La dirigencia de Primero Justicia en el estado Bolívar insistió en la necesidad de impulsar el trabajo político y ciudadano para la recuperación de Venezuela.

Al cumplirse este 7 de agosto un año desde el secuestro del diputado de la Asamblea Nacional, Juan Requesens, por parte del régimen de Nicolás Maduro, la dirigencia de Primero Justicia en el estado Bolívar realizó un pancartazo en Ciudad Guayana, para exigir su liberación y la del resto de los presos políticos en Venezuela.

El diputado y coordinador regional de Primero Justicia, Rachid Yasbek, recordó una de las frases de la última intervención de Requesens en el parlamento: “me niego a rendirme”.

“En el estado Bolívar nos negamos a rendirnos. Lo que pasa en nuestro estado, secuestrado por el régimen, así como a Requesens, al primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, en el informe de Bachelet tenemos más de 150 casos de violaciones de derechos humanos; los jóvenes, los venezolanos, nos negamos a vivir una Venezuela como la que vivimos hoy”, manifestó Yasbek.

“El llamado es al pueblo, que este es un momento ciudadano importante. La pregunta siempre es ¿para cuándo?, debemos estar listos para activar a la ciudadanía, es un tema de que todos somos presos de un régimen que vendió ilusiones y lo que hizo fue quebrar a Venezuela. El llamado es a que sigan los trabajados internacionales, que se siga dando una gran gesta ciudadana para que no siga pasando lo que está pasado y que podamos lograr impulsar el trabajo político para Venezuela”, agregó el parlamentario.

Sobre las recientes sanciones de Estados Unidos destacó que son 400 mil millones de dólares desaparecidos en Venezuela, producto de la corrupción. “El mundo está resguardando los pocos activos que tenemos ahora para reconstruir a Venezuela. Las sanciones son culpa del régimen de Nicolás Maduro. Las sanciones seguirán acrecentándose, la negociación es para determinar cómo se va Nicolás Maduro y las elecciones para darnos la democracia”.