El canciller también criticó los “informes sin fundamento” del alto comisionado de las Naciones, así como a los expertos de la ONU que “publican diagnósticos a partir de insólitas fuentes, sin jamás haber visitado Venezuela”.

Va otra vez a unas elecciones y hay que dejarlo que junto a sus cómplices se cocine en su propia salsa. La comunidad internacional les ha restado toda legitimidad. Nada agregan si se celebran y nada cambia para los venezolanos, víctimas de la hambruna y la violencia.

Puede, sí, tener las instituciones secuestradas en su puño. Puede, además, controlar el dinero por la vía de la corrupción. Pero no tiene Nicolás Maduro, sentencia Jesús Chúo Torrealba, el poder: lo que tiene es, nomás, un botín, porque “el poder verdadero está en la calle”. Lamentablemente, ese poder real no es capitalizado por una dirigencia opositora cada día más ensimismada y aletargada que se entrega, a pasos agigantados, a una derrota histórica. ¿Todo perdido? Para nada, siempre y cuando ese poder, el de la calle, hegemonice la nueva plataforma unitaria.

La mayoría de los partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han descartado participar en las presidenciales, cuyo escenario sería con la candidatura de Henri Falcón y partidos minoritarios. Sin embargo, ninguno de los dos grupos ha presentado una ruta clara para enfrentar al gobierno.

“No postularemos ni respaldaremos candidato alguno y llamamos a todas las organizaciones políticas democráticas a no participar ni convalidar el fraude del 22A. Quien se inscriba con estas condiciones estará haciéndole un favor a la dictadura”, sostuvieron en su comunicado.

Partidos como Avanzada Progresista, Copei, MAS y Vanguardia Popular manifestaron su intención de participar en los comicios del 22 de abril. La Mesa de la Unidad (MUD) no se ha pronunciado, salvo por las comunicaciones de sus organizaciones sobre exigir condiciones para unas elecciones justas y, en el caso de Andrés Velásquez, por La Causa R, rechazar de plano su participación en este proceso sin garantías.

Los candidatos que mantienen su nombre en la pugna son el ex gobernador de Lara Henri Falcón y del diputado y dirigente de Acción Democrática Henry Ramos Allup, quien promovió elecciones primarias para elegir al candidato. Falcón, en cambio, ha sugerido contratar a siete encuestadoras para que el candidato sea electo mediante sondeos.

La UE sólo reconocerá las elecciones convocadas como resultado del diálogo con la oposición, insistieron los diputados europeos.

El politólogo Luis Salamanca define los comicios convocados para el 22 de abril como unas elecciones “atropelladas y atropelladoras”, convocadas y organizadas en menos de tres meses, lo que implica omisiones en una serie de procedimientos. Otros países celebrarán elecciones este año, habiendo conocido su cronograma por lo menos con nueve meses de anticipación.

El Bloque Constitucional de Venezuela, integrado por juristas de amplia trayectoria, insiste en la necesidad de que los partidos avancen hacia la consolidación de unas elecciones transparentes y no viciadas por los caprichos de la dictadura y de su servil ANC.

Página 5 de 60

En una declaración aprobada por la bancada mayoritaria, la Asamblea Nacional ratificó que el gobierno de Maduro “ejecuta políticas...

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que el diputado opositor de la legítima Asamblea Nacional fue e...

El fiscal de la ANC Tarek William Saab había informado previamente sobre los trámites realizados para allanar la inmunidad parlame...

El Sebin detuvo de manera violenta y arbitraria a ambos hermanos en la noche de este martes en Caracas. Primero Justicia, partido ...