Opinión
Rafael Marrón González

Rafael Marrón González

Coteja los errores de la historia nacional con lo que considera los descalabros de hoy en día en Venezolanidad.

Quien se pregunta por qué Maduro no acepta las salidas pacíficas que se le ofrecen, la respuesta es simple, porque no es ni siquiera un hombre de esta civilización y menos de este siglo, es un brazo ejecutor del comunismo cavernícola cuya obsesión es preservar el poder aunque ello signifique asesinar a miles de ciudadanos.

La ignorancia en su fase crónica raya entonces en este mal de signos varios: hacer daño al otro como dé lugar (aunque eso implique daño propio), ignaros de la palabra “demasiado” o “moderación”, y por supuesto, como fase terminal, la codicia, esa que los entierra en el foso de su autodestrucción porque nunca se sacian. Así caen los peces gordos

 |  Viernes, 03 Junio 2016 00:00

 El historiador relata los pormenores del asesinato del Mariscal Antonio José de Sucre.

Con sobradas razones, Marrón González desmonta la tesis de que Marcos Pérez Jiménez sea “el mejor presidente que ha tenido Venezuela”, a juzgar por sus persecuciones políticas, torturas, desapariciones, trabajos forzados y hasta hechos de corrupción en una de las áreas más reconocidas de su gestión: la construcción civil.

 |  Jueves, 26 Mayo 2016 00:00
Etiquetado como

Nada más tiránico que las ideas pueriles. La mente del niño, revestida de su natural y tierna manipulación con el único fin de hacer cumplir su voluntad, cuando trasciende del lecho familiar al poder político, resulta en mayúsculas falacias que justifican los mayores desmanes contra la población.

 |  Jueves, 19 Mayo 2016 00:00

Venezuela, pese al latrocinio de los últimos 17 años, aguarda un sinfín de potencialidades para su expansión y desarrollo que solo son posibles con un cambio de Gobierno que permita, finalmente, la llegada de la luz del progreso.

Más allá de vertientes y especializaciones, el periodismo es uno solo, y por su naturaleza de empoderamiento ciudadano a partir de la información busca velar por los intereses de la ciudadanía, ser su mediador ante el Gobierno y hacerle contrapoder a éste en pro de la sociedad.

La estupidez parida de la incapacidad de los gobernantes de turno, amén de las cadenas de errores de sus políticas que en principio buscan distribuir “a cada cual según sus necesidades”, ha sido la causa de la hecatombe que hunde Venezuela en el mayor retroceso de su historia contemporánea.

 |  Jueves, 28 Abril 2016 00:00

El 2 de enero de 1814, Bolívar se dirige a la Asamblea celebrada en Caracas, y en su discurso define la doctrina civilista que conservará toda su vida: “No es el despotismo militar el que puede hacer la felicidad de un pueblo (…) Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria.

“Demasiados héroes”, como diría la escritora Laura Restrepo, dibujan el escudo patrio de Venezuela: un país que, gobernado a punta de cachuchas y cachuchazos, ha creado en el imaginario colectivo la idea de eficiencia en manos cuartelarias, menospreciando así la labor de los civiles como verdaderos constructores de la civilidad y la democracia.



Página 7 de 22

Los docentes esperan, entre otros puntos, iniciar la discusión del contrato colectivo e incluir a los jubilados como beneficiarios...

Verdadera autonomía, autogestión y elecciones de autoridades son los tres puntos principales del acuerdo de diputados estudiantile...

Representantes de niños que reciben clases en la EBN Vista al Sol protestaron para denunciar 17 robos desde diciembre de 2016, en ...

Tras los consecuentes robos a mano armada dentro de las sedes de la universidad en todo el estado Bolívar, Puerto Ordaz fue selecc...

Reconocido mundialmente como el estadounidense que logró dar con el primer y único premio Pulitzer otorgado a un crítico de cine...