La Diócesis de Ciudad Guayana está de fiesta, pues este sábado, en medio de una homilía festiva, recibió a monseñor Helizandro Terán como su nuevo obispo. El religioso agustino, de 52 años y oriundo de Maracaibo, convocó a varios sectores de la feligresía local, que escucharon su discurso impregnado de reflexiones sobre problemas sociales y la necesidad de una labor pastoral más cercana para acompañar a los fieles y construir espacios para el bien común desde uno de los principales valores: la fraternidad.

Hay que rezar al mismo tiempo que luchar. Es, más bien, ora y labora como decía San Benito. No con el mazo dando, como dice el programa de este señor. Necesitamos un cambio de rumbo porque es un derecho de la sociedad. Las elecciones ya debieron haberse realizado y es un derecho que debe darse. Es constitucional. Por eso debemos luchar.

El domingo 24, después de la misa de 9:00 de la mañana, se realizará el Domingo Familiar en el amplio salón parroquial, donde los feligreses podrán comprar desayunos, almuerzos, refrescos, jugos, chicha, dulces, y disfrutar de música, concursos de karaoke, de baile; y jugar futbolito, kickimbol y bingo.

El padre Antonio Valladares, párroco de la Catedral de Ciudad Bolívar, fue el encargado de recibirlas.

Miembros de la congregación en conjunto con el párroco organizaron una jornada de oración para pronunciarse en contra de los hechos de destrucción de los que han sido víctimas.