El Frente Amplio Venezuela Libre en Caroní se pronunció en respaldo a los diputados, a quienes se les viola su inmunidad parlamentaria con un ilegal allanamiento del TSJ de Nicolás Maduro.

Luego de la privación ilegítima de libertad cometida por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) contra el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, el Frente Amplio Venezuela Libre en el municipio Caroní se pronunció en respaldo de los diputados que el régimen viola su inmunidad parlamentaria, bajo un ilegal y arbitrario allanamiento por parte del tribunal supremo de Nicolás Maduro.

Edwin Sambrano, del secretariado del FAVL Caroní, desestimó el argumento de flagrancia aplicado para justificar el allanamiento ilegal de la inmunidad parlamentaria de los diputados, al recordar que el término es aplicado para una detención durante la comisión del hecho o inicio de la huida, cosa que no sucedió con los parlamentarios.

Recordó también que es la legítima Asamblea Nacional la que tiene la facultad de allanar la inmunidad parlamentaria, y no la asamblea constituyente de Maduro, no reconocida nacional e internacionalmente.

“El caso del diputado Edgar Zambrano es un secuestro, una privación ilegítima de libertad”, afirmó Sambrano, al tiempo que destacó que manifestó su apoyo a los diputados Américo De Grazia y Mariela Magallanes, por su relación con Bolívar; él actual diputado y ella oriunda de esta entidad.

El Frente Amplio también se solidarizó con los militares y familiares que se sumaron a la Operación Libertad el pasado 30 de abril, entre ellos los hermanos Sequea, cuya vivienda familiar en San Félix fue uno de los seis inmuebles allanados por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

“Lo que hubo el 30 de abril no fue un golpe de Estado, sino una manifestación de rechazo al régimen. Fue un movimiento pacífico al que se unieron los militares, no hubo ningún ataque a ninguna institución”, destacó.

Ataque a la educación

El dirigente estudiantil Richard Rondón aprovechó para rechazar la toma ilegal del Rectorado de la Universidad de Oriente en Cumaná, estado Sucre, por un grupo de adeptos al régimen. Asimismo repudió la represión de la Guardia Nacional contra estudiantes de la UDO en Ciudad Bolívar, quienes se mantuvieron resguardados hasta horas de la noche en la Escuela de Medicina, debido a que los funcionarios militares los mantuvieron rodeados.

Luis Guzmán, miembro del secretariado del Frente Amplio y profesor universitario, calificó estos actos como “una etapa final de aniquilación de la universidad. Desde el principio de la instauración de este régimen han ido contra el sector educativo, en especial el sector universitario”.