Miércoles, 19 Abril 2017 00:00

Motivos que impiden marchar a cientos de guayaneses por el cambio político

 
Valora este artículo
(5 votos)
La cotidianidad no se detiene cuando hay movilizaciones opositoras La cotidianidad no se detiene cuando hay movilizaciones opositoras Foto Correo del Caroní

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En plena represión militar de la Guardia Nacional a la marcha opositora que llegaba por la avenida Las Américas a la Plaza Monumento en Alta Vista, Honorio Rivero, de 62 años, salía del Centro Comercial Ciudad Alta Vista II con destino al Orinokia Mall, a pocos metros del contingente de tanquetas, ballena y motorizados castrenses.

No participó en la movilización, pero condenó las políticas gubernamentales y está convencido de que es necesario un cambio de gobierno, como promueve la oposición venezolana.

Como él, cientos de guayaneses se mantuvieron en la tensa tranquilidad de su hogar o en el intento de hacer diligencias, aun en día feriado. Miedo, no identificación con las movilizaciones políticas y desesperanza despuntaron entre las razones que motivaron a decenas a no participar de la convocatoria opositora ni de la mínima concentración oficialista que, por horas, se mantuvo en la Plaza Monumento.

“No estoy de acuerdo con los disturbios”

“Ni hoy ni en el pasado he participado, porque no me gusta. No estoy de acuerdo con los enfrentamientos ni con los disturbios que se generan a partir de las marchas”, dijo Rivero, quien ha tenido que observar desde su residencia en Alta Vista la quema de cauchos en plena vía pública, que de antemano rechaza.

“Por supuesto que estoy de acuerdo con las banderas de la oposición. Este gobierno debe salir, tenemos que salir de estas porquerías. Jamás, por ejemplo, he botado por ninguno que se vista de rojito; pero por lo menos por ahora no me gustan las convocatorias de ningún bando”, añadió.

Con ese planteamiento, coincidió Hugo Mujica, quien aseveró que por muchos años marchó con la oposición y “ninguna movilización llegó a nada”. “Estamos en un país en el que no se respetan las leyes, en el que el Gobierno actúa a su antojo. No soy conformista, pero creo que las actuales manifestaciones no resultan en nada”, afirmó, desesperanzado, otro de los ingredientes que por años ha caracterizado a la población venezolana, pero que en las últimas protestas parece revertirse.

Desorden2Los que no asistieron a la marcha del 19 de abril consideran que las manifestaciones son una vía de expresión que el gobierno no puede obviar

“Mi bebé está enfermo y no consigo el antibiótico”

Problemas que se han convertido habituales en la dinámica nacional como la escasez también jugaron en contra en la movilización que, sin embargo, fue nutrida y superó con creces la convocatoria de las últimas dos semanas.

Fue el caso de María Sosa, de 38 años, quien dedicó parte de la mañana -cuando la marcha opositora avanzaba por la avenida Las Américas- a hacer compras en el mercado de Villa Colombia. Aunque quería participar en la movilización convocada de forma simultánea en todo el país, no lo logró, pues su hijo de 1 año y 6 meses padece una infección respiratoria que no ha podido curar por la escasez de antibióticos en el país.

“Al bebé le mandaron Azitromicina desde el viernes y no he podido conseguirlo”, señaló, al tiempo que manifestó que está de acuerdo con ejercer el derecho pacífico a la protesta. “No pueden callarnos cuando observamos tanta escasez de alimentos y medicinas”, expresó.

“No pedí permiso, porque no lo dan”

Gleidys González, una joven de 22 años que trabaja en el Centro Comercial Ciudad Alta Vista II, no pudo acercarse a la movilización pese a estar a escasos metros de distancia. “Hay que darle a entender al gobierno que no está bien lo que está haciendo, pero por trabajo no pude asistir y no pedí permiso, porque no lo dan”, lamentó.

En el camino al trabajo, la joven enfrentó uno de los problemas que más aqueja a la población venezolana y que sitúa a Ciudad Guayana como la octava ciudad más peligrosa del mundo: la inseguridad. “El bus nos dejó en el Paseo Caroní, en La Fuente, porque no quería seguir y la gente andaba como loca porque estaban los motorizados asaltando, yo los vi”, dijo.

Aún sin poder, quería participar, pues considera a las manifestaciones una vía de expresión que el gobierno no puede obviar.

“Por miedo prefiero no ir”

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Gobierno aplica guión represivo para impedir manifestación contra Maduro en Guayana

barra 4naranja220

Fiscal general emplaza a organismos de seguridad a respetar derecho a manifestación pacífica y derechos humanos

barra 4naranja220

Jóvenes detenidos por lanzar objetos a Maduro enfrentan hasta cinco años de prisión

 

La intimidación del gobierno ha sido clave en la desmovilización ciudadana. Miles de venezolanos prefieren no manifestar abiertamente su tendencia política por temor a represalias, que van desde despidos hasta una marca invisible que puede alejar el beneficio de programas gubernamentales como las bolsas de comida.

“Si a mí me fotografían en esa marcha pierdo mi bolsa de comida y estamos sobreviviendo, no puedo arriesgarme a eso”, dijo Magalys Fuentes, residenciada en San Félix y quien este miércoles aspiraba llegar al Orinokia Mall. “Yo estoy desempleada y lo que gana mi esposo no alcanza, mal que bien esa bolsa es una ayuda”, agregó.

Pese a su posición, sostuvo que coincide en que el país no puede avanzar en la actual conflictividad política y deterioro económico. “Este nivel de pobreza que vivimos hoy no lo teníamos antes, claro que existían pobres, pero no como ahora”, puntualizó.

“En 2014 salí a la calle cuando convocaban, pero todo se ha puesto peor. La represión del Gobierno es muy intensa, me da miedo no volver a mi casa”, expresó Natasha Segura, quien atribuye a la intimidación gubernamental uno de los principales ingredientes de la desmovilización.

Visto 1546 veces Modificado por última vez en Sábado, 22 Abril 2017 03:12

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...