La Diócesis de Ciudad Guayana está de fiesta, pues este sábado, en medio de una homilía festiva, recibió a monseñor Helizandro Terán como su nuevo obispo. El religioso agustino, de 52 años y oriundo de Maracaibo, convocó a varios sectores de la feligresía local, que escucharon su discurso impregnado de reflexiones sobre problemas sociales y la necesidad de una labor pastoral más cercana para acompañar a los fieles y construir espacios para el bien común desde uno de los principales valores: la fraternidad.

Sábado, 10 Enero 2015 00:00

Hermanos, no esclavos

Es necesario afianzar en la mente y el corazón de toda persona que tenemos la tarea de globalizar la fraternidad, no la esclavitud ni la indiferencia.