El retroceso en la principal industria siderúrgica del país es cada vez mayor. La disminuida producción de los primeros ocho meses de 2018 es 66,5% menor a la de 2017. Los trabajadores perciben que no hay voluntad para reflotar la industria, lo cual se traduce en menor fabricación de cabillas para la construcción y hojalata para envasar los alimentos. El panorama, según describe uno de ellos, es de “soledad y tristeza al observar todas las áreas paralizadas, un Sutiss arrodillado y una incertidumbre total”.

La protesta se prolongó por dos horas, luego de que el presidente de la industria -y gobernador del estado Bolívar-, Justo Noguera Pietri, se comprometiera a reunirse con ellos personalmente.

El cuerpo del secretario de empleados y técnicos del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares (Sutiss), Tomás Molina, fue encontrado con múltiples heridas de arma blanca en el sector Prado del Este, parroquia José Antonio Páez de Ciudad Bolívar.

El área había estado paralizada desde el 28 de marzo hasta este lunes 16 de abril, cuando otro desperfecto obligó a una nueva detención.

Este lunes se cumplen 10 años del anuncio de reestatización de Sidor, y como ha venido registrando Correo del Caroní a lo largo de una década, los balances son negativos. No solo decayeron los beneficios laborales, cuya negociación empujó la vuelta a manos estatales en 2008, sino que la producción cayó en más de 90%. Desde 2014 la empresa está en quiebra desde el punto de vista contable, resultado de una administración estatal que, a punta de corrupción, populismo y delirios ideológicos, hizo un cadáver de la siderúrgica más importante de Venezuela y una de las de América Latina y el Caribe.

Domingo, 08 Abril 2018 00:00

El ocaso del movimiento siderúrgico

A 10 años del prometido poder obrero siderúrgico, en la Siderúrgica del Orinoco apenas llegan buses a la empresa. La mitad de los trabajadores no van a la fábrica, el contrato colectivo es un misterio, no hay elecciones sindicales, la producción es ínfima y la acería está apagada.

José Luis Hernández sostuvo que los pasivos laborales se acrecientan por la no homologación de los contratos desde 2010, la no aplicación del factor divisor y el incumplimiento de los ajustes salariales.

Las acerías de Planchones y Palanquillas cumplen una semana detenidas este jueves. Los trabajadores reclaman ajustes salariales completos, pago total del retroactivo y una revisión de la hoja de cálculo.

Leonel Grisset, quien es coordinador del movimiento Coalición Siderúrgica alega que la presencia militar dentro de Sidor merma la calidad de trabajo dentro de la industria. Mientras que exhorta a la convocación de una plancha única para elecciones en septiembre.

Ese contrato colectivo es un nuevo asalto y una frustración, al igual que en 2014”, dijo el sidorista José Luis Alcocer

Página 1 de 27

En una declaración aprobada por la bancada mayoritaria, la Asamblea Nacional ratificó que el gobierno de Maduro “ejecuta políticas...

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que el diputado opositor de la legítima Asamblea Nacional fue e...

El fiscal de la ANC Tarek William Saab había informado previamente sobre los trámites realizados para allanar la inmunidad parlame...

El Sebin detuvo de manera violenta y arbitraria a ambos hermanos en la noche de este martes en Caracas. Primero Justicia, partido ...