Lunes, 07 Diciembre 2015 00:00

El bastón de la democracia

 
El 6D quedó clara la determinación de los venezolanos de resolver la crisis política a través del ejercicio del sufragio El 6D quedó clara la determinación de los venezolanos de resolver la crisis política a través del ejercicio del sufragio Foto Edymar Hurtado
     
  “La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se debe expresar mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto”.
Artículo 21 (3) de la Declaración Universal de Derechos Humanos
 
     

Que el mundo considerara a Gabriel García Márquez como el máximo exponente del realismo mágico no significó un veredicto definitivo para el Nobel de Literatura de 1982. El colombiano no tuvo paz en su travesía de descifrar al pueblo latinoamericano.

En una oportunidad, estando en La Habana, llegó a sugerir que la reserva determinante de la América Latina y el Caribe es una energía capaz de mover el universo. Y esta energía reposa en la milenaria cultura de resistencia; en la cultura de solidaridad “que se expresa ante los excesos criminales de nuestra naturaleza indómita” o en la insurgencia por la identidad y la soberanía. Es también la “cultura de fiesta, de trasgresión, de misterio”. Una energía de novedad y belleza que no puede ser domesticada “ni por la voracidad imperial, ni por la brutalidad del opresor interno”.

Venezuela no inventó nada este 6 de diciembre cuando puso en manos de la alternativa democrática la conducción de la Asamblea Nacional. Más bien se reencontró consigo misma, con una historia escrita al calor de la lucha diaria de los héroes indocumentados y felices que abundan en cada calle y sector del país. 

Venezuela resistió a la tentación del modelo hegemónico del poder a través de la repartición demagógica de los bienes y servicios. Y lo hizo con el voto. Con ese derecho heredado de los fervientes legisladores de 1947 (adecos, copeyanos, urredistas, comunistas), quienes soñaron con un país donde nadie pudiera decidir por otros la forma de morir. Pese a tener grandes diferencias ideológicas entre sí, los redactores de la Constitución de 1947 aprobaron el voto universal, directo y secreto conscientes de su importancia en la instauración y consolidación de un proyecto político que tenga como fin la democracia.

68 años después los venezolanos recurren al voto secreto para levantarse contra los abusos, la falta de independencia de los poderes públicos y los atropellos gubernamentales. Pero sobre todo los venezolanos recobran la función de contrapeso de la Asamblea Nacional que desapareció durante el chavismo, así como el carácter plural e inclusivo del Parlamento nacional.

En un artículo previo a las elecciones parlamentarias, en el que se reivindicaba el humor de Andrés Eloy Blanco, el poeta que presidió con profundo respeto a sus adversarios políticos los debates de la Asamblea Nacional Constituyente de 1946, se advertía que un foro donde se atropella el disenso era cualquier cosa menos un Parlamento nacional.

     
 

barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

■ MUD duplica cantidad de diputados del PSUV

■ Lo más destacado de la jornada electoral en Bolívar

 
     

El país demanda un espacio de liderazgo político basado en la moral. Un espacio que refleje la diversidad del pensamiento político, pero también un ente que interprete la sonrisa generosa de un pueblo resuelto a vivir con dignidad y a recibir con hospitalidad, como lo hizo en más de 40 años ininterrumpidos, a quienes acuden al destierro. Situación que hoy padecen miles de venezolanos por la falta de oportunidades y condiciones para el libre desarrollo del talento individual y colectivo.

En la madrugada del 7 de diciembre de 2015, hago mía las palabras de un hombre justo y defensor incólume de los derechos humanos en tierras barquisimetanas: “Caray una verdadera épica ciudadana, qué voluntad tan indoblegable, cuánto guáramo colectivo, qué orgullo ser parte de este torrente humano que busca cambios”. Así es Nelson Freitez. Todo ello posible gracias a un acto sublime, íntimo y personalísimo: el voto

Modificado por última vez en Martes, 08 Diciembre 2015 05:31

En una declaración aprobada por la bancada mayoritaria, la Asamblea Nacional ratificó que el gobierno de Maduro “ejecuta políticas...

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que el diputado opositor de la legítima Asamblea Nacional fue e...

El fiscal de la ANC Tarek William Saab había informado previamente sobre los trámites realizados para allanar la inmunidad parlame...

El Sebin detuvo de manera violenta y arbitraria a ambos hermanos en la noche de este martes en Caracas. Primero Justicia, partido ...