Durante un procedimiento, en el que no hubo heridos ni fallecidos en los organismos de seguridad, los funcionarios golpearon, patearon y rompieron la cámara del reportero gráfico Wuilmer Barrero, del diario Primicia, quien estuvo detenido durante varias horas en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) por cumplir con su trabajo: informar. Las minutas del organismo de investigación hablaron del hecho como un “enfrentamiento”, término oficial con el que están maquilladas con eufemismo las ejecuciones extrajudiciales.

Los sucesos ocurrieron en planteles de Caracas, Valencia y Puerto Ordaz, entre el 6 y el 10 de diciembre. En ningún caso hay registro de enfrentamiento con ladrones, sino que la sustracción de bienes se hizo desde dentro del plantel, sin violentar las entradas principales.

Una escueta minuta fue la única información oficial acerca de un enfrentamiento entre grupos armados y uniformados en Valle Verde, al sur de la región: nueve hombres, identificados como delincuentes y relacionados con la banda de ‘el Chingo’, fueron asesinados. Un militar fue herido en la balacera.

Cuatro de los 12 fallecidos fueron identificados. Uno de ellos era solicitado desde noviembre de 2016 por homicidio. Aún hay ocho cadáveres que no han sido reconocidos luego de esta masacre que, según el diputado Américo De Grazia, ha desatado protestas de las familias porque niegan la tesis oficial del enfrentamiento. Mientras tanto, hay mutismo por parte del Gobierno y ningún interés del Ministerio Público por investigar este derramamiento de sangre vinculado a la extracción ilegal de oro.

Las últimas intervenciones militares se registraron el fin de semana en El Manteco (municipio Piar) y cerca de Tumeremo (municipio Sifontes), con 10 y 11 civiles fallecidos respectivamente. 47 personas han muerto a causa de estos opacos operativos castrenses que apuntan a allanar el camino para la ejecución del Arco Minero del Orinoco, promovido por el régimen de Maduro, y borrar evidencias de conexiones gubernamentales con bandas criminales.

La Fiscalía investiga el ocurrido en el sector El Triunfo, el 10 de septiembre, que dejó 11 fallecidos. Otro hecho ocurrió en la mina Las Babitas, del sector El Manteco, donde el saldo fue de 10 abatidos.

 Uno de los caídos, el líder de una de las bandas estaba vinculado a Wilmito.

Otro capítulo de excesos militares vivieron este jueves las familias de las residencias Los Mangos, Los Olivos y Villa Latina en Puerto Ordaz, en medio del paro cívico de 24 horas convocado por la MUD para rechazar la propuesta constituyente de Maduro. La protesta arrancó con varias trancas a lo largo de la avenida Atlántico que luego funcionarios de la GNB decidieron levantarlas a la fuerza, empleando gases lacrimógenos y perdigones que alcanzaron a vecinos. Foro Penal reporta seis detenidos en estos operativos.

La confrontación ocurrió la tarde de este lunes en el sector La Shell, barrio Puerto Escondido, en Ciudad Bolívar, municipio Heres.

El enfrentamiento ocurrió la noche del jueves en el sector Cristóbal Colón, parroquia Vista al Sol, en San Félix.

Página 1 de 6

En una declaración aprobada por la bancada mayoritaria, la Asamblea Nacional ratificó que el gobierno de Maduro “ejecuta políticas...

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que el diputado opositor de la legítima Asamblea Nacional fue e...

El fiscal de la ANC Tarek William Saab había informado previamente sobre los trámites realizados para allanar la inmunidad parlame...

El Sebin detuvo de manera violenta y arbitraria a ambos hermanos en la noche de este martes en Caracas. Primero Justicia, partido ...