Domingo, 11 Mayo 2014 00:00

Madres toman centros comerciales en protesta por los jóvenes detenidos

 
Valora este artículo
(5 votos)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
¡Por la libertad
de todos!

Para este lunes el movimiento estudiantil ha convocado a una movilización por la libertad de los 21 detenidos en el estado Bolívar, en su mayoría estudiantes de no más de 25 años.

La movilización saldrá de la Universidad Nacional Experimental Antonio José de Sucre (Unexpo) y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB-Guayana) hasta el Palacio de Justicia, hace una semana militarizado.

 

Con la primera pregunta a María Eugenia Marrón se le quiebra la voz. “Temo que lo metan preso, que le den un perdigonazo… es horrible”. Desde que su hijo de 20 años decidió participar en las protestas, María duerme menos pero está más activa. “A donde él vaya, yo voy”.

Lidiar con la decisión de uno de sus hijos de participar intensamente en el movimiento estudiantil es un precio que -en la Venezuela actual- cree que hay que pagar.

Son días de angustia, pero está orgullosa por la determinación del más joven de sus hijos. “Hoy me regaló el casquillo de un perdigón que le pegaron. Me dijo “mami, ve, uno de los que me pegaron”.

“No es tanto lo que siento, sino lo que sufro. Es una lucha interna que he librado, aunque lo apoyo totalmente. Me quedo en la casa orando y la mayoría de las veces me voy con él”.

Este domingo decidió participar en una protesta espontánea de un grupo de mujeres en solidaridad con las madres cuyos hijos han sido detenidos injustamente o asesinados. “Lo hago, porque me siento comprometida con las demás madres, este es un momento crucial”.

- ¿Por qué?

- No sé… para que… no nos quede esa sensación de que no hicimos nada. Esa cosa de saber que no hice nada ¿me entiendes?

María guarda una franela como recuerdo de la primera vez que llevó a su hijo a una protesta en 2002 cuando tenía siete años. Entonces la oposición era un movimiento incipiente cuyas marchas terminaron en un golpe de Estado con episodios aún no esclarecidos.

___________________________________________________________________________________________

A1feria

Foto cortesía Lionel Arteaga
___________________________________________________________________________________________


“Cuando yo le digo algo, que no salga, que eso es muy peligroso porque están metiendo presos a todos, él me recuerda que fui yo la que lo hice así, y me trago mis palabras, porque es verdad”.

Como otras madres de clase media, también se planteó la posibilidad de hacer el esfuerzo para que sus hijos se fueran del país. Uno de ellos lo abandonó mucho antes de que agudizara la crisis en Venezuela por un propósito personal. Hoy -dice María- prefiere que no regrese, al menos hasta que “esto”, en referencia a la crisis política y económica del país, pase.

Seguirá en la calle manifestando, aunque sean pocos como este domingo en Alta Vista. “Esa fe y esa esperanza de que todo va a cambiar es lo que nos mantiene en la lucha, si no… imagínate”.

Abandonarlo todo

Otras madres pueden hacer un antes y un después en sus vidas a partir del 12 de febrero de 2014.

Amelia Keep decidió apostarlo todo a la protesta de calle desde que el menor de sus hijos, de 19 años, decidió salir a manifestar en el Día de la Juventud.

Desde entonces nada es igual en sus vidas. “El de 23 hace unos días me escribió un mensaje: se le notifica que tiene otro hijo, por favor se le hace un llamado para que pase por su hogar. Eso me lo dijo la primera vez, y la segunda vez fue más duro. Tuve que volver a mi casa porque estaba entregada, porque me da miedo con el otro que está en la calle”.

___________________________________________________________________________________________

A3XIOMARAJIMENEZ2

XIOMARA JIMÉNEZ, tía de uno de los detenidos: “No puedo decir que estoy triste porque es una mezcla entre tristeza, dolor, impotencia, fortaleza y fuerza… mi confianza está puesta en Dios. Y de verdad, el nacimiento de la nueva Venezuela lo vamos a tener”
___________________________________________________________________________________________


Amelia cuenta su historia familiar a partir de que decidió dormir durante 23 días en la calle, en el campamento por la libertad y la vida colocado por 72 muchachos en Alta Vista el Miércoles Santo.

Con la manifestación pacífica no sólo replicaban la primera experiencia en Caracas, al frente de la Organización de Naciones Unidas (ONU), sino que al tiempo pedían la liberación de los primeros cinco privados de libertad en residencias Karimanparú.

