Jueves, 20 Octubre 2016 00:00

Director del OEV: "No es una atribución del CNE ampliar el mandato de los gobernadores"

 
Valora este artículo
(0 votos)
La participación echará por tierra las pretensiones de frenar la voluntad ciudadana La participación echará por tierra las pretensiones de frenar la voluntad ciudadana Fotos Archivo
 

Perfil

a7oev2Luis Lander es ingeniero mecánico con estudios de Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Profesor jubilado de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (Faces) de la UCV. Ha publicado más de 70 capítulos de libros y artículos en revistas académicas nacionales y extranjeras. Editor del libro Poder y Petróleo en Venezuela (2003). Miembro del comité editorial de la Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales de Faces - UCV desde 1999, siendo su director entre 2004 y 2007. Desde 2006 formó parte de la junta directiva de la Asociación Civil Ojo Electoral hasta su disolución a principios de 2011, llegando a ser su director ejecutivo. Es actualmente director del Observatorio Electoral Venezolano.

 

¿Trabas? Miles. ¿La voluntad de impedir las elecciones y truncar el camino para un cambio político? Absoluta. Pero Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano, insiste en que hay algo contra lo que no podrán: contener a los millones de venezolanos que saldrán a la calle la semana que viene a exigir revocatorio. Los mismos que votarán en las próximas regionales por un cambio. Amén de la postergación inconstitucional.

- ¿La postergación de las elecciones regionales es una estrategia para debilitar el ímpetu opositor ante el revocatorio?

- Tanto la Constitución como la Ley Orgánica del Poder Electoral dejan muy claro que la única instancia que tiene atribución para fijar fecha de elecciones es el Consejo Nacional Electoral. Eso, sin embargo, no quiere decir que el CNE puede fijarlas de manera arbitraria. En la Constitución están fijados los períodos de los funcionarios públicos de elección. En el caso de los gobernadores, dicen que es por un período de cuatro años, lo cual quiere decir que deben realizarse cada cuatro años y que las próximas debían ser en diciembre de este año. No es, por tanto, una atribución del CNE esa decisión, que significa una ampliación del mandato de los gobernadores.

- ¿Es ingenuo recordar como logro del CNE que en 2013 se celebró una elección presidencial en un mes cuando, en realidad, fue en más de un mes (el anuncio de la muerte de Hugo Chávez fue el 5 de marzo; las elecciones fueron el 14 de abril)?

- Ese periodo de 30 días que establece la Constitución para organizar una elección es demasiado estrecho y alocado. Además, hacer trabajo rutinario con una Semana Santa atravesada no es tarea fácil. La muerte de Chávez no estaba cronometrada y ese tiempo partió de cero. Ahora, a diferencia de esas elecciones, se sabía que iba a haber elecciones regionales en 2016. Desde hace mucho tiempo se sabía, así como se sabe que debería haber en 2020 y en 2024.

- Y en el caso de las últimas elecciones de alcaldes (del 8 de diciembre de 2013) se retrasaron un año.

- Eso fue un disparate sin excusa alguna.

Como si nada

- ¿Qué excusa puede haber para la no celebración de elecciones de gobernador este año?

- Tibisay Lucena no dijo nada. Anunció eso como si anunciara que estuviera lloviendo y sin dar las razones por las que estaba posponiendo esas elecciones por seis meses.

- Sobre el referendo revocatorio, ¿qué hay de la excusa sobre la tardanza de la oposición para comenzar a tramitar el revocatorio?

- Esa es una excusa halada por los pelos y sin sentido. Lo que dice el artículo 72 de la Constitución de manera muy clara es que hay que esperar que se cumpla la mitad del período y a partir de allí cualquier fecha es buena. No es que al día siguiente de la mitad hay que iniciar el proceso de activación. Además, se supone que debe haber una actuación con celeridad, y eso, en buen castellano, es con rapidez, prontamente.

- Así como, según ellos mismos han dicho, actuaron con celeridad en otras ocasiones. Recordemos la supuesta validación de más de 9 millones de firmas contra el decreto de Obama.

- ¡Exacto! Lo hacen y lo recuerdan cuando les conviene. El árbitro viola la Constitución. Tiene que actuar con imparcialidad y tiene que parecer que actúa con imparcialidad. Si tú, como árbitro, actúas para que la cosa se demore, ¿en dónde está la imparcialidad?

¿Aprendizajes?

- ¿Cómo cataloga la posición de la oposición?

- La oposición, o más que la oposición, un sector importante de la ciudadanía, ha tenido el propósito de ejercer un derecho de la Constitución: el revocatorio al actual presidente para permitir que la ciudadanía evalúe la calidad del ejercicio gubernamental y pueda decir: nos gusta o no nos gusta.

En todo esto, la ciudadanía ha ido superando los obstáculos. Ahora, del lado del gobierno la lectura no es positiva. El gobierno, de manera abusiva y arbitraria, usa los poderes públicos que funcionan como consejo a favor del gobierno para no hacer o para demorar el revocatorio. Las intervenciones del Tribunal Supremo de Justicia han jugado a eso. Cualquiera con sentido común lee que eso es una violación de la Constitución. Es una interpretación caprichosa de lo que dice la Constitución y, por supuesto, no es neutra.

- ¿Está sepultado el revocatorio, al menos para 2016?

- Eso no lo diría hasta el 31 de diciembre de 2016. Y lo digo porque no es una cosa legal, sino que es una confrontación política. Si no se recoge el 20 por ciento de las firmas, el CNE podrá decir que no se recogieron las firmas y que no va ni en 2016 ni en 2017. Ese es un escenario. El otro, que es más posible, es que la semana que viene haya una masiva participación de la ciudadanía para solicitar el revocatorio. Pueda ocurrir entonces que se recoja el 20 por ciento solicitado para activar el revocatorio. Y que quede en evidencia que, a pesar de las limitaciones del CNE, mucha gente participó y mucha gente estaba dispuesta a hacerlo. Eso ya tiene efectos políticos importantes.

- ¿Por qué lo ve como el más posible de los escenarios?

- Si lo que dicen las encuestas es verdad (que más de diez millones de venezolanos están dispuestos a solicitar el revocatorio), se va a recolectar el 20 por ciento pero, adicionalmente, va a haber una movilización de gente que va a estar dispuesta, aunque quede por fuera. El derecho a la participación está garantizado en la Constitución, y cualquier cosa que lo obstaculice es violatorio de ella. Eso será un movimiento político muy importante. Es una película que el CNE no podrá desconocer.

Visto 1983 veces Modificado por última vez en Sábado, 22 Octubre 2016 03:30

En una declaración aprobada por la bancada mayoritaria, la Asamblea Nacional ratificó que el gobierno de Maduro “ejecuta políticas...

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que el diputado opositor de la legítima Asamblea Nacional fue e...

El fiscal de la ANC Tarek William Saab había informado previamente sobre los trámites realizados para allanar la inmunidad parlame...

El Sebin detuvo de manera violenta y arbitraria a ambos hermanos en la noche de este martes en Caracas. Primero Justicia, partido ...