El viernes, en varios bancos de Ciudad Guayana, hubo colas de pensionados que quisieron estar de primeros para retirar sus pagos en efectivo el sábado. La sorpresa de muchos fue que algunos bancos, como el estatal Banco de Venezuela, les dijeron que no cobrarían sino hasta este lunes. No les dieron muchas razones: nada más que tendrían que esperar hasta el lunes. Mientras tanto, mediante su andamiaje de medios públicos, Nicolás Maduro decía que “todo está bien pensado” sobre la reconversión monetaria. Nada más lejos de la verdad. Lo supieron los ancianos que, bajo el sol, se enteraron de la mala nueva.