“Siento miedo por él, por eso es que estoy aquí. Es terrible. No es fácil para una madre ver a tu hijo dejar los estudios, porque prácticamente los dejó así como yo dejé mi casa… no es fácil, no es fácil ver que está expuesto a que lo maten o que lo metan preso”.

___________________________________________________________________________________________

A3MaEugeniaMarron2

MARÍA EUGENIA MARRÓN, madre de un estudiante: “No es tanto lo que siento sino lo que sufro. Es una lucha interna que he librado aunque lo apoyo totalmente. Me quedo en la casa orando, y la mayoría de las veces me voy con él”
___________________________________________________________________________________________


Amelia sopesa el futuro con la certeza de que “es ahora o nunca”. Lleva en sus hombros una bandera de Venezuela con la que salió a marchar en 2002 “porque más allá de que él (Maduro) haya sido elegido democráticamente, entre comillas, ya se quitó la careta. Si ese Patria Segura que se levantó el viernes lo hubiesen usado para buscar al Gordo Bayón, a Capitán¸ o no sé, al otro, no sé cómo se llaman esos malandros, estaríamos con una seguridad de alto nivel. Pero ellos (el Gobierno) lo que están es buscando estudiantes, sólo por llevar un morral ya se los llevan”.

El momento político ha fortalecido a una generación de chamos inconformes con el Gobierno, de eso no tiene duda. Amelia está segura de que su hijo, a quien considera un niño, ya no es el mismo. “Esto lo ha cambiado muchísimo porque cuando él ve que a sus amigos se los llevan, que a uno de ellos se lo arrancaron de la mano, eso es duro”.

El trago amargo

  21 muchachos están privados de libertad en el estado Bolívar por haber participado en protestas a la espera de la audiencia preliminar.


143
jóvenes han sido detenidos en el estado Bolívar durante manifestaciones o dentro de sus residencias.


80
casos de trato cruel o tortura ha contabilizado el Foro Penal en el estado Bolívar.

 

Quienes este domingo decidieron manifestar también lo hicieron con carteles que los identificaban con el nombre de algún estudiante fallecido o detenido.

Xiomara Jiménez llevaba la foto de alguien cercano, su sobrino de 25 años Abraham Tavira, uno de los primeros detenidos en Residencias Karimanparú y hoy privado de libertad -como otros 21- a la espera de la audiencia preliminar.

“Él no estaba, en ese momento, participando en nada. Ese día se aburrió en el apartamento y bajó, casi justo para que lo agarraran. Si hay una sospecha, uno dice, bueno agárrenlo, que lo investiguen, lo que sea, ok… vamos a creer un poquito en las leyes, pero no hay derecho a que agarren a un grupo de muchachos, que les caigan a golpes, que se burlen de ellos, los arrastren contra el piso, los agarren a patadas… y eso no es mentira”.

Después de que a Abraham lo golpearon, cuenta su tía, lo llevaron a la Plaza Monumento CVG a quitarles la sangre con una manguera.

“¿Qué mente hay en esas fuerzas que supuestamente nos defienden?, donde uno ve unas aberraciones que se salen de todos los parámetros. Una niña que la arrastran por el cabello y que le dejaron escoriaciones de aquí hasta aquí, y eso no me lo contaron lo vi con mis ojos… si hubiese sido un cuento, pero lo vi”.

Xiomara es médico y su vida familiar ha cambiado desde que su sobrino fue enviado a Ciudad Bolívar el 14 de abril. “Se nos descontroló todo, estamos confiando en Dios. El 29 cumple 45 días detenido”.

Aunque les ha tocado de cerca la represión, no cree que eso amilane el espíritu de la protesta. “Cada muchacho que detienen tiene hermanos, tíos, amigos y si estábamos dormidos ahora medio despertábamos y así sea con esto (dice señalando una foto) saldremos a protestar. El papá de Abraham -por ejemplo- fue oficialista hasta ese momento, multiplique ese caso por todos los detenidos”.

Visto 10880 veces Modificado por última vez en Lunes, 12 Mayo 2014 06:52

En una declaración aprobada por la bancada mayoritaria, la Asamblea Nacional ratificó que el gobierno de Maduro “ejecuta políticas...

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que el diputado opositor de la legítima Asamblea Nacional fue e...

El fiscal de la ANC Tarek William Saab había informado previamente sobre los trámites realizados para allanar la inmunidad parlame...

El Sebin detuvo de manera violenta y arbitraria a ambos hermanos en la noche de este martes en Caracas. Primero Justicia, partido ...