Martes, 29 Mayo 2018 00:00

Los posibles desenlaces

El nacimiento de una nueva oposición, más racional, con mayor compromiso popular y más venezolana que la hasta ahora existente, puede permitir cambios positivos hasta hace poco impensables, dada la conflictividad y el odio irracional alimentado por la misma. 

El documento, firmado por organizaciones no gubernamentales como Cepaz Pana Vota, Dale Letra, Stop VIH y Acceso a la Justicia, recuerda que la decisión es ilegal por provenir de una fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente y por contrariar lo establecido en la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones.

El autoritarismo con el que el Gobierno inicia el 2018, y el repudio respectivo de la comunidad internacional, dibujan a un régimen empecinado en mantener su conducta habitual de minar los procesos de diálogo con los que suelen cobrar oxígeno: un panorama oscuro para el país ante un régimen que avanza sin una oposición de contrapeso y con unas elecciones presidenciales en puerta.

Que la comunidad internacional, los judíos en Estados Unidos, inclusive, haya rechazado ha resultado un aliciente para la sed de capricho del presidente norteamericano.

ONG Acceso a la Justicia indica que las fallas del sistema carcelario es derivada, de manera especial, por las deficiencias en la administración de justicia en el país (retardo procesal).

Ponentes del foro 'Constituyente o Entendimiento Nacional' destacan que la protesta de calle no debe abandonarse porque es la forma de expresión ciudadana, a la vez que llaman al gobierno a rectificar en su convocatoria a una Constituyente ante el clima conflictivo en el país, e invitan a un diálogo que no solo involucre a la MUD sino a otros sectores no polarizados.

Una vez más el gobierno pretende decidir quién representa a determinados sectores para la revisión y negociación de sus condiciones de trabajo.

Del 23 al 29 de mayo hubo 10 manifestaciones de calle para exigir comida y mejoras salariales, más tres situaciones violentas por escasez de comida entre Puerto Ordaz y San Félix.

Observatorio Venezolano de Conflictividad Socialcontabilizó 5851 protestas en 2015, las cuales en su mayoría (82%) fueron reclamos laborales.