Desde la investigación universitaria hasta los reclamos vecinales, los actores que conforman el ecosistema social venezolano tienen al periodismo como punto de convergencia, que funge no solo un espacio de difusión que visibiliza su función contralora del poder, sino que, en el proceso, construye ese tejido social en el que todos, de manera sinérgica, suman para la reconstrucción de un país que se resiste a las cenizas.