El Movimiento de Sindicatos de Base (Mosbase) esgrimió razones en un comunicado por las cuales los trabajadores no deben movilizarse en respaldo a Maduro.

El Movimiento de Sindicatos de Base (Mosbase) denuncia persecución laboral en Orinoco Iron y recomienda a los sidoristas designar una nueva comisión electoral.

La agrupación no solo rechazó la medida por creer que busca agudizar la ya institucionalizada represión, sino que anunciaron que interpondrán un recurso legal ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El fallo del tribunal, publicado por la Sala Electoral el martes pasado, manda a suspender los comicios hasta que se produzca la audiencia de juicio.

Movimiento de Sindicatos de Base advierte que “el problema es que el Gobierno se pasa los tribunales por donde le plazca”.

El privilegio del incremento salarial al sector castrense ha levantado la voz de los movimientos sindicales que desde hace dos años piden un aumento general de sueldos y salarios.

Después de ser partícipes del seguimiento que viven los trabajadores de Sidor y su protesta por una correcta firma del contrato, el grupo manifiesta coincidencia con la “lucha” que encarna el presidente de Sutiss.

Evalúan nueva paralización de mantenerse el misterio sobre la contratación colectiva.

La dirigencia del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares (Sutiss) guarda las formas, pero ellos, los Trabajadores de Base, o Movimiento Social de Base (Mosbase)

Las corrientes político-sindicales de la Siderúrgica del Orinoco, con o sin participación en el comité ejecutivo de Sutiss, califican de “arbitraria”, “desproporcionada”, “irresponsable”, “fuera de lugar” la declaración del presidente de la Asamblea Nacional y principal dirigente del PSUV, Diosdado Cabello, con ocasión de las últimas protestas de los sidoristas en reclamo del contrato colectivo que venció hace cuatro años. Ignorando las obligaciones del Gobierno y su responsabilidad en el desastre operativo de la acería, Cabello redujo la conflictividad a unas “mafias sindicales” sin plantear salidas al meollo del reclamo laboral.

Página 4 de 5