La organización Esperanza por el Cambio ha estado recolectando insumos que son llevados a los sectores afectados por las inundaciones, debido a la crecida de los ríos.

Más del 60% de las áreas del parque La Llovizna, en Ciudad Guayana, tienen el paso a visitantes restringido por medidas de seguridad, debido a las inundaciones que han tomado gran parte de las caminerías, y la fuerte corriente de las riberas del río. Mientras tanto, en Puerto Ordaz y San Félix como en Ciudad Bolívar hay temor por las crecidas del Caroní y del Orinoco, todo en medio de un bloqueo informativo por parte del régimen acerca de las cifras de afectados por esta temporada de lluvias.

En medio de la cumbre sobre cambio climático de la ONU, la organización humanitaria Oxfam advierte que las tormentas e inundaciones causan tragedias en países subdesarrollados.

A dos meses de la crecida más grande del río Caroní en 40 años, los afectados del sector Sabana de Piedra, en San Félix, regresaron a sus casas para quedar en las mismas, sin esperanzas de reubicación y sin los materiales que les ofrecieron a finales de agosto para poder reparar sus viviendas. Materiales ofrecidos como parte de la campaña del oficialismo en su afán por conseguir votos con recursos del Estado.

Diez fallecidos, inundaciones y calles destrozadas en La Habana fueron los efectos devastadores del huracán en la isla cuyos preparativos fueron insuficientes.

Tanto el oficialismo como la oposición se ufanaron de visitar las comunidades anegadas para sus propios fines. Ninguno alertó de la crecida del río y, los que son autoridad, tampoco habilitó a tiempo los refugios para evitar la magnitud de las pérdidas.

Dirigentes ecologistas de la tolda naranja consideran que la falta de previsiones y educación en la población llevaron a la emergencia por las lluvias.

Gobernador de Bolívar aseguró -en entrevista a Unión Radio- que todos los hogares afectados han sido atendidos a tiempo, contradiciendo versiones vecinales sobre ayuda tardía y, en otros casos, inexistente tras crecida de los ríos.

Más de 200 familias que viven en zonas de riesgo en la franja de Castillito están aquejadas por las inundaciones. El plan estatal para reubicar y repotenciar este sector de Puerto Ordaz permanece “engavetado” desde los años 90.

El semáforo de McDonald’s, en Alta Vista es el punto para recoger alimentos no perecederos, ropa y medicamentos tanto para las familias en refugios como las que siguen sin recibir ayuda en zonas como Los Monos y Puerto Libre.

Página 1 de 2

En una declaración aprobada por la bancada mayoritaria, la Asamblea Nacional ratificó que el gobierno de Maduro “ejecuta políticas...

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que el diputado opositor de la legítima Asamblea Nacional fue e...

El fiscal de la ANC Tarek William Saab había informado previamente sobre los trámites realizados para allanar la inmunidad parlame...

El Sebin detuvo de manera violenta y arbitraria a ambos hermanos en la noche de este martes en Caracas. Primero Justicia, partido ...