonces, que “no hay grupos subversivos, grupos guerrilleros como tal, simplemente son muchachos que se colocan alguna prenda, inclusive aprovechamos para hacer un llamado a los padres y madres para que eduquen a sus hijos en vista de que cuando actuamos son muy jóvenes los que forman parte de estas bandas”, dijo.

El jefe de la Región Estratégica de Investigación Penal (Redip) Guayana del Cicpc, Lisandro Alfonso, puntualizó por su parte que el supuesto asesinato de cinco colombianos en agosto es “falso”. “Se enviaron comisiones de Guayana al sector descartándose eso”.

 

Leer: “Con el trabajo en la mina es que comemos”

Leer: Interpol pide captura de jefe del ELN presuntamente refugiado en Venezuela

Template by JoomlaShine