Opinión
Diana Gámez

Diana Gámez

Licenciada en Letras egresada de la UCV, hila fino y con sarcasmo, cuasi poesía, las rubieras del poder desde su trinchera semanal: Agrazadas.

Guevara fue detenido por sus artículos de opinión especializados en economía y publicados en Madrid. También se lo acusa del delito de “amistad con Baduel”.

 |  Viernes, 25 Noviembre 2016 00:00

“Era un hombre trabajador, un profesional universitario que aspiraba que le respetasen sus derechos a sembrar y a cosechar, en un fundo que le pertenecía. No quería nada más”, recuerda Diana Gámez del agricultor a quien le expropiaron 50 hectáreas en 2004.

 |  Jueves, 17 Noviembre 2016 00:00

En medio de la devastación, rodeada de la violencia, escalada inflacionaria, crisis epidemiológica y corruptelas; la cúpula ni se inmuta enceguecida en sus propias riquezas, para ella la destrucción ha sido su mejor inversión.

También nos han expoliado la celebración decembrina. Me pregunto si también nos la roban porque es una fiesta propia de la religión cristiana. La Navidad era una oportunidad para el encuentro en familia.

Diana Gámez repasa los intentos de coloquio entre la oposición y el gobierno con los testigos de turno. ¿Qué hay de diferente hoy? Que 80 por ciento de los venezolanos pasa hambre.

La macolla corrupta no tiene en su ADN dejar el poder. Se sienten dueños del país, de la nación, de la patria, de la república, de las riquezas del subsuelo, del espacio aéreo y marítimo, de las potencialidades agrícolas y pecuarias, de los depósitos bancarios del BCV y de la banca privada, y claro, faltaba más de los petrodólares

Entre sus tejeres políticos, la política venezolana ha usado desde hilos democráticos hasta hilos comunistas. Desde aquellos ovillos que duraron 40 años hasta que, por sus errores, se pudrieron para empatarse luego con la aventura socialista. Esa que hoy pasa factura a todos los venezolanos, envueltos ahora en lo que queda de los hilos podridos de la izquierda borbónica.

El manual de (des)gobierno miraflorino incluye una amplia carta de cocteles deletéreos destinados a subyugar a un pueblo que cada día les importa menos, cuyas vidas permanecen, atestadas, como piezas útiles y necesarias para seguir alimentando la sed de sus bolsillos y sus egos enrarecidos en el poder.

Las ínfulas mesiánicas de quienes se creen superiores al género humano, y por ello obligados a redimir a los pobres desahuciados que no cuentan con sus dotes, terminan por erigir los peores regímenes, capaces de sepultar a aquellos a quienes usó como bandera.

 |  Jueves, 29 Septiembre 2016 00:00

Producir en Venezuela se ha vuelto un tabú. Un pecado. Una ofensa para la claque militar y corrupta del país, que prefiere mil veces ganar una licitación para importar y distribuir comida, con jugosos dividendos, antes que re encausar la productividad nacional y mitigar el hambre.



Página 1 de 14

Los docentes esperan, entre otros puntos, iniciar la discusión del contrato colectivo e incluir a los jubilados como beneficiarios...

Verdadera autonomía, autogestión y elecciones de autoridades son los tres puntos principales del acuerdo de diputados estudiantile...

Representantes de niños que reciben clases en la EBN Vista al Sol protestaron para denunciar 17 robos desde diciembre de 2016, en ...

Tras los consecuentes robos a mano armada dentro de las sedes de la universidad en todo el estado Bolívar, Puerto Ordaz fue selecc...

Reconocido mundialmente como el estadounidense que logró dar con el primer y único premio Pulitzer otorgado a un crítico de cine...